La Uni­ver­si­da­de de San­tia­go ana­li­za si hu­bo co­men­ta­rios se­xis­tas del do­cen­te de­nun­cia­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

pro­fe­sor ya ha­bía he­cho un co­men­ta­rio so­bre su es­co­te, pe­ro no le dio im­por­tan­cia. So­bre el mo­do de im­par­tir do­cen­cia, in­clu­so de­fen­dió el tra­ba­jo de Mén­dez Na­ya «por­que non te­ño quei­xa de có­mo da a cla­se». El he­cho de que ha­yan exis­ti­do o no co­men­ta­rios an­te­rio­res es im­por­tan­te pa­ra de­ter­mi­nar si se tra­tó de una si­tua­ción pun­tual, o al­go reite­ra­do ha­cia la mis­ma alum­na.

Tras la jo­ven dio su ver­sión de los he­chos el pro­fe­sor, y aho­ra con­ti­núa un pro­ce­so en el que la ins­truc­to­ra re­ca­ba­rá in­for­ma­ción, pa­ra des­pués tras­la­dar sus con­clu­sio­nes a la Se­cre­ta­ría Xe­ral. Es­ta es so­lo una fa­se in­for­ma­ti­va, por lo que pue­de que la pro­fe­so­ra en­car­ga­da de lle­var es­ta que­ja de­ci­da que no es pre­ci­so abrir un ex­pe­dien­te dis­ci­pli­na­rio, al­go que pro­ba­ble­men­te se se­pa la semana que vie­ne. Si de lo con­tra­rio ve que es pre­ci­so ini­ciar otro ex­pe­dien­te, en fun­ción del ti­po de fal­ta se nom­bra­rá a otro ins­truc­tor o pue­de que no sea ne­ce­sa­rio. Del pro­ce­so dis­ci­pli­na­rio pue­de sa­lir una san­ción le­ve, gra­ve, o sim­ple­men­te ce­rrar­se sin nin­gún ti­po de aper­ci­bi­mien­to.

Otros es­tu­dian­tes

Aunque ayer por la tar­de los otros alum­nos no ha­bían re­ci­bi­do nin­gu­na co­mu­ni­ca­ción, es pro­ba­ble que ten­gan que con­tar su ver­sión de lo ocu­rri­do el lu­nes.

El vi­ce­rrec­tor de Co­mu­ni­ca­ción de la USC, Xo­sé Pe­rei­ra, ex­pli­có que de mo­men­to so­lo se ha re­gis­tra­do una pe­ti­ción de cam­bio de pro­fe­sor y no hay más que­jas so­bre sus co­men­ta­rios que la pre­sen­ta­da por los seis alum­nos. So­bre la po­si­bi­li­dad de in­ha­bi­li­tar al tra­ba­ja­dor de la USC, como pi­dió la Pla­ta­for­ma Fe­mi­nis­ta Ga­le­ga, se­ña­ló que es al­go que de­be ha­cer un juez, no la Uni­ver­si­da­de, y de mo­men­to til­dó de «pre­ma­tu­ra» la po­si­bi­li­dad de que es­te in­ci­den­te aca­be en la jus­ti­cia or­di­na­ria ya que se es­tá di­ri­mien­do en el ám­bi­to uni­ver­si­ta­rio.

Des­con­cen­tra­do

Los co­men­ta­rios que die­ron lu­gar a la de­nun­cia ocu­rrie­ron el lu­nes pa­sa­do, cuan­do en una cla­se de la Fa­cul­ta­de de Eco­nó­mi­cos su­pues­ta­men­te el pro­fe­sor di­jo que le mo­les­ta­ba el rui­do de los bo­lí­gra­fos y el es­co­te de Ma­ría. No era al pa­re­cer la pri­me­ra vez y cuan­do la alum­na se que­jó, se­gún la ver­sión de los de­nun­cian­tes, el do­cen­te con­ti­nuó, ase­gu­ran­do que se em­pe­ña­ba en lle­var es­co­te has­ta el om­bli­go e in­clu­so afir­man­do que si fue­se ma­chis­ta le da­ría «una hos­tia». El do­cen­te pi­dió per­dón por es­ta ame­na­za, pe­ro no por los otros co­men­ta­rios, e in­sis­tió en que le desconcentra esa ves­ti­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.