LÍ­NEAS

Po­cas co­ne­xio­nes en­tre Ga­li­cia y Por­tu­gal

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

Es como un Ma­drid-Bar­ce­lo­na a la por­tu­gue­sa. Pe­ro con Vi­go en el ojo del hu­ra­cán. El al­cal­de de Opor­to, el in­de­pen­dien­te Rui Mo­rei­ra, es­tá dis­pues­to a lle­gar has­ta don­de ha­ga fal­ta con sus pa­la­bras pa­ra re­cu­pe­rar los vue­los su­pri­mi­dos por la com­pa­ñía aérea TAP des­de el ae­ro­puer­to de Sá Car­nei­ro. To­do co­men­zó a fi­na­les de enero cuan­do la re­cién pri­va­ti­za­da ae­ro­lí­nea anun­ció la pues­ta en mar­cha en mar­zo, al mó­di­co pre­cio de cin­cuen­ta eu­ros por tra­yec­to, del puen­te aé­reo en­tre Opor­to y Lis­boa. La TAP con­fir­mó tam­bién la su­pre­sión de va­rios vue­los a ca­pi­ta­les eu­ro­peas des­de Sá Car­nei­ro y anun­ció una nue­va lí­nea dia­ria a «pre­cios com­pe­ti­ti­vos» en­tre Vi­go y Lis­boa. La pri­me­ra reac­ción de Rui Mo­rei­ra fue la de cri­ti­car en el pleno mu­ni­ci­pal la de­ci­sión de la TAP «en la que el nor­te vuel­ve a que­dar en una se­gun­do plano a fa­vor de Lis­boa». Aña­dió que «la de­ci­sión de avan­zar con la lí­nea Vi­go-Lis­boa es dra­má­ti­ca pa­ra Opor­to por la can­ti­dad de ga­lle­gos que es­co­gen dia­ria­men­te nues­tro ae­ro­puer­to pa­ra sus via­jes con­ti­nen­ta­les e in­ter­con­ti­nen­ta­les».

Tras va­rias crí­ti­cas más de Rui Mo­rei­ra a Vi­go y a su ae­ro­puer­to, por ser es­co­gi­da por la TAP pa­ra su nue­va lí­nea a Lis­boa, la reac­ción del re­gi­dor de Vi­go, Abel Ca­ba­lle­ro, se mos­tró dis­pues­to a de­nun­ciar en Bru­se­las las ame­na­zas del re­gi­dor por­tuen­se pa­ra de­fen­der los in­tere­ses de Vi­go. La gue­rra en­tre am- bos no ha pa­ra­do des­de en­ton­ces. Pa­ra­le­la­men­te, el al­cal­de de Opor­to ha con­se­gui­do su ob­je­ti­vo de lle­var el asun­to de la TAP y los vue­los su­pri­mi­dos des­de Opor­to, a fa­vor de Lis­boa, a los prin­ci­pa­les me­dios de co­mu­ni­ca­ción lu­sos que si­guen des­ta­can­do la no­ti­cia. Mien­tras se su­ce­den las en­tre­vis­tas y los de­ba­tes ra­dio­fó­ni­cos y te­le­vi­si­vos so­bre es­te te­ma.

Ata­ques di­rec­tos

Aunque la lí­nea ro­ja en la ba­ta­lla ver­bal de Mo­rei­ra ha­cia Ca­ba­lle­ro pa­re­ce ha­ber­se su­pe­ra­do con las úl­ti­mas de­cla­ra­cio­nes del má­xi­mo man­da­ta­rio mu­ni­ci­pal por­tuen­se a la re­vis­ta Vi­são. En ellas Rui Mo­rei­ra no du­da en de­fi­nir a Vi­go como «la sal­chi­cha fres­ca de una fran­ce­sin­ha, un pla­to tí­pi­co de Opor­to». Aña­dien­do «pre­gun­to a la TAP si ofre­ce tam­bién com­pa­ñía en los pre­cios pro­mo­cio­na­les des­de Vi­go». El re­gi­dor de Opor­to di­ri­gía un nue­vo torpe­do ver­bal a la com­pa­ñía aérea y cri­ti­ca­ba su pa­que­te de­no­mi­na­do Bue­nos días, en el que ade­más de ofre­cer un pre­cio pro­mo­cio­nal En me­dio de to­da es­ta po­lé­mi­ca que afec­ta a los al­cal­des de las dos prin­ci­pa­les ciu­da­des de la eu­ro­re­gión Ga­li­cia-Nor­te de Por­tu­gal, y que tan ex­ce­len­tes re­la­cio­nes te­nían has­ta ha­ce tres se­ma­nas, si­gue pen­dien­te de re­so­lu­ción, por par­te de las au­to­ri­da­des de los dos paí­ses, au­men­tar las co­ne­xio­nes aé­reas en­tre los pri­me­ros me­ses en la lí­nea Vi­go-Lis­boa, pon­drá a dis­po­si­ción de los clien­tes una no­che de ho­tel, con desa­yuno y trans­por­te ae­ro­puer­to-ho­tel in­clui­do. La res­pues­ta da­da por la ae­ro­lí­nea, cu­yo 50% ha si­do com­pra­da por el con­sor­cio del bra­si­le­ño Da­vid Nee­le­man, y el por­tu­gués Hum­ber­to Pe­dro­sa, es que «la TAP ya trans­por­ta­ba anual­men­te des­de Vi­go a Opor­to a 45.000 ga­lle­gos».

