«Los jó­ve­nes no en­tien­den por qué un vino va­le 1 eu­ro y otro 30»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

Los ac­tos del Mes do Aman­di no ter­mi­na­rán es­te año con la ce­le­bra­ción de la fe­ria del vino de So­ber. Cuan­do los pues­tos de los bo­de­gue­ros ha­yan ce­rra­do, to­da­vía que­da­rá una úl­ti­ma con­vo­ca­to­ria por de­lan­te. Ma­riano Fi­sac pre­sen­ta­rá el día 21 de mar­zo, en el res­tau­ran­te Me­ren­zao de Ca­dei­ras, la se­gun­da edi­ción de su li­bro Ga­li­cia en­tre co­pas. El au­tor for­ma­rá par­te ade­más del ju­ra­do en­car­ga­do de ele­gir los me­jo­res vi­nos en­tre los que se pre­sen­tan a la fe­ria.

—¿Qué ofre­ce la se­gun­da edi­ción de «Ga­li­cia en­tre co­pas»?

—Es una edi­ción re­vi­sa­da y ac­tua­li­za­da. In­cor­po­ra co­sas que que­da­ron en el tin­te­ro o, sen­ci­lla­men­te, no exis­tían cuan­do es­cri­bí el li­bro. Por ejem­plo, el pro­yec­to de Lau­ra Lo­ren­zo. La co­noz­co de cuan­do era enó­lo­ga en Do­mi­nio do Bi­bei y lo que ha­ce va en la lí­nea de lo que de­fien­do. Es­tu­ve por­fian­do pa­ra ver si po­día in­cluir sus vi­nos en la pri­me­ra edi­ción, pe­ro sa­lie­ron con pos­te­rio­ri­dad.

—¿A qué acha­ca el de­sin­te­rés de los jó­ve­nes por el vino?

—Por un la­do, el vino ha es­ta­do al­go desprestigiado. Por otro, se ve como al­go de­ma­sia­do com­pli­ca­do. Los jó­ve­nes no en­tien­den por qué un vino pue­de va­ler un eu­ro y otro trein­ta. An­te la du­da, pre­fie­ren be­ber otras co­sas. Es al­go so­bre lo que de­be­rían re­fle­xio­nar las bo­de­gas y los con-

se­jos re­gu­la­do­res.

—Es­cri­bió en su blog (mi­leu­ris­mo.gour­met) que asis­ti­mos al oca­so de las de­no­mi­na­cio­nes.

—No pre­ten­do ser un agi­ta­dor, ni creo que el ca­mino ten­ga que ser ir­se de las de­no­mi­na­cio­nes o pe­dir que des­apa­rez­can. Se ve un am­bien­te de más li­ber­tad, de más in­quie­tud en el mundo del vino, y eso bueno. El problema de los con­se­jos re­gu­la­do­res es que tra­ba­jan como si su me­jor vino es­tu­vie­se he­cho. Eso su­po­ne una enor­me ri­gi­dez. Si los gran­des vi­nos se es­tán per­fi­lan­do aho­ra, hay co­sas que de­be­rían re­plan­tear­se. Los con­se­jos de­be­rían ser más fle­xi­bles. El me­jor re­gu­la­dor es la ho­nes­ti­dad.

—¿La sin­gu­la­ri­dad en el vino tie­ne que ser ne­ce­sa­ria­men­te ca­ra?

—Es­toy con­ven­ci­do de que el fu­tu­ro de las bo­de­gas pa­sa por ha­cer vi­nos que se pue­dan com­prar. Si ha­bla­mos de un pro­yec­to em- pre­sa­rial y no un pa­sa­tiem­po, es fun­da­men­tal ela­bo­rar vi­nos eco­nó­mi­cos que es­tén muy bue­nos. Guí­ma­ro o Re­guei­ral, en la Ri­bei­ra Sa­cra, son la prue­ba de que es per­fec­ta­men­te po­si­ble.

—¿Si­gue pen­san­do que Ga­li­cia es el fo­co que guía una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción vi­tí­co­la?

—Ca­da vez lo ten­go más cla­ro. Lo im­por­tan­te es que hay gen­te que se lo em­pie­za a creer, sin nin­gún ti­po de so­ber­bia. Ven que pue­den dis­tin­guir­se como ela­bo­ra­do­res con ho­nes­ti­dad, echan­do mano de la tra­di­ción y de las va­rie­da­des lo­ca­les. Hay un pro­ce­so de re­ge­ne­ra­ción vi­tí­co­la, Lau­ra Lo­ren­zo, Prá­dio, Cu­me Avia... Son pro­yec­tos jó­ve­nes que he in­cor­po­ra­do aho­ra a la guía.

—Por su sin­gu­la­ri­dad, ¿pue­de ilu­mi­nar al­go más ese ca­mino Ri­bei­ra Sa­cra?

—La can­ti­dad de te­rru­ños que hay en Ri­bei­ra Sa­cra es im­pre- sio­nan­te. Me pa­re­ce muy in­tere­san­te la óp­ti­ca de gen­te como Do­mi­ni­que Rou­jou y otros ela­bo­ra­do­res que mi­ran ha­cia fue­ra. En Ri­bei­ra Sa­cra hay te­rru­ño, pai­sa­je, ma­te­ria pri­ma y co­no­ci­mien­to, que es lo que se echa­ba en fal­ta. Esa di­ver­si­dad es una ri­que­za que hay que sa­ber ex­plo­tar.

Ó. CE­LA

Fi­sac, en fo­to de ar­chi­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.