El mel­ga­cho tras­cien­de de la co­ci­na pa­ra pres­tar ser­vi­cio en la la­van­de­ría

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima -

El ja­bón de mel­ga­cho po­dría es­tar a pun­to de apa­re­cer en las me­jo­res dro­gue­rías. La prohi­bi­ción de los des­car­tes tras la apro­ba­ción de la nue­va po­lí­ti­ca co­mún de pes­ca avi­va el in­ge­nio de los cien­tí­fi­cos, que bus­can fór­mu­las pa­ra re­va­lo­ri­zar las es­pe­cies cap­tu­ra­das ac­ci­den­tal­men­te. El mel­ga­cho —tam­bién co­no­ci­do como pin­ta­rro­ja o pez ga­to— y más con­cre­ta­men­te su pán­creas es ri­co en trip­si­na, un com­po­nen­te que, ais­la­do, le con­vier­te en un po­ten­te alia­do con­tra las man­chas. Y es so­lo una de las mu­chas uti­li­da­des.

Así lo re­ve­la una te­sis rea­li­za­da por la in­ves­ti­ga­do­ra del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes Ma­ri­nas de Vi­go, de­pen­dien­te del CSIC, Ma­ría Blan­co. En ella, la cien­tí­fi­ca pre­ten­día es­tu­diar el pez en sí mis­mo y ha­cer pro­pues­tas de có­mo va­lo­ri­zar los sub­pro­duc­tos. «Ana­li­za­mos en el la­bo­ra­to­rio las di­fe­ren­tes par­tes pa­ra es­tu­diar los com­po­nen­tes que po­seía», cuen­ta Blan­co. Y des­cu­brie­ron esas pro­pie­da­des. Aho­ra, Blan­co pa­sa la pe­lo­ta a la in­dus­tria, que de­be es­tu­diar la via­bi­li­dad de em­plear esa en­ci­ma en de­ter­gen­tes, ja­bo­nes u otros pro­duc­tos de lim­pie­za.

No se­rán las tin­to­re­rías las úni- cas be­ne­fi­cia­das de es­ta in­ves­ti­ga­ción. El mel­ga­cho es ri­co en múl­ti­ples com­pues­tos. So­bre to­do, su piel. Aquí en­tran en jue­go las far­ma­céu­ti­cas y em­pre­sas de­di­ca­das a la cos­mé­ti­ca. De ella se ex­trae un co­lá­geno que, una vez tra­ta­do en la­bo­ra­to­rio, tie­ne la ca­pa­ci­dad de re­ge­ne­rar­se. Si la in­dus­tria apues­ta por él, las nue­vas cre­mas hi­dra­tan­tes po­drían in­cor­po­rar la pro­teí­na de es­te pez.

Has­ta yo­gu­res y sal­sas

La in­dus­tria ali­men­ta­ria tam­bién tie­ne am­plias po­si­bi­li­da­des de apro­ve­char­se de es­ta es­pe­cie. Los ex­trac­tos de su pán­creas ge­ne­ran una se­rie de ele­men­tos (hi­dro­li­za­dos pro­tei­cos) que pre­sen­tan un fuer­te efec­to como es­pu­man­tes y emul­sio­nan­tes. Así, «se po­dría usar por ejem­plo pa­ra es­ta­bi­li­zar la salsa ma­yo­ne­sa o dar­le me­jor tex­tu­ra a los yo­gu­res o las mous­se de cho­co­la­te», co­men­ta Ma­ría Blan­co. Es una pro­pie­dad que tam­bién ha de­mos­tra­do te­ner el car­na­va­li­to, una es­pe­cie en in­ves­ti­ga­cio­nes de la Coope­ra­ti­va de Ar­ma­do­res de Vi­go.

Ma­ría Blan­co cree que su in­ves­ti­ga­ción de­be­ría mo­ti­var el es­tu­dio de otras es­pe­cies, como la mer­lu­za. En su opi­nión, se po­drían apro­ve­char par­tes como las vís­ce­ras, que po­seen «com­po­nen­tes bio­fun­cio­na­les pa­ra su apli­ca­ción en far­ma­céu­ti­cas».

El mel­ga­cho es abun­dan­te en el Atlán­ti­co no­ro­rien­tal y Me­di­te­rrá­neo y des­car­ta­da ca­si al 100 % en de­ter­mi­na­das pes­que­rías, ob­vian­do las dis­tin­tas op­cio­nes que la bio­tec­no­lo­gía ofre­ce pa­ra su apro­ve­cha­mien­to.

El ob­je­ti­vo ge­ne­ral de la in­ves­ti­ga­ción era ob­te­ner los dis­tin­tos com­po­nen­tes pre­sen­tes en dis­tin­tas frac­cio­nes de la pin­ta­rro­ja. Por una par­te, como he­rra­mien­ta que per­mi­ta al sec­tor pes­que­ro ha­cer fren­te a los cos­tes de ges­tión que su­po­ne traer a tie­rra es­pe­cies que an­tes se des­car­ta­ban. Por otra par­te, como me­di­da pa­ra fo­men­tar el pleno apro­ve­cha­mien­to de las cap­tu­ras, re­qui­si­to in­dis­pen­sa­ble, se­gún la FAO, pa­ra cu­brir las fu­tu­ras de­man­das mun­dia­les de pro­duc­tos de la pes­ca.

Más va­lor a los sub­pro­duc­tos

Ma­ría Blan­co Co­me­sa­ña es li­cen­cia­da en Bio­lo­gía y cuen­ta con un pos­gra­do en Con­sul­to­ría Am­bien­tal por la Uni­ver­si­dad de San­tia­go. En el 2006 se in­cor­po­ró al Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cións Mariñas pa­ra pos­te­rior­men­te rea­li­zar su te­sis en el Gru­po de Bio­quí­mi­ca de los Ali­men­tos, con la que ob­tu­vo re­cien­te­men­te el tí­tu­lo de doc­to­ra. Sus in­ves­ti­ga­cio­nes se cen­tran en el es­tu­dio de las po­si­bi­li­da­des de apro­ve­cha­mien­to de di­ver­sos ti­pos de ma­te­ria pri­ma pro­ce­den­te de bio­ma­sa ma­ri­na des­apro­ve­cha­da o uti­li­za­da pa­ra ha­ri­nas y otros sub­pro­duc­tos de es­ca­so va­lor.

Una in­ves­ti­ga­ción del CSIC re­ve­la los usos in­dus­tria­les de la pin­ta­rro­ja como so­lu­ción al fin de la po­lí­ti­ca de des­car­tes

JOR­GE BRA­VO VI­GO / LA VOZ

En al­gu­nas pes­que­rías, el mel­ga­cho es des­car­ta­do al cien por cien.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.