En Ou­ren­se hay una de­nun­cia dia­ria a con­duc­to­res que dan po­si­ti­vo por dro­gas

En po­co más de mes y me­dio la Guar­dia Ci­vil de­nun­ció a un to­tal de 48 per­so­nas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - P.SEOANE

Dos in­ter­ven­cio­nes de la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co en Ou­ren­se han reavi­va­do las alarmas es­ta mis­ma semana. Y co­rro­bo­ra­do que ca­da vez es más fre­cuen­te la aso­cia­ción en­tre con­duc­ción y con­su­mo de sus­tan­cias es­tu­pe­fa­cien­tes. Sin de­jar de ser lla­ma­ti­vos los epi­so­dios que se han re­gis­tra­do en la ca­rre­te­ra de Lu­go y en la A-52 a su pa­so por Alla­riz, en am­bos ca­sos aso­cia­dos a al­tas ve­lo­ci­da­des, lo que evi­den­cian es­tas dos in­ter­ven­cio­nes es que «te­ne­mos un problema muy se­rio con las dro­gas», como lle­va di­cien­do el Je­fe Pro­vin­cial de Trá­fi­co des­de que se em­pe­za­ron a in­ten­si­fi­car es­tos con­tro­les. Da­vid Llo­ren­te, el re­pre­sen­tan­te en Ou­ren­se de la DGT, mi­ra in­clu­so más allá del gra­ve im­pac­to que re­pre­sen­ta pa­ra la se­gu­ri­dad en la cir­cu­la­ción y abre in­te­rro­gan­tes so­bre el gra­do de acep­ta­ción que las sus­tan­cias es­tu­pe­fa­cien­tes tie­nen en la so­cie­dad. El con­su­mo, huel­ga de­cir, no se li­mi­ta a con­duc­to­res. Y si el por­cen­ta­je de prue­bas que dan po­si­ti­vo en­tre es­te co­lec­ti­vo es tan al­to, en otros ám­bi­tos es muy pro­ba­ble que se al­can­za­ran ta­sas si­mi­la­res, se­gún su­gie­re.

Ya lo apun­ta­ba en no­viem­bre del 2014 el teniente Nor­ber­to Gon­zá­lez Tri­go, de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de la Guar­dia Ci­vil de Ou­ren­se, cuan­do ad­ver­tía en un es­tu­dio la «es­pe­cial preo­cu­pa­ción» que ge­ne­ra­ban los da­tos que en­ton­ces aflo­ra­ban. «Los re­sul­ta­dos di­cen que los es­tu­pe­fa­cien­tes es­tán en la so­cie­dad», cons­ta­ta, a la luz de los da­tos.

En el ca­so del trá­fi­co en la pro­vin­cia de Ou­ren­se, en lo que va de año y con ci­fras de es­ta mis­ma semana, son 48 los con­duc­to­res que han si­do de­nun­cia­dos por sen­dos po­si­ti­vos a los test de dro­gas a los que fue­ron so­me­ti- dos. Se tra­ta en todos los ca­sos de san­cio­nes de ca­rác­ter ad­mi­nis­tra­ti­vo. Se cas­ti­gan es­tas si­tua­cio­nes con 1.000 eu­ros de mul­ta y la pér­di­da de seis pun­tos en el per­mi­so de con­duc­ción, lo cual su­po­ne que en las cuen­tas de la DGT han des­apa­re­ci­do 288 en po­co más de me­dio y me­dio.

Seis­cien­tos pun­tos por al­cohol

La ci­fra es só­li­da en sí mis­ma, pe­ro lo es más si se com­pa­ra con los efec­tos de los con­tro­les de al­coho­le­mia, mu­chas más, e in­dis­cri­mi­na­das cuan­do se tra­ta de ac­cio­nes pre­ven­ti­vas. En es­te mis­mo pe­río­do, el nú­me­ro de pun­tos per­di­dos por los con­duc­to­res de­nun­cia­dos en las ca­rre­te­ra de la pro­vin­cia, como con­se­cuen­cia de po­si­ti­vos en al­cohol, han si­do 598, prác­ti­ca­men­te el do­ble. Pe­ro con más prue­bas.

A mo­do de re­fe­ren­cia, en la pa­sa­da cam­pa­ña es­pe­cial de con­tro­les pre­ven­ti­vos con mo­ti­vo de las fies­tas del en­troi­do se hi­cie­ron en Ou­ren­se 2.576 prue­bas de al- coho­le­mia que de­ja­ron 83 po­si­ti­vos, mien­tras que los con­duc­to­res so­me­ti­dos al test de dro­gas fue­ron 51, aunque vein­ti­dós de ellos die­ron re­sul­ta­do po­si­ti­vo.

En el ca­so de los re­sul­ta­dos de los eti­ló­me­tros, son con­ta­dos los de con­duc­to­res que op­tan por el análisis de san­gre en un cen­tro hos­pi­ta­la­rio pa­ra con­tras­tar los da­tos. En dro­gas, sin em­bar­go, no bas­ta el re­sul­ta­do del apa­ra­to mó­vil que se uti­li­za en la ca­rre­te­ra, sino que en todos ellos se ha­ce un análisis de la­bo­ra­to­rio pa­ra con­fir­mar o des­men­tir la pre­sen­cia de es­tu­pe­fa­cien­tes en el or­ga­nis­mo del con­duc­tor. Con da­tos del año 2015, en la Je­fa­tu­ra de Trá­fi­co de Ou­ren­se re­sal­tan que so­lo en tres si­tua­cio­nes con­cre­tas —so­bre más del mi­llar de ex­pe­dien­tes acu­mu­la­do has­ta en­ton­ces— se co­rri­gió el re­sul­ta­do fi­nal como con­se­cuen­cia de ese análisis más mi­nu­cio­so, al de­ter­mi­nar­se que el ori­gen de aquel po­si­ti­vo es­ta­ba en al­gún me­di­ca­men­to.

MIGUEL VI­LLAR

Los con­tro­les de al­coho­le­mia se ha­ce de for­ma in­dis­cri­mi­na­da; los de dro­gas son se­lec­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.