El Atlé­ti­co re­to­ma su gran am­bi­ción en Eind­ho­ven fren­te al PSV

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes -

Te­ner cuen­tas pen­dien­tes con Mes­si no es un buen ne­go­cio pa­ra na­die. El ar­gen­tino lle­va­ba seis par­ti­dos sin ha­ber po­di­do ba­tir a Cech, todos ellos con el Chel­sea, y en cuan­to el me­ta che­co vis­tió la ca­mi­se­ta del Ar­se­nal, el ar­gen­tino sal­dó su deu­da. Lo hi­zo por par­ti­da do­ble, asal­tan­do el Emi­ra­tes Sta­dium, en la ida de los oc­ta­vos de la Cham­pions, y de­jó en­ca­rri­la­da la eli­mi­na­to­ria pa­ra la vuel­ta en el Camp Nou.

El Ba­rça, que si­gue con pa­so fir­me en la Li­ga, la Co­pa y la Cham­pions, fir­mó un par­ti­do muy se­rio, ju­ga­do en pro­gre­sión, sin ape­nas erro­res en de­fen­sa, y re­suel­to en el tra­mo fi­nal, en los úl­ti­mos 20 mi­nu­tos, cuan­do los gun­ners se lan­za­ron a por el par­ti­do y de­ja­ron es­pa­cios a sus es­pal­das. Luis En­ri­que pi­lló en una em­bos­ca­da a Wen­ger, que vuel­ve a fra­ca­sar an­te el cua­dro ca­ta­lán.

De me­nos a más

El Ba­rça fue de me­nos a más. Quien sa­lió arri­ba a pre­sio­nar fuer­te fue el Ar­se­nal. Lle­va­dos en vo­lan­das por su pú­bli­co, los gun­ners te­nían pri­sa por ade­lan­tar­se, to­do lo con­tra­rio que el Ba­rça, que sal­tó mi­dien­do los tiem­pos, sa­bien­do que la eli­mi­na­to­ria es muy lar­ga y cons­cien­te de que te­nía la ba­la en la re­cá­ma­ra, que se lla­ma la vuel­ta del Camp Nou. Ar­sè­ne Wen­ger, ca­si ob­se­sio­na­do con los azul­gra­na, a los que ha­bía con­ce­di­do el car­tel de cla­ro fa­vo­ri­to, pre­pa­ró a con­cien­cia el cho­que. Dis­pu­so un 4-4-2, en el que el úni­co li­be­ra­do pa­ra la pre­sión era Özil. Todos los de­más, cuan­do el Ba­rça sa­lía des­de atrás, for­ma­ban una den­sa red, muy di­fí­cil de pe­ne­trar pa­ra los azul­gra­na.

En el pri­mer cuar­to de ho­ra, a los de Luis En­ri­que se les atra­gan­tó la ma­ra­ña in­gle­sa. Pe­ro po- co a po­co, los blau­gra­nas em­pe­za­ron sen­tir­se más a gus­to con la pe­lo­ta. Eso no que­ría de­cir que los cu­lés crea­ran pe­li­gro, pe­ro al me­nos, con el ba­lón en los pies, po­dían con­te­ner la sa­li­da pre­sio­nan­te de los lon­di­nen­ses. El pe­li­gro era cuan­do el Ba­rça per­día en la crea­ción, por­que Ale­xis, Özil, Cham­ber­lain y Gi­roud eran unas ba­las. El ex­tre­mo in­glés tu­vo la pri­me­ra oca­sión del cho­que, en el 22, pe­ro su dis­pa­ro, muy flo­jo, lo ata­jó Ter Ste­gen. Bus­quets dis­pa­ró to­das las alarmas, cuan­do pi­dió el cam­bio a la me­dia ho­ra. Por suer­te, la pe­lo­ta no sa­lió fue­ra, y po­co a po­co se fue en­con­tran­do me­jor, y de he­cho com­ple­tó los 90 mi­nu­tos. Mien­tras tan­to, Mes­si, em­pe­za­ba a avi­sar, eso sí, con un par de lan­za­mien­tos al­go tí­mi­dos, pe­ro que con­si­guie­ron ha­cer re­cu­lar a los bri­tá­ni­cos. El Ba­rça em­pe­zó la pri­me­ra par­te con­tem­po­ri­zan­do, pe­ro la aca­bó con dos ad­ver­ten­cias muy se­rias. La pri­me­ra, una con­tra mal re­suel­ta, y la se­gun­da, un re­ma­te de ca­be­za de Suá­rez, que se es­ca­pó ro­zan­do el pa­lo.

