«Pro­vo­car me pa­re­ce di­ver­ti­do»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición -

Ha­ce so­lo cin­co me­ses es­ta­ba es­cri­bien­do guio­nes y ha­cien­do mo­nó­lo­gos, pe­ro el 2016 ha si­tua­do en pri­me­ra lí­nea al ac­tor Ma­nuel Bur­que, ca­na­rio de na­ci­mien­to pe­ro co­ru­ñés de Ria­zor des­de los tres años. Es­tu­vo no­mi­na­do al Go­ya al me­jor ac­tor re­ve­la­ción por Re­qui­si­tos pa­ra ser una per­so­na nor­mal y, po­co des­pués, se con­vir­tió en uno de los per­so­na­jes más ge­nui­nos de la se­rie de An­te­na 3 Bus­can­do el nor­te.

—¿Se pue­de de­cir que es su año?

—Pri­me­ro fue lo de los Go­ya; a la semana si­guien­te, se es­tre­nó Bus­can­do el nor­te, y tra­ba­jo en un guion pa­ra Te­le­cin­co Ci­ne­ma. To­do a la vez.

—¿Cuál de esas fa­ce­tas pre­fie­re?

—Es­toy con las dos a tope. La sa­tis­fac­ción in­te­lec­tual que me da es­cri­bir o di­ri­gir es mu­cho más fuer­te, pe­ro ac­tuar es muy di­ver­ti­do y muy dul­ce.

—En los Go­ya, como ac­tor des­fi­ló por la al­fom­bra ro­ja, pe­ro como guio­nis­ta ha­bría en­tra­do por la puer­ta de atrás...

—Ya ves, eso es al­go que hay que reivin­di­car con fuer­za. No se tra­ta de fa­ma, sino de re­co­no­ci­mien­to. Cuan­ta más im­por­tan­cia se le dé a la fi­gu­ra del guio­nis­ta más va a cre­cer to­da la fic­ción. Hay que en­sal­zar esa fi­gu­ra como ya se es­tá ha­cien­do en Es­ta­dos Uni­dos, por­que es par­te esen­cial de la au­to­ría de una pe­lí­cu­la.

—Su per­so­na­je de Salva se ha con­ver­ti­do en el ca­ra­du­ra más ri­qui­ño de la tem­po­ra­da te­le­vi­si­va.

—Es­toy en­can­ta­do con Salva, por­que cuan­do una co­sa me ha­ce gra­cia me re­sul­ta más fá­cil de­fen­der­la. Cuan­do me pre­sen­ta­ron a Salva, me reí mu­cho, por­que me pa­re­cía tan ca­zu­rro y tan bes­tia que me ha­cía gra­cia. Siem­pre voy con­ten­to a ro­dar. Den­tro de esa co­ra­za de ca­ra­du­ra es­con- de a una per­so­na muy frá­gil que in­ten­ta huir de sí mis­mo. Cuan­do hice Re­qui­si­tos pa­ra ser una per­so­na nor­mal, yo par­tía de un ni­vel de có­mi­co más irre­ve­ren­te y Leticia [Do­le­ra] me lle­vó a ser muy tierno. La gen­te pen­só que yo era como el per­so­na­je, bue­ni­ño y sin mal­dad. Y de re­pen­te Salva es to­do lo con­tra­rio. Me sa­tis­fa­ce po­der ha­cer es­tas co­sas tan di­fe­ren­tes, por­que no soy ni como uno ni como otro. A mí pro­vo­car me pa­re­ce di­ver­ti­do, me gus­ta cru­zar lí­mi­tes y ro­zar lo in­co­rrec­to y Salva eso lo tie­ne. Es un dis­fraz que me que­da como un guan­te.

—¿Ha apren­di­do ale­mán du­ran­te el ro­da­je en Ber­lín?

—Al prin­ci­pio pen­sé que era una bue­na opor­tu­ni­dad y me ba­jé el pro­gra­ma de Goo­gle. Pe­ro el ale­mán es com­pli­ca­do y, como íba­mos a sa­co con la se­rie, tu­ve que ti­rar pa­ra ade­lan­te. En­con­tré mi pro­pio sis­te­ma pa­ra que pa­rez­ca que pro­nun­cio bien, pe­ro no sé gra­má­ti­ca, so­lo al­gu­nas pa­la­bras.

—¿Por qué fun­cio­na «Bus­can­do el nor­te»?

—Es una se­rie clá­si­ca, de tra­mas re­co­no­ci­bles, pe­ro los per­so­na­jes son muy di­fe­ren­tes e in­vier­ten los pa­pe­les. Ade­más, se jue­ga mu­cho con los tó­pi­cos. Es un Es­pa­ña con­tra Ale­ma­nia, que ya he­mos vis­to en mu­chos mun­dia­les y no­so­tros que­re­mos que ga­nen los es­pa­ño­les, los nues­tros. Hay una gue­rra abier­ta ahí.

—¿Co­rren bue­nos tiem­pos pa­ra el hu­mor?

—La co­me­dia siem­pre es­tá de mo­da, pe­ro de­be­ría reivin­di­car­se mu­cho más. Pa­ra mí el hu­mor no de­be te­ner ba­rre­ras. La co­me­dia es fic­ción y no se pue­de im­po­ner como de­li­to al­go que es fic­ción. El hu­mor se ba­sa en sor­pren­der, pe­ro es ino­fen­si­vo, nos ha­ce más to­le­ran­tes y más li­bres. Hoy las re­des so­cia­les se han des­ma­dra­do y en ellas se lle­ga a ame­na­zar de muer­te a al­guien por con­tar un chis­te, ol­vi­dan­do que es­cri­bir en una red so­cial es como ca­mi­nar por ca­lle; por muy bueno que sea tu dis­fraz no pue­des in­sul­tar. Mi per­so­na­je, Salva, va a te­ner chis­tes muy bru­tos y va a es­tar en la pa­les­tra mu­chas ve­ces por sus co­men­ta­rios, pe­ro no hay que ol­vi­dar que es fic­ción.

ATRES­ME­DIA

Ma­nuel Bur­que ase­gu­ra que Salva es un dis­fraz a su me­di­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.