Con to­do es­te rui­do Mo­rei­ra ha con­se­gui­do pro­ta­go­nis­mo me­diá­ti­co y que el te­ma fue­ra tra­ta­do en la úl­ti­ma reunión del Ei­xo Atlán­ti­co, cu­yo pre­si­den­te, el al­cal­de de Bra­ga, Ri­car­do Río, ha te­ni­do que in­ter­ve­nir pa­ra sua­vi­zar los áni­mos en­tre Mo­rei­ra y Ca­ba­lle­ro. La po­lé­mi­ca de los vue­los de la TAP fue tam­bién el te­ma es­tre­lla del en­cuen­tro de los al­cal­des de las áreas me­tro­po­li­ta­nas lu­sas. Ade­más, el al­cal­de de Opor­to fue re­ci­bi­do por pri­mer mi­nis­tro lu­so, el socialista An­to­nio Cos­ta, que le re­cor­dó que «aunque la TAP man­tie­ne un 50% de ca­pi­tal pú­bli­co, las de­ci­sio­nes las to­ma el con­sor­cio Nee­le­man-Pe­dro­sa». Lis­boa y los tres ae­ro­puer­tos ga­lle­gos. Has­ta hoy so­lo ope­ra en­tre Ga­li­cia y Por­tu­gal una lí­nea de la com­pa­ñía TAP A Co­ru­ña y Lis­boa, con po­ca fre­cuen­cia y pre­cios ele­va­dos, si los com­pa­ra­mos con los vi­gen­tes en­tre Lis­boa y las prin­ci­pa­les ciu­da­des es­pa­ño­las, e in­clu­so otros des­ti­nos europeos. La mi­nis­tra de Fo­men­to en fun­cio­nes, Ana Pas­tor, ca­li­fi­có de «ac­ti­tud sec­ta­ria y ab­so­lu­ta­men­te par­ti­dis­ta» la pro­pues­ta del PSOE y En Ma­rea de que el pleno de Pon­te­ve­dra de­cla­re «per­so­na non gra­ta» al pre­si­den­te del Go­bierno, Ma­riano Ra­joy, por la pró­rro­ga con­ce­di­da a Ence. La de­cla­ra­ción se pro­du­ci­rá du­ran­te el pleno del pró­xi­mo lu­nes.

Pas­tor ma­ni­fes­tó que Ma­riano Ra­joy es «una de las per­so­nas que más ha he­cho» por la ciu­dad de Pon­te­ve­dra y tam­bién por la pro­vin­cia, y re­pa­só al­gu­nos de los lo­gros que se han con­se­gui­do «gra­cias a él», como la lle­ga­da de la al­ta ve­lo­ci­dad, la reha­bi­li­ta­ción de par­te del pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co y ar­tís­ti­co, o la me­jo­ra en las in­fra­es­truc­tu­ras y las ca­rre­te­ras de la zo­na. «Siem­pre que ha te­ni­do y tie­ne res­pon­sa­bi­li­dad ha tra­ba­ja­do por es­ta tie­rra», re­mar­có la mi­nis­tra.

La mi­nis­tra pi­dió al PSOE y a su se­cre­ta­rio ge­ne­ral, Pe­dro Sán­chez, que «por fa­vor va­yan con la pro­pa­gan­da, el sec­ta­ris­mo y el po­pu­lis­mo a otro lu­gar, por­que en es­ta tie­rra eso no se lle­va y aquí nos co­no­ce­mos todos». Y re­co­men­dó a los so­cia­lis­tas que en lu­gar de pre­sen­tar es­tas pro­pues­ta «se de­di­quen a des­blo­quear la si­tua­ción que tie­ne pa­ra­do es­te país» y que «no dis­trai­gan la aten­ción de lo im­por­tan­te, que es preo­cu­par­se por la gen­te». Ade­más, ins­tó a los gru­pos po­lí­ti­cos pro­mo­to­res de la ini­cia­ti­va que «pien­sen en qué apo­yo han te­ni­do en las ur­nas» en Pon­te­ve­dra ya que «a lo me­jor se­ría una bue­na mues­tra de hu­mil­dad que res­pe­ten a quien ha si­do la per­so­na más vo­ta­da». «Hay que ser me­nos pro­pa­gan­dis­tas, me­nos sec­ta­rios y me­nos po­pu­lis­tas, por­que el po­pu­lis­mo no lle­va a nin­gu­na par­te», in­sis­tió la mi­nis­tra.

Ana Pas­tor hi­zo es­tas de­cla­ra­cio­nes an­tes de re­co­rrer la zo­na ce­ro de la ria­da en Re­don­de­la y Mos, don­de fue re­ci­bi­da por al­gu­nos ve­ci­nos con la es­pe­ran­za de ob­te­ner ayu­das pa­ra reha­bi­li­tar sus ca­sas. La Xun­ta ha­bi­li­ta­rá un cré­di­to es­pe­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.