«Ca­si me­dio mi­llón de ga­lle­gos emi­gra­ron a Eu­ro­pa en­tre 1951 y 1975»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

cio­nal so­bre Mi­gra­cio­nes or­ga­ni­za­do por di­cha cá­te­dra, Hernández Bor­ge ha edi­ta­do, jun­to a su co­le­ga Do­min­go Gon­zá­lez Lo­po, el li­bro Emi­gra­ción y li­te­ra­tu­ra: his­to­rias, ex­pe­rien­cias, sen­ti­mien­tos, que aca­ba de pu­bli­car la USC.

—Di­ce us­ted en el li­bro que la mu­jer ga­lle­ga es la gran ol­vi­da­da de la emi­gra­ción. ¿Por qué?

—Hay ol­vi­do e in­vi­si­bi­li­dad por­que exis­te po­ca bi­blio­gra­fía cen­tra­da en la mu­jer, y al­go pa­re­ci­do su­ce­de con las es­ta­dís­ti­cas, a pe­sar de que tu­vo un pa­pel cla­ve. Es cier­to que en el arran­que de la pri­me­ra gran mi­gra­ción, ha­cia Amé­ri­ca, las mu­je­res su­po­nía ape­nas un 20 % del to­tal, por­que esos paí­ses bus­ca­ban mano de obra mas­cu­li­na. Pe­ro tam­bién es ver­dad que a par­tir de la cri­sis mun­dial del año 1929 y del cie­rre de mu­chas fron­te­ras, se in­cre­men­tó la pro­por­ción de fa­mi­lia­res y el por­cen­ta­je subió al me­nos has­ta el 40 o el 45 %.

—¿Sa­be­mos cuán­tos ga­lle­gos sa­lie­ron en esas gran­des olea­das mi­gra­to­rias?

—Los da­tos hay que de­du­cir­los de nacimientos, de­fun­cio­nes, di­fe­ren­cias en­tre cen­sos... En la pri­me­ra gran olea­da, en­tre 1880 y 1930, se fue­ron a Amé­ri­ca 396.000 ga­lle­gos. Y En el pe­río­do 1951-1975, con sa­li­da a Eu­ro­pa y otras zo­nas de Es­pa­ña, 455.000. Cu­rio­sa­men­te, pe­se a esas pér­di­das ne­tas, la po­bla­ción en la co­mu­ni­dad au­men­tó en los dos pe­río­dos.

—Las dis­tin­tas po­nen­cias del li­bro re­la­cio­nan la emi­gra­ción con la li­te­ra­tu­ra. ¿Qué des­ta­ca­ría so­bre el ca­so ga­lle­go?

—Hay va­rios ca­pí­tu­los que cen­tran el te­ma en Ga­li­cia. Ar­tu­ro Igle­sias Or­te­ga, por ejem­plo, rea­li­za una re­co­pi­la­ción de fuen­tes li­te­ra­rias has­ta el bum trans­o­ceá­ni­co, con re­fe­ren­cias a Que­ve­do, Lo­pe de Ve­ga, Alar­cón...

—¿Y qué vi­sión dan ellos de nues­tros emi­gran­tes?

—Muy es­te­reo­ti­pa­da. Los ga­lle­gos que sa­lie­ron en el Si­glo de Oro ha­cia Ma­drid o Lis­boa ha­cían tra­ba­jos do­més­ti­cos y de car­ga, así que apa­re­cen re­tra­ta­dos como hom­bres ru­dos y que ha­blan mal el cas­te­llano, pe­ro de una gran hon­ra­dez. Esa ser­vi­dum­bre es la que apa­re­ce en Santa Ca­sil­da, de Lo­pe de Ve­ga, obra en la que uno de los per­so­na­jes di­ce ser «ga­lle­go, des­cen­dien­te de un la­ca­yo de Noé».

—¿Hay abun­dan­te li­te­ra­tu­ra so­bre la emi­gra­ción a Eu­ro­pa de los se­sen­ta y los se­ten­ta?

—Es cu­rio­so que, se­gún Do­lo­res Vi­la­ve­dra, pro­fe­so­ra de la USC, Ale­ma­nia y Sui­za, que fue­ron los ejes de la olea­da eu­ro­pea, apa­re­cen po­co tra­ta­das li­te­ra­ria­men­te. Ella ras­trea el te­ma en obras de Ma­nuel Ri­vas, Xoha­na To­rres o Eva Mo­re­da pa­ra lle­gar a la con­clu­sión de que es la emi­gra­ción al Reino Uni­do la que ha ge­ne­ra­do más tin­ta.

—¿Y al­gu­na fi­gu­ra des­ta­ca­da de la emi­gra­ción?

—Hay un tra­ba­jo muy in­tere­san­te so­bre la ac­triz Ma­ría Ca­sa­res y su sa­li­da for­zo­sa, por exi­lio fa­mi­liar, y otro so­bre el poeta por­tu­gués Alfredo Gui­sa­do, de as­cen­den­cia ga­lle­ga, que vi­vió en­tre 1891 y 1975, y so­bre los cam­bios en la co­lo­nia ga­lle­ga de Lis­boa.

ÁLVARO BALLESTEROS

Hernández Bor­ge, en la es­ta­ción de San­tia­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.