¿Cuál es el ori­gen del problema?

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

de que es­te año se re­gis­tra­rán so­li­ci­tu­des ma­si­vas de asi­lo si los con­flic­tos ex­te­rio­res no re­mi­ten. Los te­mo­res fun­da­dos pro­vie­nen del re­cien­te pul­so que Aus­tria y los paí­ses de Vi­se­gra­do (Re­pú­bli­ca Che­ca, Po­lo­nia, Es­lo­va­quia y Hun­gría) echa­ron a la UE. Todos ellos han desoí­do las lla­ma­das de Bru­se­las pa­ra evi­tar ta­po­nes hu­ma­nos en la ru­ta bal­cá­ni­ca. Vie­na blin­do a cal y canto sus fron­te­ras, pro­vo­can­do cie­rres en ca­de­na en los Bal­ca­nes y hoy se reúne con los paí­ses afec­ta­dos pa­ra lo­grar que Gre­cia sea quien so­por­te to­da la pre­sión. Ac­nur los acu­sa de desatar «el caos» y Ate­nas arre­me­te con­tra ellos por con­ver­tir su te­rri­to­rio en un in­men­so blo- que de con­ten­ción. La po­li­cía he­le­na tu­vo que lle­var de re­gre­so a Ate­nas a 900 mi­gran­tes apos­ta­dos en un pa­so fe­rro­via­rio en la fron­te­ra con Ma­ce­do­nia por­que les im­pi­die­ron la en­tra­da. Las au­to­ri­da­des grie­gas no pue­den de­vol­ver­los al país de don­de vi­nie­ron, Tur­quía. An­ka­ra se nie­ga tam­bién a co­la­bo­rar y na­die en la UE cum­ple con el pro­gra­ma de re­ubi­ca­ción de asi­la­dos. re­pe­tir lo que su­ce­dió en Ca­lais en los úl­ti­mos años. La Jungla, ubi­ca­da en las cer­ca­nías del ca­nal de la Man­cha al­ber­ga a más de 2.000 per­so­nas. Mu­chos cru­za­ron ha­cia Bél­gi­ca an­te la enor­me vigilancia po­li­cial del Eu­ro­tú­nel. El in­mi­nen­te des­alo­jo del cam­pa­men­to fran­cés, que es­tá a la es­pe­ra de una de­ci­sión ju­di­cial que lle­ga­rá en­tre hoy y ma­ña­na, ha pues­to en má­xi­ma aler­ta a las au­to­ri­da­des bel­gas. La lo­ca­li­dad de Zee­brug­ge no de­ja de re­ci­bir mi­gran­tes de los cam­pa­men­tos ga­los de Ca­lais y Dun­ker­que. El mi­nis­tro belga del In­te­rior, Jan Jam­bon, anun­ció ayer la sus­pen­sión tem­po­ral de la li­bre cir­cu­la­ción con Fran­cia pa­ra fre­nar los flu­jos in­con­tro­la­dos de mi­gran­tes en la fron­te­ra. Todos bus­can ca­mi­nos al­ter­na­ti­vos pa­ra lle­gar a te­rri­to­rio bri­tá­ni­co. Tras va­rios días sin re­ci­bir apo­yos, Da­vid Ca­me­ron pu­do con­tar ayer por fin con el de 198 em­pre­sa­rios de la City que ad­vir­tie­ron a los ciu­da­da­nos que ir­se de la Unión Eu­ro­pea se­ría una ame­na­za pa­ra la economía y el em­pleo.

Un ter­cio son di­rec­ti­vos de las em­pre­sas más in­flu­yen­tes del Reino Uni­do, como la ae­ro­lí­nea Easy­jet y el gru­po pe­tro­lí­fe­ro Shell, que sub­ra­yan que el acuer­do me­jo­ra la com­pe­ti­ti­vi­dad. «De­jar la UE des­alen­ta­ría las in­ver­sio­nes, ame­na­za­ría el em­pleo y pon­dría en pe­li­gro la economía. El Reino Uni­do se­rá más fuer­te, más se­gu­ro y más ri­co como miem­bro de la UE», ad­vier­ten en lo que su­po­ne uno de los ma­yo­res es­pal­da­ra­zos pa­ra Ca­me­ron, tras la des­ban­da­da de va­rios mi­nis­tros y del al­cal­de de Lon­dres, Bo­ris John­son. En una carta pu­bli­ca­da por el con­ser­va­dor The Ti­mes, las em­pre­sas in­ci­den en la ne­ce­si­dad de ac­ce­der sin res­tric­cio­nes al mer­ca­do eu­ro­peo de 500 mi­llo­nes de per­so­nas, pa­ra así «se­guir cre­cien­do, in­vir­tien­do y crean­do em­pleos».

Otras em­pre­sas des­ta­ca­das que se su­man al ma­ni­fies­to son Vo­da­fo­ne, Marks & Spen­cer y BT. Sin em­bar­go, tam­bién hay au­sen­cias so­na­das, como las de los ban­cos RBS y Bar­clays y la de las ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos Tes­co, Sains­bury’s y Mo­rri­sons, que creen que la de­ci­sión co­rres­pon­de so­la­men­te a los bri­tá­ni­cos. Des­de el gru­po De­jar la UE, uno de sus fun­da­do­res, Ri­chard Ti­ce, cree que el pre­mier es­tá aco­san­do a las em­pre­sas con su men­sa­je del mie­do, pe­ro tie­ne cla­ro que son otros los fac­to­res que de­ter­mi­na­rán «la con­ti­nui­dad del éxi­to de las in­ver­sio­nes y del cre­ci­mien­to de las em­pre­sas bri­tá­ni­cas».

John­son critica a John­son

Quien tam­bién ha en­tra­do en cam­pa­ña es Stan­ley John­son, el pa­dre del me­diá­ti­co al­cal­de de Lon­dres. Si bien re­sal­ta que la de­ci­sión de su hi­jo ha si­do «muy bien pen­sa­da», con­si­de­ra que se­rá «el fin de su ca­rre­ra po­lí­ti­ca». «Re­pre­sen­ta su pro­fun­da con­vic­ción de que en es­te mo­men­to es­to es lo que tie­ne que ha­cer», pe­ro se que­da sin op­cio­nes de en­trar en el Ga­bi­ne­te de Ca­me­ron cuan­do ter­mi­ne su man­da­to como al­cal­de el 8 de ma­yo, opi­na John­son pa­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.