El Bar­ba­dás quie­re vol­ver a ser el lí­der de la pri­me­ra vuel­ta

En Ve­rín prue­ban la pre­sión de la zo­na de des­cen­so

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense Deportes - LUIS M. RODRÍGUEZ

Que las li­gas de vein­te equi­pos son lar­gas y hay tiem­po pa­ra pa­sar por mu­chos es­ta­dos aními­cos es un tó­pi­co que en to­do ca­so vi­ve en sus car­nes el plan­tel de la UD Bar­ba­dás, que en la pri­me­ra vuel­ta ha­bi­tó en una zo­na de con­fort que in­vi­tó a la pa­rro­quia de Os Ca­rrís a so­ñar con em­pre­sas más am­bi­cio­sas.

Fue en la sép­ti­ma jornada, tras ven­cer en Ri­ba­deo —al que hoy re­ci­ben des­de las 16.30 ho­ras—, cuan­do los dis­cí­pu­los de Pe­lu­so se en­ca­ra­ma­ron al li­de­ra­to y los fo­cos de la Ter­ce­ra Di­vi­sión apun­ta­ban di­rec­ta­men­te al equi­po azu­lón. A lo lar­go de to­da un ron­da li­gue­ra, el equi­po de A Va­len­zá pu­do dis­fru­tar de va­rias se­ma­nas en ese pri­vi­le­gia­do li­de­ra­to y, du­ran­te me­ses, uno de los cua­tro pri­me­ros es­ca­ños de la ta­bla cla­si­fi­ca­to­ria. Pe­ro tam­bién lle­ga­ron las le­sio­nes, los pro­ble­mas, una de­nun­cia­da ani­mad­ver- sión ar­bi­tral y di­ver­sos es­co­llos que han for­ja­do una ra­cha de diez par­ti­dos sin ga­nar.

Un am­bien­te, por tan­to, muy dis­tin­to al que vi­vían los ou­ren­sa­nos cuan­do sa­lie­ron del Pe­pe Ba­rre­ra y, por si fue­ra po­co, el me­ta Ber­to, Ger­mán Pé­rez, Ma­te­lo y Breo­gán si­guen en el di­que se­co, mien­tras que Pe­lu­so es­pe­ra­rá has­ta úl­ti­ma ho­ra pa­ra con­fir­mar el re­gre­so de Viey­tes o la con­ti­nui­dad de Oli en el on­ce.

Es cier­to, eso sí, que el Ri­ba­deo in­clu­so ha em­peo­ra­do sus pres­ta­cio­nes y, si el pa­sa­do do­min­go per­día una fi­nal an­te el Ri­ba­du­mia, caía otra vez a la úl­ti­ma pla­za y ade­más per­día has­ta tres ju­ga­do­res por san­ción, por lo que no acu­di­rán a Bar­ba­dás ni los za­gue­ros Is­ma y Bor­ja ni el de­lan­te­ro Da­vid Rodríguez, su­ma­dos a la mar­cha de un Adrián Vi­le­la que se re­co­no­cía «des­mo­ti­va­do».

Tam­bién es no­ve­do­sa la si­tua­ción de un Ve­rín que es cons­cien­te de sus li­mi­ta­cio­nes, pe­ro que a pe­sar de todos sus pro­ble- mas nun­ca ha­bía ocu­pa­do pla­za de des­cen­so di­rec­to en to­da la tem­po­ra­da, si des­car­ta­mos la de­rro­ta en la aper­tu­ra del cur­so an­te el Bar­co.

Los jó­ve­nes dis­cí­pu­los de Iván Gon­zá­lez no han lo­gra­do ga­nar to­da­vía en la se­gun­da vuel­ta y esos seis par­ti­dos —tres em­pa­tes y tres de­rro­tas— fue­ron de­rri­tien­do un col­chón que ya no exis­te. Aún así, en el Ar­jiz anun­cian pe­lea. A la pos­tre, Zu­bie­la y su equi­po rec­tor op­ta­ron por apla­zar la asam­blea ex­tra­or­di­na­ria y por se­guir al fren­te de una na­ve que ha per­di­do el ca­ñón de Ia­go Be­cei­ro, pe­ro sos­tie­ne la ilu­sión de fut­bo­lis­tas que quie­ren man­te­ner­se en la ca­te­go­ría na­cio­nal. Si la en­fer­me­ría se va va­cian­do, con­fían en vol­ver a su­mar con re­gu­la­ri­dad, lo que han he­cho has­ta aho­ra, pe­na­li­za­dos por su con­di­ción de re­yes del em­pa­te, con un to­tal de on­ce.

A las 17.00 ho­ras, afron­ta­rán otro exa­men en Mu­gar­dos, an­te un ri­val di­rec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.