El que no co­rre, vue­la

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Ha­ce unos días, me sor­pren­dió leer en la pren­sa que, fru­to de una con­fu­sión, un mi­sil es­ta­dou­ni­den­se fue ex­tra­via­do du­ran­te el trans­por­te ae­ro­por­tua­rio, aca­ban­do su re­co­rri­do en tie­rras cu­ba­nas, don­de fue de­tec­ta­do en una ins­pec­ción y cus­to­dia­do en la is­la du­ran­te un pe­río­do su­pe­rior a un año, sien­do de­vuel­to re­cien­te­men­te al país pro­pie­ta­rio del ar­te­fac­to. El jue­ves por la ma­ña­na es­cu­ché en la ra­dio un frag­men­to de la de­cla­ra­ción efec­tua­da en se­de ju­di­cial por una per­so­na a la que, du­ran­te un re­gis­tro po­li­cial rea­li­za­do en su do­mi­ci­lio con mo­ti­vo de las in­ves­ti­ga­cio­nes lle­va­das a ca­bo en torno a la tra­ma de corrupción Pú­ni­ca, le fue des­cu­bier­to un ma­le­tín con un mi­llón de eu­ros en efec­ti­vo de­po­si­ta­do en un al­ti­llo del dor­mi­to­rio. Y me que­dé de pie­dra con la jus­ti­fi­ca­ción ex­pues­ta: «Es po­si­ble que fue­ra de­ja­do allí por al­guno de los múl­ti­ples tra­ba­ja­do­res que pa­sa­ron por la vi­vien­da». Es de­cir, el di­ne­ro lo pu­do de­jar un fon­ta­ne­ro, un al­ba­ñil, un pin­tor o un car­pin­te­ro. ¡Me­nu­do des­pis­te! Ol­vi­dar las pro­pi­nas del día en cual­quier si­tio. Se­ño­res, uno de­be es­tar más aten­to, que des­pués vie­nen los pro­ble­mas. ALE­JAN­DRO PRIE­TO ORVIZ. ha­cer­lo to­man­do no­ta de las ap­ti­tu­des y ac­ti­tu­des de ca­da for­ma­ción y, en las más inevi­ta­bles que desea­bles pró­xi­mas elec­cio­nes, ele­gir a los más efi­ca­ces y me­nos malos, aunque pa­ra ello de­be­rán de­mos­trar con ac­tua­cio­nes evi­den­tes un fir­me pro­pó­si­to de en­mien­da. MA­NUEL LANDEI- Ga­li­cia: se com­pa­ra­mos os da­tos das pi­rá­mi­des de po­boa­ción en­tre os anos 1991 e 2015, o tra­mo de po­boa­ción de per­soas maio­res de 85 anos é maior que o de me­no­res de 4. Es­ta si­tua­ción é con­se­cuen­cia dun ín­di­ce de na­ta­li­da­de en torno ao 7,94 % e un ín­di­ce de mor­ta­li­da­de pró­xi­mo ao 10,93 %, o que pro­vo­cou un­ha in­ver­sión da pi­rá­mi­de po­boa­cio­nal.

Se pre­ten­de­mos ana­li­zar as cau­sas dese bai­xo ín­di­ce de na­ta­li­da­de, abar­can un abano moi di­ver­so, den­de eco­nó­mi­cas a cam­bios de men­ta­li­da­de, pa­san­do por un­ha inexis­ten­te po­lí­ti­ca de axu­das por par­te da Xun­ta, Go­berno

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.