Ho­te­les, ba­res y agen­cias de via­jes se­rán ins­pec­cio­na­dos en bus­ca de frau­des

Por pri­me­ra vez ha­brá con­tro­les es­pe­cí­fi­cos de guías y de apar­ta­men­tos en In­ter­net

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - M. CHEDA

La Axen­cia de Tu­ris­mo de Ga­li­cia se dis­po­ne a lan­zar su ma­yor ope­ra­ción con­tra el frau­de y las ma­las prác­ti­cas den­tro del sec­tor. «Pa­ra a con­se­cu­ción dos ob­xec­ti­vos da ca­li­da­de e a ex­ce­len­cia», su cuer­po de ins­pec­to­res lle­va­rá a ca­bo a lo lar­go de es­te año, como mí­ni­mo, 11.723 in­ter­ven­cio­nes, más que nun­ca an­tes. Así fi­gu­ra de­ta­lla­do en un plan que el Con­se­llo de la Xun­ta apro­ba­rá hoy. Por pri­me­ra vez, ese do­cu­men­to in­clu­ye sen­das cam­pa­ñas es­pe­cí­fi­cas pa­ra ca­zar a guías ejer­cien­do el ofi­cio sin la pre­cep­ti­va acre­di­ta­ción y pa­ra lo­ca­li­zar apar­ta­men­tos ofre­ci­dos ile­gal­men­te a tra­vés de In­ter­net.

Por sí so­lo, el tu­ris­mo ya apor­ta a la co­mu­ni­dad una no­ve­na par­te de su pro­duc­to in­te­rior bru­to (PIB); al cam­bio, más de 500 mi­llo­nes de eu­ros men­sua­les. De la economía re­gio­nal, ac­tual­men­te, es de lo que me­jor pi­ta. Por­que del 2014 a es­ta par­te vi­ve ins­ta­la­do en má­xi­mos his­tó­ri­cos, cre­ce el do­ble que en el res­to de Es­pa­ña. En el 2015, no en vano, atra­jo a un ré­cord de 4.583.704 via­je­ros, se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca. Y pa­ra el 2016, si no fa­llan los cálcu­los ofi­cia­les, la clien­te­la au­men­ta­rá otro 9 %.

El Eje­cu­ti­vo au­tó­no­mo, en ese con­tex­to, te­me una muer­te por éxi­to. Me­jor una expansión ba­jo es­tric­ta su­per­vi­sión que llo­rar ma­ña­na en la mor­gue a la gallina de los hue­vos de oro, pien­sa. De ahí el pro­gra­ma de con­tro­les al que da­rá luz ver­de es­ta ma­ña­na. En vir­tud del mis­mo, has­ta el 31 de di­ciem­bre se rea­li­za­rán un pro­me­dio se­ma­nal de 266 vi­si­tas a es­ta­ble­ci­mien­tos del gre­mio. Eso con­tan­do so­la­men­te las pla­ni­fi­ca­das, no las que los ins­pec­to­res va­yan efec­tuan­do de ofi­cio, a raíz de una de­nun­cia de par­te, por or­den ex­pre­sa de un su­pe­rior y, en épo­cas con­cre­tas, en el marco de des­plie­gues es­pe­cia­les.

Al ca­bo del ejer­ci­cio, las su­per­vi­sio­nes afec­ta­rán al 100 % de las agen­cias de via­jes y de los al­ber­gues; al 70 % de las ca­sas ru­ra­les y de los ho­te­les de cin­co, cua­tro y tres estrellas; al 40 % de los cám­pings, de los res­tau­ran­tes, de las pen­sio­nes y de los apar­ta­men­tos; y al 25 % de los ba­res y de los re­cin­tos ho­te­le­ros de me­nor ca­te­go­ría. Ade­más, en una ac­ción has­ta el mo­men­to iné­di­ta, va­rios de los hom­bres de ne­gro de Tu­ris­mo pa­sa­rán la Semana Santa y el pe­río­do de ju­nio a sep­tiem­bre con­fun­dién­do­se en­tre los vi­si­tan­tes de las ciu­da­des. So­bre to­do en pun­tos de gran afluen- cia den­tro de los nú­cleos his­tó­ri­cos, in­ten­ta­rán de esa ma­ne­ra sor­pren­der a quie­nes ope­ren como guías de gru­pos sin po­seer la li­cen­cia pa­ra ello.

En pa­ra­le­lo, otros com­pa­ñe­ros ras­trea­rán los por­ta­les de In­ter­net de­di­ca­dos al ne­go­cio del alo­ja­mien­to fue­ra de cir­cui­to. Con la in­mi­nen­te en­tra­da en vi­gor del de­cre­to que re­gu­la­rá en Ga­li­cia las vi­vien­das de uso tu­rís­ti­co (al­qui­le­res va­ca­cio­na­les de pi­sos pa­ra es­tan­cias cor­tas), se ocu­pa­rán de de­tec­tar aque­llos de­cla­ra­dos que no res­pe­ten los nue­vos re­qui­si­tos im­pues­tos o bien los que di­rec­ta­men­te se ofrez­can sin ha­ber si­do pre­via­men­te da­dos de al­ta en el re­gis­tro au­to­nó­mi­co.

En los lo­ca­les re­gla­dos, los con­tro­les per­se­gui­rán en tér­mi­nos ge­ne­ra­les que la ac­ti­vi­dad allí se ajus­te a la ley. El clá­si­co com­ba­te al ti­mo, a la pi­ca­res­ca y a la pi­ra­te­ría. Pe­ro ha­brá tam- bién au­di­to­rías es­pe­cí­fi­cas. Por ejem­plo, en las ca­sas ru­ra­les, de las co­mi­das y de fal­sas ba­jas; en los res­tau­ran­tes, de la ade­cua­ción de lo ser­vi­do a lo pro­me­ti­do y de la in­clu­sión de todos los pre­cios en las car­tas; en las agen­cias de via­jes, de las pó­li­zas de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil; en los ba­res, de «de­co­ro» y de las con­di­cio­nes hi­gié­ni­co-sa­ni­ta­rias en los vá­te­res; en los al­ber­gues, con­tra el in­tru­sis­mo y de co­bro por fa­ci­li­da­des que no de­be­rían su­po­ner gas­to ex­tra al­guno, como el ac­ce­so a sá­ba­nas y toa­llas; y en los cám­pings, del es­ta­do de bun­ga­lós e ins­ta­la­cio­nes au­xi­lia­res.

A me­nor es­ca­la que las pre­pa­ra­das pa­ra el 2016, ac­tua­cio­nes si­mi­la­res a es­tas sir­vie­ron el año pa­sa­do a la Axen­cia de Tu­ris­mo pa­ra abrir un 13 % más de di­li­gen­cias que du­ran­te el 2014, 6.641 en to­tal: 2.497 in­for­mes, 3.926 ac­tas de cons­tan­cia (de­fi­cien­cias sin cas­ti­go) y 218 de in­frac­ción. Un 41,7 % de es­tas úl­ti­mas se con­cen­tra­ron en la pro­vin­cia de A Co­ru­ña (91), fren­te a las 47 de­tec­ta­das en Ou­ren­se, las 46 de Lu­go y las 34 de Pon­te­ve­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.