Som­bras chi­nas

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - Tino No­voa

Las ne­go­cia­cio­nes po­lí­ti­cas se han con­ver­ti­do en un jue­go en el que cues­ta dis­cer­nir la reali­dad de las som­bras. Ra­joy fue el pri­me­ro que nos hi­zo creer que in­ten­ta­ría la in­ves­ti­du­ra pa­ra aca­bar dan­do plan­tón, al rey y a los es­pa­ño­les. Sán­chez e Igle­sias fue­ron los si­guien­tes pro­ta­go­nis­tas de una re­pre­sen­ta­ción en la que ca­da ges­to apa­ren­te­men­te ne­go­cia­dor ha si­do en reali­dad un pa­so en sen­ti­do con­tra­rio. En la eta­pa que más se ha­bla de trans­pa­ren­cia, y con los lí­de­res que más pro­me­ten luz y ta­quí­gra­fos, es en cam­bio el mo­men­to en el que me­nos se co­no­ce la ver­dad de las co­sas. Por­que ca­da pro­pues­ta es un ca­ra­me­lo en­ve­ne­na­do. Un se­ñue­lo que es­con­de las ver­da­de­ras in­ten­cio­nes, dar­le un bo­ca­do al es­pa­cio elec­to­ral del otro con vis­tas a la po­si­bi­li­dad de que ha­ya nue­vas elec­cio­nes en ju­nio. Y es que ca­da pa­so pa­re­ce más en­ca­mi­na­do a eso que a for­mar Go­bierno. Igle­sias, con una ac­ti­tud pro­vo­ca­ti­va, plan­tean­do pro­pues­tas que sa­be inasu­mi­bles por los so­cia­lis­tas. Sán­chez, ma­rean­do la per­diz con un pac­to im­pro­ba­ble pa­ra man­te­ner­se el má­xi­mo tiem­po po­si­ble ba­jo los fo­cos in­for­ma­ti­vos. De he­cho, ha ga­na­do más ca­pi­tal po­lí­ti­co en dos se­ma­nas que en año y me­dio de man­da­to en el par­ti­do. Lo que se­pa­ra a PSOE y Po­de­mos no es el pro­gra­ma, sino los prin­ci­pios, la cul­tu­ra, la es­tra­te­gia y los ob­je­ti­vos po­lí­ti­cos. Y en es­te tea­tro de som­bras chi­nes­cas, lo que pa­re­ce una ne­go­cia­ción es en reali­dad un due­lo. Pe­ro un due­lo en el que la víc­ti­ma pue­de ser la po­lí­ti­ca vis­ta como bús­que­da del bien co­mún.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.