La in­ves­ti­du­ra de Sán­chez, en ma­nos de los in­de­pen­den­tis­tas

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo -

Pa­blo Igle­sias y Mó­ni­ca Ol­tra, lí­der de Com­pro­mís, ase­gu­ra­ron ayer que, aunque ellos son de le­tras, con­si­de­ran que un pac­to de le­gis­la­tu­ra en­tre PSOE y Ciu­da­da­nos es «im­po­si­ble» por­que no tie­nen vo­tos su­fi­cien­tes. Su reflexión ig­no­ra, sin em­bar­go, que tam­po­co es po­si­ble un pac­to de in­ves­ti­du­ra en­tre el PSOE, Po­de­mos, IU, Com­pro­mís e in­clu­so el PNV, por­que los números tam­po­co dan pa­ra su­pe­rar los 163 vo­tos en con­tra de PP y Ciu­da­da­nos. Por tan­to, cual­quier po­si­bi­li­dad de que se for­me un Go­bierno sin con­tar con los de Ra­joy o los de Al­bert Ri­ve­ra pa­sa por una ne­go­cia­ción con los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes de ERC y DiL pa­ra con­se­guir su apo­yo a la in­ves­ti­du­ra o al me­nos la abs­ten­ción.

La si­tua­ción que se plan­tea en el nue­vo es­ce­na­rio es la de cua­tro par­ti­dos de iz­quier­da ne­go­cian­do un acuer­do sin con­tar con los úni­cos que tie­nen en su ma- no que esa in­ves­ti­du­ra sal­ga ade­lan­te, y que no son otros que los in­de­pen­den­tis­tas. La co­yun­tu­ra se com­pli­ca to­da­vía más por el he­cho de que el co­mi­té fe­de­ral del PSOE de­jó cla­ro a Pe­dro Sán­chez que no pue­de ser pre­si­den­te con el apo­yo tá­ci­to o ex­plí­ci­to de ERC y DiL. Y el pro­pio Sán­chez ha afir­ma­do que ni tra­ba­ja pa­ra bus­car su apo­yo o su abs­ten­ción, ni bus­ca esa so­lu­ción. Esa po­si­ción im­pli­ca­ría que Sán­chez pre­ten­de al­go que tan­to Igle­sias como Al­bert Ri­ve­ra ya se han ocu­pa­do de de­cir­le que es im­po­si­ble: que el acuer­do su­me a Ciu­da­da­nos y Po­de­mos, de ma­ne­ra que, o bien Ciu­da­da- nos se abs­ten­ga pa­ra fa­ci­li­tar un Go­bierno de iz­quier­da, o que sea Po­de­mos el que se abs­ten­ga pa­ra que el PSOE for­mar un Eje­cu­ti­vo con Ciu­da­da­nos. Y, da­do que el PP tam­bién ha ade­lan­ta­do que nun­ca fa­ci­li­ta­rá la in­ves­ti­du­ra de Sán­chez, ni si­quie­ra con la abs­ten­ción, la si­tua­ción es cla­ra: la úni­ca po­si­bi­li­dad que tie­ne Sán­chez de go­ber­nar pa­sa por­que los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes se lo per­mi­tan. Quie­ra o no.

Pa­blo Igle­sias pa­re­ce ple­na­men­te cons­cien­te de esa pre­mi­sa. Y ayer pu­so en un se­rio com­pro­mi­so al lí­der del PSOE al pro­po­ner un «re­par­to de pa­pe­les» en­tre él y Sán­chez, me­dian­te el cual se­ría él quien se ocu­pe de pac­tar con los in­de­pen­den­tis­tas pa­ra que se aven­gan a fa­ci­li­tar la in­ves­ti­du­ra del lí­der socialista, y Sán­chez se en­car­gue so­lo de pac­tar con los gru­pos de iz­quier­da. Una ma­nio­bra con la que se pre­ten­de­ría sos­la­yar la ne­ga­ti­va del PSOE a acep­tar cual­quier ti­po de acuer­do con el in­de­pen­den­tis­mo y a sen­tar­se a ne­go­ciar con quie­nes plan­tean el re­fe­ren­do de au­to­de­ter­mi­na­ción. Pe­ro que, en los tér­mi­nos ex­plí­ci­tos plan­tea­dos ayer por el lí­der de Po­de­mos se­ría de im­po­si­ble acep­ta­ción por di­ri­gen­tes so­cia­lis­tas como Su­sa­na Díaz. La si­tua­ción, por tan­to, apun­ta a nue­vas elec­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.