Ida y vuel­ta

Tras, el des­can­so, el Ba­rça in­sis­tió en la ad­ver­ten­cia: Ney­mar tu­vo un mano a mano con Cech, pe­ro el guar­da­me­ta che­co ata­jó por ba­jo. Los azul­gra­na que­rían re­sol­ver, pe­ro el Ar­se­nal se mos­tra­ba se­gu­ro en la de­fen­sa, qui­zá su ta­lón de Aqui­les his­tó­ri­co. Uno y otro per­die­ron al­go el con­trol de la pe­lo­ta y el par­ti­do se con­vir­tió en un ida y vuel­ta, en una ru­le­ta ru­sa.

Cual­quie­ra po­día ga­nar, por- que el ba­lón iba de área a área ca­si sin re­po­so. Con me­dia ho­ra por de­lan­te, Ter Ste­gen sa­có una gran mano a ca­be­za­zo de Gi­roud y los bri­tá­ni­cos se fue­ron arri­ba, ata­can­do a gol­pe de cor­ne­ta. Cuan­do más es­ta­ba su­frien­do el Ba­rça, con el Ar­se­nal apre­tan­do y la de­fen­sa azul­gra­na en­ca­de­nan­do erro­res, la ma­yo­ría de ellos for­za­dos por la pre­sión lo­cal, el tri­den­te fir­mó una con­tra per­fec­ta, en ape­nas cua­tro to­ques, Ney­mar asis­tió a Mes­si, quien so­lo, des­de den­tro del área ba­tió a Cech. Go­la­zo de ma­nual, en el mo­men­to opor­tuno, con el equi­po con­tra­rio ca­si col­ga­do so­bre el área de Ter Ste­gen.

El tan­to, a fal­ta de 20 mi­nu­tos, ma­tó a los in­gle­ses, que aunque con la sa­li­da de Wel­beck tu­vie­ron una pe­que­ña reac­ción, veían que la eli­mi­na­to­ria se les es­ca­pa­ba en­tre los de­dos. En el 77, Suá­rez es­tre­lló un re­ma­te al pa­lo, an­te­sa­la del desas­tre lo­cal, cuan­do Mes­si, ro­bó un ba­lón mal des­pe­ja­do por Mer­te­sac­ker y Kos­cielny le de­rri­bó en pe­nal­ti. El ar­gen­tino no fa­lló y el Ba­rça ya mi­ra a los cuar­tos de fi­nal. El es­ta­dio Phi­lips de Eind­ho­ven, el PSV y su for­ta­le­za en ca­sa po­nen a prue­ba al Atlé­ti­co de Ma­drid (20.45 ho­ras, BeIN Sports) y su gran am­bi­ción, la Li­ga de Cam­peo­nes, el de­sa­fío pen­dien­te de un gru­po ga­na­dor, apar­ta­do el do­min­go de la lu­cha por la Li­ga e ilu­sio­na­do con un re­to de tre­men­da exi­gen­cia. En su es­ta­dio, el PSV, lí­der de la Li­ga ho­lan­de­sa —don­de ha ga­na­do los 8 úl­ti­mos par­ti­dos—, so­lo ha ce­di­do dos em­pa­tes, am­bos en Li­ga, y una de­rro­ta, en la Co­pa con­tra el Utrecht.

An­te la ba­ja de Luuk de Jong, má­xi­mo go­lea­dor de su equi­po, los ar­gu­men­tos del PSV son Prop­per, un cen­tro­cam­pis­ta con lle­ga­da; el esx­de­por­ti­vis­ta Guar­da­do, re­cién re­cu­pe­ra­do de una le­sión mus­cu­lar; el ex­tre­mo Lo­ca­dia o el uru­gua­yo Gas­tón Pereiro.

En el Atlé­ti­co, que re­cu­pe­ra a Au­gus­to Fer­nán­dez, las du­das re­si­den en sa­ber quien acom­pa­ña­rá a Go­din, si Giménez o Sa­vic; ade­más de si ju­ga­rá con Viet­to u Oli­ver, ya que en el me­dio del cam­po pa­re­cen fi­jos Saúl, Ga­bi y Ko­ke, mien­tras que Griez­mann y To­rres tam­bién tie­nen si­tio en el on­ce ini­cial.

ANDY RAIN EFE

Lio­nel Mes­si ce­le­bra uno de los go­les que mar­có al Ar­se­nal ayer en el Emi­ra­tes Sta­dium.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.