El pri­mer mi­nis­tro de Ir­lan­da, en ho­ras ba­jas pa­ra re­pe­tir coa­li­ción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

ob­tu­vie­ron ha­ce cin­co años.

De con­fir­mar­se es­tos re­sul­ta­dos el vier­nes, a Kenny no le que­da­rá otra que bus­car más fuer­zas po­lí­ti­cas con las que pac­tar, in­clui­dos dipu­tados in­de­pen­dien­tes y de par­ti­dos mi­no­ri­ta­rios.

Alianza his­tó­ri­ca

Al­gu­nos ex­per­tos apues­tan por una his­tó­ri­ca alianza en­tre el FG y el par­ti­do de cen­tro­de­re­cha Fian­na Fail, con la que se pon­dría fin a la ene­mis­tad que vie­ne de la gue­rra ci­vil (1922-1923). El Fian­na Fail go­ber­nó so­lo du­ran­te dé­ca­das, pe­ro con la cri­sis ca­yó en des­gra­cia. Sin em­bar­go, aho­ra los son­deos le otor­gan el 23 % de los vo­tos, una subida del 5,5 % res­pec­to a ha­ce cin­co años.

Pe­ro la sor­pre­sa de la cam­pa­ña la pro­ta­go­ni­zan los na­cio­na­lis­tas Sinn Féin, que ob­ten­drían un 15 % en el peor de los ca­sos (al­gu­nos son­deos le dan has­ta un 20 %), le­jos del 9,9 % del 2011, gra­cias a una cam­pa­ña que aprovecha la in­dig­na­ción de los ciu­da­da­nos con la aus­te­ri­dad. Su lí­der, Gerry Adams, ve «inevi­ta­ble» la en­tra­da de su for­ma­ción en el Go­bierno. «La gen­te se ha po­li­ti­za­do y se ha ra­di­ca­li­za­do a cau­sa de las me­di­das de aus­te­ri­dad. Lo ve­mos en el apo­yo a Je­remy Corbyn [el lí­der la­bo­ris­ta bri­tá­ni­co], lo po­de­mos ver en Por­tu­gal, lo ve­mos en Gre­cia y tam­bién aquí en Ir­lan­da», di­jo Adams.

Mu­chos le pre­vie­nen de que no se fíe tan­to de las en­cues­tas y le re­cuer­dan lo ocu­rri­do en ma­yo del 2015 en Lon­dres, cuan­do los son­deos veían di­fí­cil que ga­na­se el con­ser­va­dor Da­vid Ca­me­ron y ter­mi­nó ven­cien­do por ma­yo­ría ab­so­lu­ta. Otros sa­can a la luz las som­bras que aún pro­yec­ta el Sinn Féin, por su vin­cu­la­ción du­ran­te años al IRA, res­pon­sa­ble de más de la mi­tad de 3.600 muer­tos en tres dé­ca­das de vio­len­cia en el Úls­ter.

AJohn Bre­wer, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Queen de Bel­fast, apun­ta al im­por­tan­te pa­pel que pue­de ju­gar los na­cio­na­lis­tas del Sinn Féin pa­ra for­mar Go­bierno en Ir­lan­da tras ga­nar po­pu­la­ri­dad con su cam­pa­ña an­ti­aus­te­ri­dad

—¿Qué ba­lan­ce ha­ce de la cam­pa­ña elec­to­ral?

—Es una cam­pa­ña cor­ta, de so­lo un par de se­ma­nas. Es me­jor pa­ra la ca­li­dad de los de­ba­tes y se evi­ta que los po­lí­ti­cos ter­mi­nen di­cien­do lo mis­mo una y otra vez. Eso no quie­re de­cir que no ha­ya si­do in­ten­sa y ago­ta­do­ra, por­que la po­bla­ción es­tá muy dis­per­sa.

—¿Qué par­ti­do es­tá te­nien­do más pro­ta­go­nis­mo?

—Hay que des­ta­car al Sinn Féin, una for­ma­ción pri­mor­dial­men­te de Ir­lan­da del Nor­te que so­lo en los úl­ti­mos años ha in­ten­ta­do mo­vi­li­zar­se en el sur. Su po­pu­la­ri­dad ha cre­ci­do muy rá­pi-

do y tie­ne mu­chas ga­nas de de­mos­trar que pue­de par­ti­ci­par con éxi­to en el Go­bierno. Las úl­ti­mas en­cues­tas le dan una in­ten­ción de vo­to del 24 %, prin­ci­pal­men­te por­que se les aso­cia con el par­ti­do a fa­vor de la paz en el nor­te, lo que les da mu­cha le­gi­ti­mi­dad en el sur. Ade­más, se po­si­cio­nó como el par­ti­do con­tra­rio a la aus­te­ri­dad y es­tá re­co­gien­do mu­chos apo­yos, so­bre to­do de la cla­se trabajadora. Sin em­bar­go, ten­drá que su­pe­rar los tí­pi­cos pro­ble­mas de cual­quier mo­vi­mien­to re­vo­lu­cio­na­rio que quie­re ha­cer una tran­si­ción pa­ra for­mar par­te de un Go­bierno.

—¿Qué Go­bierno ca­be es­pe­rar?

—Creo que vol­ver a ver la coa­li­ción ac­tual se­rá muy di­fí­cil. Veo más fac­ti­ble una alianza en­tre

LEON NEAL AFP

El pri­mer mi­nis­tro En­da Kenny, du­ran­te una vi­si­ta ayer a la fac­to­ría de BMW en Du­blín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.