La jue­za re­cha­za el re­cur­so de Bal­tar, que pe­día el ar­chi­vo de su ca­so, y aña­de el de­li­to de aco­so

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - M. CH.

Des­pués de que La Voz re­ve­la­se que el Gaiás va a pa­sar más de un año en­tre an­da­mios pa­ra que 70.000 de las 85.000 pie­dras que com­po­nen sus fa­cha­das sean re­vi­sa­das in­di­vi­dual­men­te an­te el ries­go de des­pren­di­mien­to, el Go­bierno ga­lle­go se cen­tró ayer en ma­cha­car el men­sa­je de que la cha­pu­za le sal­drá gra­tis al contribuyente. In­sis­tie­ron en la idea tan­to el pre­si­den­te de la Xun­ta, Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo, como el con­se­llei­ro del ra­mo, Ro­mán Rodríguez. En­tre­tan­to, des­de las fi­las de la opo­si­ción, el BNG exi­gió ex­pli­ca­cio­nes por unos he­chos que en­tien­de «moi gra­ves».

Pre­gun­ta­do acer­ca de quién asu­mi­rá la fac­tu­ra de es­tos tra­ba­jos ya en cur­so, el je­fe del Eje­cu­ti­vo au­tó­no­mo sen­ten­ció: «Is­to non lle po­de cus­tar aos ga­le­gos por­que non é cul­pa dos ga­le­gos». «O que plan­te­xa­mos —agre­gó el man­da­ta­rio po­pu­lar— é sol­ven­tar os pro­ble­mas que nos ato­pa­mos como con­se­cuen­cia dun­ha exe­cu­ción de­fi­cien­te da obra e, por su­pos­to, iso non lle po­de cus­tar na­da á Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca. Esa obra ten que ser fi­nan­cia­da po­las em­pre­sas que a exe­cu­ta­ron nun­ha for­ma in­efi­cien­te no pun­to da co­ne­xión das lo­se­tas coas es­tru­tu­ras dos edi­fi­cios».

Aña­dien­do que los in­mue­bles se en­cuen­tran aún en ga­ran­tía, el ar­gu­men­to lo re­pli­có Rodríguez a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do en el que ga­ran­ti­zó que se­rán las ad­ju­di­ca­ta­rias del pro­yec­to las que asu­man los gas­tos de des­mon­tar y vol­ver a co­lo­car decenas de mi­les de pie­zas en los ex­te­rio­res de tres de los cua­tro blo­ques que com­po­nen la Ciu­dad de la Cul­tu- ra. Los afec­ta­dos son la Bi­blio­te­ca e Ar­qui­vo de Ga­li­cia, el Cen­tro de In­no­va­ción Cul­tu­ral y el Mu­seo Cen­tro Gaiás, inau­gu­ra­dos en­tre enero del 2011 y sep­tiem­bre del 2012. Ini­cia­das el ve­rano pa­sa­do con la fa­lli­da pre­ten­sión de li­mi­tar­las a la me­ra sus­ti­tu­ción de 62 lo­sas, es­tas ta­reas se ex­ten­de­rán en el pri­me­ro y en el se­gun­do de los ci­ta­dos edi­fi­cios has­ta ju­lio o agos­to, mien­tras que en el ter­ce­ro se pro­lon­ga­rán has­ta sep­tiem­bre en su ca­ra prin­ci­pal y en la tra­se­ra has­ta fi­na­les del 2016 o bien prin­ci­pios del 2017.

«Caen­do a ca­chos»

El gru­po na­cio­na­lis­ta en el Par­la­men­to ha­lló en la no­ti­cia mu­ni­ción pa­ra dis­pa­rar al Go­bierno. «Pa­ré­ce­nos moi gra­ve —afeó la dipu­tada Ana Pon­tón— que des­pois de gas­tar 300 mi­llóns de eu­ros nun­ha obra de­sas ca­rac­te­rís­ti­cas, on­de o úni­co va­lor que hai é a ar­qui­tec­tu­ra, esa ar­qui­tec­tu­ra es­tea ago­ra caen­do a ca­chos». El via­je pro­gra­ma­do por Jo­sé Ma­nuel Bal­tar y su fa­mi­lia a Eu­ro­dis­ney no le ha ser­vi­do pa­ra que la ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 3 de Ou­ren­se, Eva Ar­mes­to, acep­ta­ra el apla­za­mien­to de su de­cla­ra­ción como in­ves­ti­ga­do por los de­li­tos de cohe­cho, trá­fi­co de in­fluen­cias y aco­so se­xual. La ma­gis­tra­da, que re­cha­za las ale­ga­cio­nes del pro­pio Bal­tar y de la Fis­ca­lía, que bus­ca­ban el ar­chi­vo, acep­ta que a la de­nun­cian­te se la cite en ca­li­dad de in­ves­ti­ga­da por cohe­cho y trá­fi­co de in­fluen­cias, y tam­bién como per­ju­di­ca­da, lo cual sig­ni­fi­ca que aña­de la vía del aco­so se­xual. La de­ci­sión es re­le­van­te, en la me­di­da en que re­fuer­za la ba­se pa­ra que la cau­sa si­ga ade­lan­te —al po­der ejer­cer ella la acu­sa­ción par­ti­cu­lar por aco­so— en el su­pues­to de que la Fis­ca­lía no acu­se y De­mo­cra­cia Ou­ren­sa­na —per­so­na­da como acu­sa­ción po­pu­lar— aca­be re­ti­rán­do­se, como hi­zo en al­gún ca­so.

La jue­za ha­ce no­tar que de las con­ver­sa­cio­nes gra­ba­das «re- sul­ta que el impu­tado so­li­ci­ta o, al me­nos, acep­ta de T. F. C. un fa­vor de na­tu­ra­le­za se­xual» pa­ra nom­brar­la pa­ra un em­pleo pú­bli­co, pa­ra lo que «se com­pro­me­tía a ha­cer lo po­si­ble». Pa­ra la con­su­ma­ción del cohe­cho no es ne­ce­sa­rio que los ac­tos lle­guen a ejecutarse, di­ce en el au­to.

Re­su­me la jue­za que el cohe­cho y trá­fi­co de in­fluen­cias exi­gen «con­duc­ta pu­ni­ble del par­ti­cu­lar (T. F. C.) que en­tre­ga re­tri­bu­ción (o fa­vor de na­tu­ra­le­za se­xual) a au­to­ri­dad o fun­cio­na­rio pú­bli­co (Jo­sé Ma­nuel) pa­ra rea­li­zar un ac­to con­tra­rio a los de­be­res de su car­go (nom­bra­mien­to pres­cin­dien­do de las dis­po­si­cio­nes le­ga­les que los re­gu­lan) o en con­si­de­ra­ción a su fun­ción o del par­ti­cu­lar (T. F. C.), que in­flu­ye en fun­cio­na­rio o au­to­ri­dad pre­va­lién­do­se de una si­tua­ción de­ri­va­da de su re­la­ción con es­te pa­ra con­se­guir una re­so­lu­ción que pue­da ge­ne­rar un be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co (un tra­ba­jo re­tri­bui­do)».

De­nun­cian­te y de­nun­cia­do es­tán ci­ta­dos el 10 de mar­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.