Otra vez en el ban­qui­llo.

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

fon­so Basterra iba ocul­to en el co­che a la ca­sa de Teo por­que no se le ve en las gra­ba­cio­nes. «So­lo por eso, el pre­si­den­te de­bía ha­ber de­vuel­to el ve­re­dic­to por fal­ta de mo­ti­va­ción».

In­ci­den las de­fen­sas en que hay mu­chas pre­gun­tas sin res­pues­ta. ¿Có­mo se en­tien­de que los ve­ci­nos de la ca­sa cer­ca­na al lu­gar don­de se ha­lló el ca­dá­ver no lo vie­sen aque­lla no­che pe­se a pa­sar tres ve­ces por de­lan­te? ¿Có­mo es po­si­ble que una abo­ga­da como Ro­sa­rio, al­guien tan for­ma­do, pue­da co­me­ter un cri­men de una ma­ne­ra tan bur­da y con tan­tos erro­res? Si se que­ría des­ha­cer de su hi­ja, ¿por qué no la man­dó in­ter­na al ex­tran­je­ro?

En re­su­men, «ni se de­mos­tró» que las cuer­das ha­lla­das jun­to al ca­dá­ver sa­lie­sen de la bo­bi­na hallada en Teo; «ni se en­con­tra­ron» res­tos bio­ló­gi­cos que in­di­quen que el cuer­po sin vi­da de Asun­ta fue­se tras­la­da­do en el Mer­ce­des de Ro­sa­rio; «ni se tu­vo en cuen­ta la in­ca­pa­ci­dad fí­si­ca» de la acu­sa­da pa­ra ba­jar a su hi­ja muer­ta en bra­zos des­de su ha­bi­ta­ción de Teo, me­ter­la en el co­che, sa­car­la y de­jar­la en el ca­mino. Era una ni­ña que pe­sa­ba 41 ki­los. Po- co me­nos que su ma­dre.

Por su par­te, la abo­ga­da Be­lén Hos­pi­do, in­sis­tió en que no hay ni una so­la prue­ba que com­pro­me­ta a Alfonso. En re­fe­ren­cia a los epi­so­dios de som­no­len­cia de Asun­ta, ale­gó su aler­gia. Pa­ra la le­tra­da, es­tos epi­so­dios «pue­den de­ber­se a la ad­mi­nis­tra­ción de an­ti­his­ta­mí­ni­cos». En cuan­to a las di­fe­ren­tes com­pras de lo­ra­ze­pam que reali­zó Alfonso, di­jo que eran pa­ra su ex­mu­jer y «no ha­bía nin­gún mo­ti­vo pa­ra que él pen­sa­se que Ro­sa­rio no to­ma­ba la me­di­ca­ción» o que al­guien se­da­se a la ni­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.