El pa­pa per­mi­te an­ti­con­cep­ti­vos como mal me­nor don­de hay zika

Francisco so­bre Juan Pa­blo II: «No hay na­da ma­lo en te­ner una ami­ga»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - DARÍO ME­NOR

El pa­pa Francisco abor­dó ayer dos es­pi­no­sos asun­tos en el vue­lo de vuel­ta a Ro­ma des­de Mé­xi­co: el pe­li­gro pa­ra el fe­to en ca­so de que la ma­dre con­trai­ga el virus zika y la amistad que tu­vo a lo lar­go de su vi­da el di­fun­to pa­pa y san­to Juan Pa­blo II (19782005) con una fi­ló­so­fa. En la ha­bi­tual rue­da de pren­sa con los pe­rio­dis­tas que via­ja­ron en el avión pa­pal a Mé­xi­co, Jor­ge Ma­rio Ber­go­glio fue in­qui­ri­do so­bre la po­si­ción de la Iglesia an­te las re­co­men­da­cio­nes de las au­to­ri­da­des de va­rios paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos de abor­tar o evi­tar el em­ba­ra­zo «como mal me­nor» an­te el ries­go de mal­for­ma­cio­nes del fe­to en ca­so de que la ges­tan­te se con­ta­gie con el virus zika. El pa­pa mar­có las di­fe­ren­cias exis­ten­tes en­tre am­bas op­cio­nes y pi­dió «no con­fun­dir el mal de evi­tar el em­ba­ra­zo, por sí so­lo, con el abor­to». «El abor­to no es un mal me­nor: es un cri­men. Es echar fue­ra a uno pa­ra sal­var a otro. Es lo que ha­ce la ma­fia», zan­jó. Sin em­bar­go, el pon­tí­fi­ce no ce­rró la puer­ta a la po­si­bi­li­dad de evi­tar los em­ba­ra­zos con el uso de con­tra­cep­ti­vos. De he­cho, re­cor­dó que el pa­pa Pa­blo VI , du­ran­te la gue­rra en el Con­go Belga, hoy Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Con­go, «per­mi­tió a las mon­jas usar an­ti­con­cep­ti­vos an­te la po­si­bi­li­dad de que fue­ran vio­la­das» por los miem­bros de las gue­rri­llas en­fren­ta­das. Y aña­dió: «Evi­tar el em­ba­ra­zo no es un mal ab­so­lu­to, pues en cier­tos ca­sos, tan­to como en es­te —en re­fe­ren­cia al ries­go de mal­for­ma­cio­nes del fe­to cau­sa­das por el virus zika—, como en el que he nom­bra­do de Pa­blo VI, era cla­ro».

Res­pec­to a la re­cien­te pu­bli­ca­ción de las car­tas en­tre el pa­pa Ka­rol Wojty­la y su ami­ga An- na-Te­re­sa Ty­mie­niec­ka, Francisco ex­pli­có: «Yo co­no­cía esa re­la­ción de amistad del pa­pa san Juan Pa­blo II y es­ta fi­ló­so­fa cuan­do es­ta­ba en Bue­nos Ai­res. Era una co­sa que se sa­bía in­clu­so en sus li­bros. Juan Pa­blo II era un hom­bre in­quie­to». Pa­ra Jor­ge Ma­rio Ber­go­glio, «no hay na­da ma­lo en te­ner una ami­ga» con la que ha­blar de vez en cuan­do; de he­cho, con­fe­só que siem­pre pi­de opi­nión a las mu­je­res. Francisco elo­gió que ellas «mi­ren las co­sas de otro mo­do» y di­jo que «una amistad con una mu­jer no es pe­ca­do». Otra co­sa, pun­tua­li­zó, es «una re­la­ción amo­ro­sa con una mu­jer que no sea tu mu­jer, eso es pe­ca­do».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.