Las ma­fias ga­nan en­tre 3.000 y 6.000 mi­llo­nes con el trá­fi­co de in­mi­gran­tes

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - CRIS­TI­NA PORTEIRO

A la som­bra del dra­ma hu­mano de los re­fu­gia­dos cre­ce uno de los ne­go­cios más lu­cra­ti­vos y nau­sea­bun­dos de las ma­fias: el trá­fi­co de per­so­nas. Las re­des cri­mi­na­les que tras­la­dan per­so­nas des­de ter­ce­ros paí­ses has­ta Eu­ro­pa re­cau­da­ron el año pa­sa­do en­tre 3.000 y 6.000 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún ci­fras que dio a co­no­cer Eu­ro­pol.

Los be­ne­fi­cios po­drían lle­gar a du­pli­car­se e in­clu­so tri­pli­car­se a lo lar­go de es­te año si la UE no po­ne or­den al flu­jo des­con­tro­la­do de per­so­nas den­tro y fue­ra de sus fron­te­ras. El di­rec­tor de la agen­cia, Rob Wainw­right, ad­vier­te de que el 90% de los mi­gran­tes que lle­gan a Eu­ro­pa lo ha­cen a tra­vés de los «ser­vi­cios de fa­ci­li­ta­ción» que ofre­cen las ma­fias, ra­di­ca­das en paí­ses como Egip­to, Tú­nez y Tur­quía, pe- ro tam­bién en otros más cer­ca­nos como Bul­ga­ria, Hun­gría, Ko­so­vo, Po­lo­nia, Ru­ma­nía y Ser­bia.

Al me­nos 40.000 per­so­nas de 100 paí­ses di­fe­ren­tes es­tán fi­cha­das como sos­pe­cho­sas de co­la­bo­rar con re­des de trá­fi­co. Su ac­ti­vi­dad pa­sa des­aper­ci­bi­da a ojos de las au­to­ri­da­des que, de aho­ra en ade­lan­te, con­ta­rán con más re­fuer­zos. El co­mi­sa­rio de Mi­gra­ción, Di­mi­tris Avra­mo­pou­los, inau­gu­ró ayer el Cen­tro Eu­ro­peo pa­ra la Lu­cha con­tra el Trá­fi­co de Per­so­nas, una di­vi­sión den­tro de Eu­ro­pol. «La lu­cha con­tra el trá­fi­co de mi­gran­tes es una de las prio­ri­da­des de la UE pa­ra con­tra­rres­tar la cri­sis de re­fu­gia­dos», ase­gu­ró.

Los pro­ble­mas no de­jan de cre­cer en­tre Gre­cia y sus so­cios de la re­gión. En la fron­te­ra nor­te del país se han que­da­do atas­ca­dos al me­nos 5.000 mi­gran­tes que tra­ta­ban de atra­ve­sar a te­rri­to­rio ma­ce­do­nio pa­ra con­ti­nuar des­pués su ru­ta por los Bal­ca­nes ha- cia el nor­te de Eu­ro­pa. El cie­rre de fron­te­ras en ca­de­na pro­vo­ca­do por los paí­ses de Vi­se­gra­do (Re­pú­bli­ca Che­ca, Po­lo­nia, Hun­gría y Es­lo­va­quia) y las res­tric­cio­nes im­pues­tas al de­re­cho de asi­lo es­tán ge­ne­ran­do un ta­pón en Gre­cia que po­dría ir a más en las pró­xi­mas se­ma­nas. Al­gu­nos es­tán de­vol­vien­do a los mi­gran­tes sin pre­vio aviso. Croa­cia en­vió es­ta mis­ma semana de vuel­ta a Ser­bia a unos 700 af­ga­nos, que aca­ba­ron fi­nal­men­te ex­pul­sa­dos en Ma­ce­do­nia.

Tur­quía tam­bién se re­be­la. A pe­sar de ha­ber fir­ma­do un acuer­do con la UE y la OTAN, An­ka­ra se nie­ga aho­ra a read­mi­tir a los re­fu­gia­dos que los bar­cos de la alianza lo­gren res­ca­tar en el mar. El mi­nis­tro de Mi­gra­ción grie­go, Yan­nis Mou­za­las, se mos­tró ayer in­dig­na­do. «No so­lo los paí­ses de Vi­se­gra­do no han acep­ta­do un so­lo re­fu­gia­do, ni si­quie­ra han en­via­do una man­ta o una tien­da de cam­pa­ña», de­nun­ció.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.