Mary Paz, la rei­na de las chi­le­nas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - IVÁN ANTELO

Un emi­gran­te vasco en Chi­le como Ra­món Un­za­ga fue el pri­me­ro en di­bu­jar una ti­je­ra en el ai­re. Fue en 1914, aunque no se­ría has­ta un lus­tro más tar­de cuan­do los pe­rio­dis­tas ar­gen­ti­nos bau­ti­za­rían es­ta ju­ga­da con el nom­bre de chi­le­na, des­pués de ver en ac­ción a es­te ju­ga­dor na­cio­na­li­za­do por la ro­ja en el Cam­peo­na­to Sud­ame­ri­cano de Vi­ña del Mar 1920. Un­za­ga era el ca­pi­tán de Chi­le, de ahí que aso­cia­ran la ju­ga­da a la que era su na­cio­na­li­dad re­co­no­ci­ble (po­cos sa­bían en­ton­ces que sus pri­me­ros do­ce años de vi­da los ha­bía vi­vi­do en Deus­to, Bil­bao).

Ha pa­sa­do un si­glo des­de en­ton­ces y todos los gran­des de la his­to­ria del fút­bol han usa­do es­te re­cur­so téc­ni­co. En la re­ti­na que­da­rán gran­des go­les como el de Ri­val­do en el úl­ti­mo mi­nu­to de la Li­ga 2000-2001, que cla­si­fi­ca­ba ade­más al Ba­rça pa­ra ju­gar la Cham­pions. Ro­nal­din­ho al Vi­lla­rreal, Fran­ces­co­li a Po­lo­nia, Hu­go Sán­chez al Lo­gro­ñés, Ibrahi­mo­vic a In­gla­te­rra, Roo­ney al Man­ches­ter City o el de Van Bas­tan al Den Bosch, son otros que han pa­sa­do a los ana­les de la his­to­ria.

Mary Paz, abo­na­da de ho­nor

Tam­bién el fút­bol fe­me­nino de­ja mues­tras de es­ta be­lla ju­ga­da y de ello pue­de dar fe Mary Paz Vi­las, otra emi­gran­te del ba­lón como en su día lo fue el pio­ne­ro Un­za­ga. La ju­ga­do­ra arou­sa­na mar­có el sá­ba­do con­tra el Ath­le­tic un es­pec­ta­cu­lar gol de chi­le­na, que sin em­bar­go no fue su­fi­cien­te pa­ra evi­tar la de­rro­ta de su Va­len­cia con­tra el lí­der (1-2). Es la ter­ce­ra tem­po­ra­da con­se­cu­ti­va en la que la ga­lle­ga mar­ca un gol con es­te ges­to téc­ni­co.

«No me dio tiem­po a ce­le­brar­lo mu­cho por­que íba­mos per­dien­do 0-2 y no ha­bía mu­cho tiem­po que per­der. Así que so­lo pen­sé en co­ger el ba­lón rá­pi- do pa­ra sa­car de cen­tro en bus­ca del em­pa­te», re­co­no­ce. «El ba­lón sa­lió bom­bea­do al otro pa­lo y dio en el pos­te an­tes de en­trar, así que des­de el sue­lo tu­ve que es­pe­rar pa­ra ver si en­tra­ba o no en­tra­ba....», aña­de.

Pe­ro pa­ra Mary Paz no es el pri­me­ro. Es el cuar­to. «No soy mu­cho de lle­var la cuen­ta de mis go­les, pe­ro los que me­to de chi­le­na sí que me que­do con ellos por­que me gus­tan. Es un ges­to téc­ni­co que me lla­ma la aten­ción y, como tam­po­co son tan­tos, sí que sé que ya le ha­bía mar­ca­do a la Real, el año pa­sa­do, al Oli­vo, ha­ce dos, y otro con el Atlé­ti­co Arou- sa­na ha­ce ya tiem­po», re­su­me.

Es de­cir, uno por ca­da una de las tres úl­ti­mas Li­gas de Pri­me­ra Di­vi­sión. «Con­tra Ra real So­cie­dad, el año pa­sa­do, lo dis­fru­té más por­que el equi­po ga­nó 2-5 y era mi cuar­to gol en el par­ti­do. Re­cuer­do que fue un cen­tro de cór­ner que con­tro­lo de pe­cho y lue­go ha­go la chi­le­na. Ayer, en cam­bio, ni con­tro­lo ni na­da. Sen­tí que te­nía que ti­rar­me a por to­das a por el ba­lón y así fue. No me que­da­ba otra», com­pa­ra. «El del Oli­vo tam­bién fue en otro cór­ner, pe­ro el re­ma­te fue muy es­qui­na­do. Des­de el vér­ti­ce del área pe­que­ña cru­za­do al pa­lo con­tra­rio», aña­de.

Mary Paz con­fie­sa que no en­tre­na es­tos re­ma­tes. Que le sa­len de for­ma na­tu­ral du­ran­te los par­ti­dos. Cues­tión de su ol­fa­to go­lea­dor. «En los en­tre­nos no me gus­ta ha­cer­lo por mie­do a le­sio­nar­me con una ma­la caí­da. Sí que es ver­dad que me gus­ta re­ma­tar los ba­lo­nes que vie­nen por al­to con vo­leas, pe­ro las chi­le­nas no se en­sa­yan. A mi me sa­len de den­tro», ra­zo­na.

Pi­chi­chi en so­li­ta­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.