«Estamos co­bran­do las ha­bi­ta­cio­nes al mis­mo pre­cio que en el año 2010»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

Si so­lo se ob­ser­va­sen los da­tos, se po­dría de­cir que el año 2016 ha em­pe­za­do con buen pie pa­ra el sec­tor tu­rís­ti­co de la pro­vin­cia de Ou­ren­se. Así, a lo lar­go del mes de enero vi­si­ta­ron el te­rri­to­rio 16.360 vi­si­tan­tes, una ci­fra que su­pe­ró a la lo­gra­da du­ran­te el mis­mo mes del año an­te­rior, cuan­do se con­ta­bi­li­za­ron me­dio mi­llar de tu­ris­tas me­nos. Sin em­bar­go, el día a día pa­ra quie­nes vi­ven del tu­ris­mo es bien dis­tin­to y en al­gu­nos es­ta­ble­ci­mien­tos de la ca­pi­tal no es­tán con­ten­tos con có­mo es­tán yen­do las co­sas has­ta el mo­men­to. «El año ha em­pe­za­do mal», sen­ten­cia la pro­pie­ta­ria de un cén­tri­co ho­tel de la ca­pi­tal, que ase­gu­ra que «aho­ra mis­mo la co­sa es gra­ve». Pe­se a la bue­na ubi­ca­ción del es­ta­ble­ci­mien­to y a los bue­nos re­sul­ta­dos de ocu­pa­ción que con­si­guen du­ran­te el fin de semana, la em­pre­sa­ria ase­gu­ra que ca­da vez es más com­pli­ca­do con­se­guir clien­tes que se alo­jen a lo lar­go de la semana. «Ha de­caí- do mu­cho el nú­me­ro de per­so­nas que re­ser­van una ha­bi­ta­ción por mo­ti­vos de tra­ba­jo. An­tes es­tos pro­fe­sio­na­les se que­da­ban dos o tres días y dor­mían en los ho­te­les, pe­ro aho­ra vie­nen y se van en el mis­mo día», ex­pli­ca la hos­te­le­ra que ad­vier­te que «estamos co­bran­do las ha­bi­ta­cio­nes al mis­mo pre­cio del 2010». Pe­se a ello, ase­gu­ra que el ti­po de ha­bi­ta­ción con más de­man­da es la do­ble con ca­ma su­ple­to­ria, la mo­da­li­dad que re­sul­ta más eco­nó­mi­ca pa­ra los clien­tes.

Pe­se a es­te ba­che, las pers­pec­ti­vas a cor­to pla­zo no pa­re­cen des­alen­ta­do­ras y, de he­cho, ase­gu­ran des­de el ho­tel, con 15 ha­bi­ta- cio­nes y seis em­plea­dos, que ya tie­nen to­do com­ple­to pa­ra la Semana Santa. «Ca­da vez se re­ser­va con más an­te­la­ción», cons­ta­ta la em­pre­sa­ria, a la que la ma­yor par­te de re­ser­vas lle­ga a tra­vés de in­ter­net.

Sin em­bar­go, el co­mien­zo del año no es­tá sien­do igual pa­ra todos. «De mo­men­to no po­de­mos que­jar­nos», ex­pli­ca una em­plea­da del ho­tel Mi­ño, si­tua­do tam­bién en la ca­pi­tal y que dis­po­ne de 35 ha­bi­ta­cio­nes y una plan­ti­lla de diez tra­ba­ja­do­res. Ase­gu­ra que la ocu­pa­ción du­ran­te los fi­nes de semana es del cien por cien, mien­tras que du­ran­te la semana sue­le que­dar­se en la mi­tad, una si­tua­ción que po­día con­fir­mar­se ayer mis­mo. Los mo­ti­vos la­bo­ra­les son los que atraen a los clien­tes de lu­nes a vier­nes, mien­tras que sá­ba­dos y do­min­gos el ocio y, so­bre to­do, las ter­mas, son el gran re­cla­mo. De ca­ra a la Semana Santa, «las pers­pec­ti­vas son bue­nas», coin­ci­de la trabajadora.

FO­TO MIGUEL VI­LLAR

El ter­ma­lis­mo es, al me­nos en teo­ría, uno de los prin­ci­pa­les re­cla­mos tu­rís­ti­cos de la pro­vin­cia pe­ro la ofer­ta de pla­zas aún es re­du­ci­da. Son seis los es­ta­ble­ci­mien­tos abier­tos al pú­bli­co a día de hoy y se da la cir­cuns­tan­cia de que en la ca­pi­tal no hay nin­gu­na pla­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.