Dos com­pa­ñías de trans­por­te ga­lle­gas co­bra­rán ya 165.000 eu­ros por el cén­ti­mo sa­ni­ta­rio

Frei­re y Mu­ñiz se­rán de las pri­me­ras en ser in­dem­ni­za­das

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - F. F.

El Go­bierno sa­bía que el cén­ti­mo sa­ni­ta­rio con­tra­ve­nía la di­rec­ti­va co­mu­ni­ta­ria, pe­ro aún así si­guió ade­lan­te y lo re­cau­dó du­ran­te diez años, del 2002 al 2012. Por eso, las em­pre­sas de trans­por­te que pa­ga­ron el tri­bu­to de­ben ser in­dem­ni­za­das por los da­ños y per­jui­cios que les oca­sio­nó el pa­go de un tri­bu­to ile­gal. Es la prin­ci­pal con­clu­sión de las pri­me­ras sen­ten­cias emi­ti­das an­te­ayer por el Tri­bu­nal Su­pre­mo so­bre la re­cla­ma­ción pa­ra la de­vo­lu­ción de las can­ti­da­des co­bra­das in­de­bi­da­men­te in­clu­so du­ran­te los ejer­ci­cios ya pres­cri­tos (20022009). El Su­pre­mo re­ci­bió 4.000 re­cur­sos en ese sen­ti­do, pe­ro ha re­suel­to ocho que sen­ta­rán ju­ris­pru­den­cia pa­ra los de­más.

Dos de ellos be­ne­fi­cian a las com­pa­ñías ga­lle­gas Frei­re S.L. (de Lu­go) y Trans­por­tes Mu­ñiz (de San­tia­go), que re­ci­bi­rán 165.800 eu­ros (73.000 una y 92.800 la otra) en in­dem­ni­za­cio­nes, in­for­mó el Su­pre­mo. Apar­te co­bra­rán los in­tere­ses, pe­ro des­de que tra­mi­ta­ron la de­man­da y no de to­do el pe­río­do re­cla­ma­do. La res­ti­tu­ción pa­tri­mo­nial pa­ra el re­cla­man­te se­rá así in­su­fi­cien­te, en opi­nión del abo­ga­do Car­los del Pino, so­cio de Pin & Del Pino Abo­ga­dos.

El le­tra­do Miguel Caa­ma­ño, que, como Del Pino, pre­sen­tó en el Su­pre­mo va­rias re­cla­ma­cio­nes por el cén­ti­mo sa­ni­ta­rio de las que es­tán pen­dien­tes, con­si­de­ra que no de­vol­ver los in­tere­ses de to­do el pe­río­do li­qui­da­do es fru­to de un error de la de­fen­sa.

Un tri­bu­to sin fi­na­li­dad ex­pre­sa

El al­to tri­bu­nal obli­ga a la Agen­cia Tri­bu­ta­ria a in­dem­ni­zar a las com­pa­ñías por­que la vio­la­ción del de­re­cho co­mu­ni­ta­rio es cla­ro por par­te del Go­bierno es­pa­ñol. Por­que, acla­ran los pri­me­ros fa­llos (son igua­les), el im­pues­to se ins­tau­ró en el 2002 sin una fi­na­li­dad es­pe­cí­fi­ca, al­go que ya se sa­bía que con­tra­ve­nía la nor­ma­ti­va eu­ro­pea. El Eje­cu­ti­vo ale­gó en­ton­ces que la re­cau­da­ción era pa­ra fi­nan­ciar la sa­ni­dad y el me­dio am­bien­te de las co­mu­ni­da­des. Pe­ro, en reali­dad, se creó pa­ra fi­nan­ciar las nue­vas trans­fe­ren­cias asu­mi­das por las au­to­no­mías en esas ma­te­rias del Es­ta­do. Ade­más, las au­to­ri­da­des co- mu­ni­ta­rias emi­tie­ron co­mu­ni­ca­cio­nes «in­sis­ten­tes» ad­vir­tien­do de esa ile­ga­li­dad.

Fi­nal­men­te, el Go­bierno anu­ló ese tri­bu­to y creó otro en el 2013, tam­bién co­no­ci­do como cén­ti­mo sa­ni­ta­rio, pe­ro in­te­gra­do en el im­pues­to es­pe­cial de hi­dro­car­bu­ros. Es de­cir, lo le­ga­li­zó. Pe­se a es­to, no se ha li­bra­do de los fan­tas­mas del pa­sa­do y el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Eu­ro­pea de­cla­ró en el 2014 de­fi­ni­ti­va­men­te ilí­ci­to el pri­mer cén­ti­mo sa­ni­ta­rio. A par­tir de ahí le llo­vie­ron las re­cla­ma­cio­nes de de­vo­lu­ción al Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, fun­da­men­tal­men­te de au­tó­no­mos y em­pre­sas del trans­por­te, pues ha­bía que pre­sen­tar fac­tu­ras de­ta­lla­das pa­ra op­tar al re­in­te­gro. El de­par­ta­men­to de Mon­to­ro so­lo se avino a de­vol­ver lo co­bra­do in­de­bi­da­men­te a par­tir del 2010, pues lo an­te­rior, ale­gó, ha­bía pres­cri­to. En to­tal, ha des­em­bol­sa­do 2.000 mi­llo­nes por esa vía vo­lun­ta­ria.

Por la obli­ga­to­ria —a raíz de la sen­ten­cia del Su­pre­mo— es­ti­ma que de­vol­ve­rá otros 1.000 mi­llo­nes. En to­tal, 3.000 de los 13.000 mi­llo­nes que se re­cau­da­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.