Em­ma Wat­son cam­bia el ci­ne por el fe­mi­nis­mo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad -

La ac­triz bri­tá­ni­ca Em­ma Wat­son se re­ti­ra­rá del ci­ne du­ran­te un año pa­ra cen­trar­se en el mo­vi­mien­to fe­mi­nis­ta, se­gún de­cla­ró ayer en Pa­per Ma­ga­zi­ne. «Me to­ma­ré un año sin ac­tuar pa­ra cen­trar­me en dos co­sas: mi desa­rro­llo per­so­nal es una de ellas», ase­gu­ró Wat­son.

La ac­triz, que tam­bién es em­ba­ja­do­ra de bue­na vo­lun­tad de ONU Mu­je­res, se in­vo­lu­cró re­cien­te­men­te en cam­pa­ñas como He­Fo­rShe, que bus­ca su­mar el com­pro­mi­so de los hom­bres pa­ra aca­bar con la de­sigual­dad de gé­ne­ro an­tes del 2030. Da­vi Del­fin fue el en­car­ga­do de abrir ayer el ca­len­da­rio ofi­cial de Mer­ce­des Benz Fas­hion Week Ma­drid con las bu­fan­das de es­té­ti­ca fut­bo­le­ra como eje de la co­lec­ción, tan­to in­te­gra­das en las pren­das como dán­do­les for­ma. Le­jos del fa­na­tis­mo que se su­po­ne que re­pre­sen­tan, el ma­la­gue­ño in­ten­ta tras­la­dar la pa­sión y el or­gu­llo por la mo­da es­pa­ño­la. Pa­ra dar for­ma a su pro­pues­ta pa­ra el oto­ño/in­vierno 2016/2017, Da­vid del­fi­ni­za el es­cu­do de Es­pa­ña, uti­li­za fle­cos, cre­ma­lle­ras y en­fa­ti­za las re­fe­ren­cias a Bo­wie. Des­ta­can los Le­vi’s 501 cus­to­mi­za­dos con del­fi­nes bor­da­dos que sa­ca­ba ayer a la venta en su tien­da on­li­ne des­de 50 eu­ros. Un pun­to a su fa­vor.

El mo­dis­ta Juanjo Oli­va su­pe­ró la fa­se de Elogy y pu­do re­go­dear­se en una co­lec­ción de fies­ta ex­clu­si­va pa­ra El Cor­te In­glés, con la pe­le­te­ría como no­ve­dad de una pro­pues­ta cos­mo­po­li­ta y so­fis­ti­ca­da que mez­cla print ru­so con te­las az­te­cas y ja­po­ne­sas y co­lo­res chi­nos. Las si­lue­tas de los años 40 y 70 jue­gan con di­fe­ren­tes vo­lú­me­nes pa­ra di­bu­jar a una mu­jer eu­ro­pea de to­que orien­tal, con el fa­jín y los fle­cos como pro­ta­go­nis­tas de ves­ti­dos de in­vierno y pan­ta­lo­nes con cin­tu­ra al­ta. Juanjo se sol­tó y en­can­tó.

Y a po­cos les gus­ta tan­to una fies­ta como a Han­ni­bal La­gu­na. El mo­dis­ta se de­jó lle­var por de­ta­lles de la ma­dri­le­ña mi­lla de oro pa­ra con­fec­cio­nar una co­lec­ción en ne­gro y oro. De las al­da­bas de un pór­ti­co al sue­lo hi­dráu­li­co del ba­rrio o unas re­jas de La­gas­ca. A di­fe­ren­cia de lo que es ha­bi­tual, so­lo sa­có a la pa­sa­re­la un pa­la­bra de ho­nor, el res­to de es­co­tes fue­ron ce­rra­dos.

Tam­bién en su lí­nea es­tu­vo Du­yos. De­li­ca­dos bro­ca­dos, mu­se­li­nas con len­te­jue­las, pe­dre­ría y plu­me­ti dan vi­da a una lí­nea que se re­crea en las his­to­ria del vino, que na­rra a tra­vés de dos cuen­tos: Ca­pe­ru­ci­ta ro­ja pa­ra la par­te ba­ña­da en rojo y El lobo y la lu­na pa­ra la rosa, que ele­va los vo­lú­me­nes gra­cias al lu­rex. Pa­ra la no­che, mos­tró en­ca­jes con or­gan­zas, pe­dre­rías con se­da y la­zos en con­tras­te con la pa­ta de ga­llo y el pa­ño con to­ques de los 70 pa­ra el día.

Pa­ra clá­si­cos, Ángel Schles­ser, que siem­pre con­si­gue un pun­to de in­fle­xión que gus­ta a sus fie­les. El mo­dis­ta apos­tó por la unión de sen­sua­li­dad y co­mo­di­dad me­dian­te si­lue­tas hol­ga­das si­mi­la­res a la ro­pa de es­tar en ca­sa y a pren­das de­por­ti­vas de ins­pi­ra­ción mi­li­tar. Los abri­gos, a mo­do de ba­tín, se alar­gan so­bre ca­mi­sas de po­pe­lín, ves­ti­dos len­ce­ros y pi­ja­mas en cre­pe, con el pan­ta­lón am­plio y lar­go. Co­lo­res como el ver­de agua, el ca­qui y el rojo se in­cor­po­ran pa­ra ani­mar una pa­le­ta de bá­si­cos in­ver­na­les. De no­che, ves­ti­dos lar­gos de lí­neas de­pu­ra­das, hom­bros des­cu­bier­tos, len­te­jue­las, de­ta­lles de en­ca­je y mu­chas trans­pa­ren­cias.

Una pe­na que el ho­me­na­je de Mon­te­si­nos a los gran­des crea­do­res es­pa­ño­les hi­cie­se que la jornada aca­ba­se con un sa­bor agri­dul­ce. Uti­li­zó la pa­le­ta de co­lo­res neu­tros pa­ra ba­ñar su eterno pun­to a mano pa­ra ves­ti­dos cor­tos y lar­gos, abri­gos e in­clu­so pan­ta­lo­nes. Las trans­pa­ren­cias lle­gan a tra­vés de en­ca­jes y tu­les, con ori­gi­na­les apli­ca­cio­nes de me­tal y piel, aunque sin de­jar de la­do pa­ños, la­nas y se­das con es­tam­pa­ción de re­li­quias de la ico­no­gra­fía ca­tó­li­ca, con el bur­deos de fon­do y el oro como marco. Pa­ra el va­len­ciano me­nos no es más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.