Iván: «Con nues­tras vir­tu­des y de­fec­tos mo­ri­re­mos en el cam­po»

El en­tre­na­dor del Ve­rín asu­me el gol­pe aními­co de las úl­ti­mas de­rro­tas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense Deportes - LUIS M. RODRÍGUEZ

Iván Gon­zá­lez ha de­ja­do su im­pron­ta en el Ve­rín que as­cen­dió des­de la Pri­me­ra Au­to­nó­mi­ca a la Ter­ce­ra Di­vi­sión y en ese se­llo par­ti­cu­lar que de­fi­ne a su equi­po es di­fí­cil en­con­trar jor­na­das como la del pa­sa­do do­min­go, cuan­do sa­lie­ron go­lea­dos de Mu­gar­dos. El pro­pio téc­ni­co re­co­no­ce: «No fue un buen par­ti­do por nues­tra par­te y re­pre­sen­tó un gol­pe aními­co pa­ra todos, pe­ro to­ca ol­vi­dar­lo y se­guir cen­tra­dos en nues­tro ob­je­ti­vo de ase­gu­rar la per­ma­nen­cia».

Es la se­gun­da vez en lo que va de cur­so que el com­bi­na­do del Ar­jiz pierde dos par­ti­dos con­se­cu­ti­vos y, de he­cho, ape­nas ha caí­do tras ese pri­mer tro­pie­zo en la par­ce­la de des­cen­so di­rec­to, que ha­bía lo­gra­do evi­tar has­ta esa fe­cha. Son da­tos que Gon­zá­lez Pa­la­cios ra­zo­na pa­ra de­fen­der su op­ti­mis­mo: «El del do­min­go fue uno de los po­cos días malos que he­mos te­ni­do, una de nues­tras prin­ci­pa­les cua­li­da­des es que so­mos un equi­po sa­cri­fi­ca­do y es­ta vez no lo fui­mos tan­to, pe­ro es­toy se­gu­ro de que vol­ve­re­mos a ser com­pe­ti­ti­vos».

En reite­ra­das opor­tu­ni­da­des, el en­tre­na­dor de los ve­ri­nen­ses ha­bía in­ci­di­do en que la di­fi­cul­tad de la em­pre­sa que abor­da­ron es­te año era no­to­ria, pe­ro no por eso pa­re­ce dis­pues­to a arro­jar la toa­lla an­tes de tiem­po: «Las se­gun­das vuel­tas sue­len ser más di­fí­ci­les pa­ra todos y si le aña­di­mos la po­si­bi­li­dad de que ha- ya arras­tres, es­tá cla­ro que de de­jar a cua­tro equi­pos por de­ba­jo a de­jar a seis ha­ce to­do más com­pli­ca­do, pe­ro no­so­tros estamos aquí pa­ra intentar sal­var­nos y pa­ra eso te­ne­mos que intentar pun­tuar par­ti­do a par­ti­do».

Tam­po­co es Iván par­ti­da­rio a po­ner­le mu­chas ex­cu­sas a su tra­ba­jo. Pre­fie­re cen­trar­se en lo que tie­ne por de­lan­te y, pe­se a los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos del club o la pla­ga de le­sio­nes y ba­jas, si­gue con­ven­ci­do en que la fór­mu­la ini­cial es la in­di­ca­da pa­ra al­can­zar sus ob­je­ti­vos: «Con nues­tras vir­tu­des y nues­tros de­fec­tos mo­ri­re­mos en el cam­po, ten­dre­mos que tra­ba­jar pa­ra po­ten­ciar unos y ta­par los otros».

En el plano ex­tra­de­por­ti­vo, la di­rec­ti­va de Jo­sé Ma­nuel Zu­bie­la de­ci­dió apla­zar la asam­blea ex­tra­or­di­na­ria y se­guir apor­tan­do su tra­ba­jo pa­ra que el pro­yec­to del club si­ga cre­cien­do. En ese sen­ti­do, el pre­pa­ra­do tam­bién ad­mi­te que «la es­ta­bi­li­dad le vie­ne bien a todos», aña­dien­do que tan­to cua­dro téc­ni­co como ju­ga­do­res se cen­tra­rán en sus fun­cio­nes, las de bus­car los pun­tos ne­ce­sa­rios con el má­xi­mo es­fuer­zo en ca­da jornada.

Tam­bién va­lo­ró de mo­do po­si­ti­vo la in­cor­po­ra­ción de nue­vos ju­ga­do­res en un mer­ca­do in­ver­nal en el cual el Ve­rín no po­día com­pe­tir con el ta­lo­na­rio de otras en­ti­da­des: «Te­nía­mos un problema de can­ti­dad de efec­ti­vos, pe­ro todos los que han lle­ga­do es­tán apor­tan­do sus ca­rac­te­rís­ti­cas al co­lec­ti­vo».

De mo­men­to, eso sí, el me­ta Die­go, Ia­go y Ma­rio si­guen ocu­pan­do pla­za de en­fer­me­ría, mien­tras que Soa­res y Saúl se per­de­rán el pró­xi­mo par­ti­do por san­ción. Lui­si­to se re­in­cor­po­ra, en cam­bio, a los en­tre­na­mien­tos.

SANTI M. AMIL

La vehe­men­cia de Gon­zá­lez Pa­la­cios en ca­da par­ti­do se­rá una se­ña de iden­ti­dad de su equi­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.