La re­ti­ra­da de Jeb Bush de­ja el cam­po li­bre a los ex­tre­mis­tas re­pu­bli­ca­nos

Hi­llary Clin­ton afian­za su no­mi­na­ción gra­cias al vo­to de los his­pa­nos y los ne­gros

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - VIC­TO­RIA TO­RO

En las pri­ma­rias ce­le­bra­das el sá­ba­do en Ca­ro­li­na del Sur ga­nó Do­nald Trump con diez pun­tos de ven­ta­ja so­bre el se­gun­do, Marco Rubio. Pe­ro ade­más de ser im­por­tan­te el ven­ce­dor, tam­bién lo fue el perdedor: Jeb Bush. El ex­go­ber­na­dor de Flo­ri­da anun­ció su re­ti­ra­da tras que­dar cuar­to y des­pués de ha­ber he­cho un mo­nu­men­tal es­fuer­zo de cam­pa­ña en ese es­ta­do. Su aban­dono aca­ba con la po­si­bi­li­dad de que un mo­de­ra­do se ha­ga con la no­mi­na­ción re­pu­bli­ca­na. En Nevada, don­de com­pe­tían los de­mó­cra­tas, Hi­llary Clin­ton lo­gró una vic­to­ria que pue­de ser de­ci­si­va.

Aunque en las pri­ma­rias re­pu­bli­ca­nas to­da­vía que­dan cin­co candidatos en li­za, la reali­dad es que Ca­ro­li­na del Sur ha de­fi­ni­do las co­sas como una pe­lea en­tre dos: Trump y Rubio.

Aunque el re­sul­ta­do de Ted Cruz, so­lo un 0,2 % por de­ba­jo de Rubio, no pa­re­ce­ría ma­lo, la reali­dad tras la ci­fra es otra. Las pri­ma­rias del sá­ba­do, con un 60 % de vo­tan­tes evan­ge­lis­tas, eran las idea­les pa­ra el se­na­dor de Te­xas. Y a pe­sar de ello, que­dó el ter­ce­ro, por de­trás del de Flo­ri­da. Las si­guien­tes vo­ta­cio­nes se van a ce­le­brar en es­ta­dos en los que Rubio le sa­ca ven­ta­ja, así que el fu­tu­ro pin­ta mal pa­ra el te­xano.

En cuan­to a los otros dos re­pu­bli­ca­nos, el neu­ro­ci­ru­jano Ben Car­son y el go­ber­na­dor de Ohio John Ka­sich, ase­gu­ran que, por el mo­men­to, si­guen en cam­pa­ña, pe- ro no tie­nen nin­gu­na po­si­bi­li­dad.

El jue­go aho­ra es adi­vi­nar a quién irán a pa­rar los vo­tos de los que se va­yan re­ti­ran­do. En lo que res­pec­ta a los de Jeb Bush, su re­cep­tor más pro­ba­ble es Marco Rubio, lo mis­mo que ocu­rri­rá con los de Ka­sich cuan­do se re­ti­re.

Es pro­ba­ble que Trump ren­ta­bi­li­ce los de Car­son y la in­cóg­ni­ta son los de Cruz. Lo ló­gi­co es que los ab­sor­bie­ra Rubio por­que am­bos tie­nen una tra­yec­to­ria ideo­ló­gi­ca si­mi­lar, aunque al­go más ra­di­cal en el ca­so del te­jano. Pe­ro Cruz tam­bién le hi­zo gui­ños a Trump al ini­cio de la cam­pa­ña.

Ideo­ló­gi­ca­men­te, la ba­ta­lla a par­tir de aho­ra se li­bra en­tre el po­pu­lis­mo del mag­na­te neo­yor­quino y el ex­tre­mis­mo con­ser­va­dor de Marco Rubio, li­ge­ra­men­te ate­nua­do en es­ta cam­pa­ña.

Nevada, el em­pu­jón de Clin­ton

Las pri­ma­rias de Nevada han si­do el res­pi­ro que ne­ce­si­ta­ba Hi­llary Clin­ton. Tras la aplas­tan­te de­rro­ta que su­frió en New Ham­ps­hi­re, la ex­se­cre­ta­ria de Es­ta­do ven­ció por cin­co pun­tos a Ber­nie San­ders el sá­ba­do.

En las ho­ras pos­te­rio­res, los res­pon­sa­bles de su cam­pa­ña se es­for­za­ban por di­fun­dir la idea de que la vic­to­ria de Clin­ton en Nevada era de­fi­ni­ti­va. Y lo cier­to es que po­dría ser­lo.

En las úl­ti­mas se­ma­nas San­ders se ha­bía acer­ca­do pe­li­gro­sa­men­te en las en­cues­tas. Pe­ro pa­ra ga­nar, el se­na­dor hu­bie­ra ne­ce­si­ta­do mo­vi­li­zar a su fa­vor a los vo­tan­tes his­pa­nos y a los afro­ame­ri­ca­nos. Sí con­si­guió un buen por­cen­ta­je en­tre los pri­me­ros, pe­ro so­la­men­te un 22 % del vo­to ne­gro. Y eso es un problema pa­ra él en las pró­xi­mas, y de­fi­ni­ti­vas, se­ma­nas de pri­ma­rias.

El sá­ba­do se­rán en Ca­ro­li­na del Sur y el mar­tes 1 de mar­zo, su­per­mar­tes, vo­tan un buen nú­me­ro de es­ta­dos su­re­ños. Allí los su­fra­gios de­mó­cra­tas son de ma­yo­ría ne­gra y San­ders no tie­ne tiem­po ma­te­rial pa­ra atraer­lo.

RAN­DALL HILL REUTERS

Jeb Bush tu­vo que con­te­ner las lá­gri­mas al anun­ciar su re­ti­ra­da de la ca­rre­ra re­pu­bli­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.