Víc­ti­mas del Al­via exi­gen una in­ves­ti­ga­ción so­bre los con­tra­tos de la lí­nea Ou­ren­se-San­tia­go

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

lo vis­to», se­ría ne­ce­sa­rio pro­ce­der a una au­di­to­ría ex­ter­na in­de­pen­dien­te, tan­to de ADIF como de Ren­fe, pa­ra co­no­cer «cual­quier tro­pe­lía, ile­ga­li­dad o abu­so que ha­ya po­di­do co­me­ter­se en todos es­tos años, y que po­dría de nue­vo po­ner en ries­go la vi­da de los via­je­ros».

En un co­mu­ni­ca­do, la pla­ta­for­ma se pre­gun­ta «si tam­bién la corrupción ha con­tri­bui­do a una tra­ge­dia que de­jó 81 muer­tos y más de 140 he­ri­dos». Al res­pec­to, alu­de a «los nu­me­ro­sos ca­sos de corrupción» pa­ra aler­tar de «un problema es­truc­tu­ral del que Ren­fe y ADIF no pa­re­cen ser aje­nos».

Las víc­ti­mas re­cuer­dan que el pre­si­den­te de ADIF, Gon­za­lo Fe­rré, ase­gu­ró que el sis­te­ma de fre­na­do au­to­má­ti­co, ERTMS, ha­bría evi­ta­do el ac­ci­den­te, al igual que los pe­ri­tos, y que el ges­tor de in­fra­es­truc­tu­ras anun­cia­ba en su pá­gi­na web e in­for­mó a la UE de que la lí­nea de Ou­ren­se-San­tia­go con­ta­ba con es­te sis­te­ma de se­gu­ri- dad en sus 87 ki­ló­me­tros, in­clui­da la cur­va de An­grois. No obs­tan­te, des­pués del ac­ci­den­te se com­pro­bó que so­lo es­ta­ba ins­ta­la­do has­ta el ki­ló­me­tro 80, mien­tras que el tra­mo «más pe­li­gro­so» ca­re­cía del sis­te­ma ERTMS. Pe­se a que la pla­ta­for­ma lo de­nun­ció en la UE y pi­dió los plie­gos de pres­crip­cio­nes téc­ni­cas y de con­di­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas y las fac­tu­ras co­rres­pon­dien­tes, tan­to al Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, como al por­tal de trans­pa­ren­cia, re­ci­bió por res­pues­ta «eva­si­vas». «Se­gui­mos sin in­for­ma­ción y con la sos­pe­cha de que po­dría ocu­rrir que se fac­tu­ra­sen 87 ki­ló­me­tros, mien­tras se ins­ta­la­ron so­lo 80 ki­ló­me­tros», aler­ta la pla­ta­for­ma de víc­ti­mas del si­nies­tro fe­rro­via­rio.

En re­la­ción a las em­pre­sas sal­pi­ca­das por la sos­pe­cha de irre­gu­la­ri­da­des, la pla­ta­for­ma in­di­ca que una de ellas par­ti­ci­pó en la ad­ju­di­ca­ción del eje Ou­ren­se-San­tia­go y que tam­bién fue ad­ju­di­ca­ta­ria de Bo­quei­xón-San­tia­go OHL. Al hi­lo de la po­lé­mi­ca por la asis­ten­cia en la red del Ser­gas a las in­te­rrup­cio­nes del em­ba­ra­zo, las ma­tro­nas del Chuac re­cor­da­ron ayer que «lle­va­mos mu­chos años re­cla­man­do la re­con­ver­sión de pla­zas ocu­pa­das por en­fer­me­ras ge­ne­ra­lis­tas por en­fer­me­ras es­pe­cia­lis­tas», ya que en­tien­den que «re­per­cu­ti­ría di­rec­ta­men­te en la ca­li­dad de los cui­da­dos».

«No du­da­mos pa­ra na­da del tra­ba­jo que ha­cen las en­fer­me­ras, ni pen­sa­mos que en nues­tro hospital, el Ma­terno, no se es­té tra­tan­do a las mu­je­res que abortan, ni tam­po­co po­ne­mos en du­da las re­cla­ma­cio­nes de las pa­cien­tes —se­ña­ló una por­ta­voz— pe­ro con­si­de­ra­mos que la for­ma­ción es­pe­cia­li­za­da re­per­cu­te en la aten­ción in­te­gral y la ca­li­dad asis­ten­cial».

En un co­mu­ni­ca­do, el co­lec­ti­vo de ma­tro­nas del com­ple­jo co­ru­ñés —25 en el ma­terno Te­re­sa He­rre­ra— la­men­ta «pro­fun­da­men­te» que al­gu­nas mu­je­res no se ha­yan sen­ti­do «bien aten­di­das o acom­pa­ña- das» en si­tua­cio­nes «muy crí­ti­cas» como el abor­to. Re­cuer­dan que como ma­tro­nas, su la­bor es asis­tir a la mu­jer no so­lo en em­ba­ra­zos y par­tos, sino tam­bién en to­das las áreas de la sa­lud du­ran­te la edad fér­til, pa­ra lo cual se for­man seis años, cua­tro pa­ra el gra­do de en­fer­me­ría y dos pa­ra la es­pe­cia­li­dad obs­té­tri­ca-gi­ne­co­ló­gi­ca. Por ello, con­si­de­ran que la ma­tro­na es «el pro­fe­sio­nal idó­neo pa­ra el cui­da­do de la mu­jer, lo que in­clu­ye la aten­ción al abor­to».

En la ac­tua­li­dad, acla­ran que en el Ma­terno pres­tan sus cui­da­dos «úni­ca­men­te» en las uni­da­des de par­tos y al­to ries­go, pe­ro no en «otras uni­da­des que re­sul­tan im­pres­cin­di­bles pa­ra ga­ran­ti­zar una asis­ten­cia de ca­li­dad, como las de ur­gen­cias obs­té­tri­cas, puer­pe­rio y gi­ne­co­lo­gía», área es­ta úl­ti­ma en la que se in­gre­sa pa­ra abor­tar. Con­fían en que lo ocu­rri­do «sir­va pa­ra una pro­fun­da reflexión» de los res­pon­sa­bles sa­ni­ta­rios en la bús­que­da de me­jo­ras pa­ra «una asis­ten­cia igua­li­ta­ria, dig­na y de ca­li­dad».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.