Ma­riano Ra­joy des­pre­cia el «pac­to de sa­lón, que no sir­ve pa­ra na­da»

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - RA­MÓN GO­RRIA­RÁN

«No sir­ve pa­ra na­da». Ma­riano Ra­joy es­tá per­sua­di­do de que el acuer­do en­tre el PSOE y Ciu­da­da­nos es una me­ra ope­ra­ción «pu­bli­ci­ta­ria» pa­ra ma­yor glo­ria de Pe­dro Sán­chez y Al­bert Ri­ve­ra, pe­ro sin nin­gu­na uti­li­dad ni po­si­bi­li­dad pa­ra la in­ves­ti­du­ra ni pa­ra for­mar go­bierno.

Pe­se a ello, el pac­to en­tre el PSOE y Ciu­da­da­nos no en­tra­ba en los cálcu­los de Ra­joy, que siem­pre con­si­de­ró más fac­ti­ble el en­ten­di­mien­to de los so­cia­lis­tas con Po­de­mos. Un error de cálcu­lo que ex­pli­ca su reac­ción des­de­ño­sa pues ha frus­tra­do en bue­na me­di­da sus pla­nes de for­jar una alianza con am­bos par­ti­dos, pe­ro con el PP de pro­ta­go­nis­ta, des­pués del 5 de mar­zo, cuan­do se ce­le­bre la se­gun­da vo­ta­ción de la in­ves­ti­du­ra de Sán­chez y que tie­ne to­das las pa­pe­le­tas pa­ra fra­ca­sar.

Pa­ra el je­fe del Eje­cu­ti­vo en fun­cio­nes, el acuer­do que ru­bri­ca­ron Sán­chez y Ri­ve­ra «no es de in­ves­ti­du­ra ni de go­bierno», es un pac­to «de sa­lón o pu- bli­ci­ta­rio» que se ol­vi­da de los asun­tos «im­por­tan­tes» —ci­tó la crea­ción de em­pleo, la com­pe­ti­ti­vi­dad, la po­lí­ti­ca an­ti­te­rro­ris­ta o la uni­dad de Es­pa­ña— y abun­da en afo­ra­mien­tos, dipu­tacio­nes pro­vin­cia­les o ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas po­pu­la­res. En de­fi­ni­ti­va, «ha­bla de cin­co co­sas por aquí y tres por allí». El pre­si­den­te del Go­bierno hi­zo es­tas con­si­de­ra­cio­nes en un pro­gra­ma ma­tu­tino de An­te­na 3, an­tes de que se hi­cie­ra pú­bli­co el do­cu­men­to pac­ta­do por el PSOE y Ciu­da­da­nos.

No a Sán­chez

El PP, ase­gu­ró, dirá no a la in­ves­ti­du­ra de Sán­chez en las vo­ta­cio­nes del 2 y 5 de mar­zo. La abs­ten­ción no se con­tem­pla ni si­quie­ra como po­si­bi­li­dad pa­ra evi­tar un hi­po­té­ti­co go­bierno de los so­cia­lis­tas con Po­de­mos. Ese ar­gu­men­to, el te­mor a una alianza del PSOE con el par­ti­do de Pa­blo Igle­sias, es con el que Ri­ve­ra ha in­ten­ta­do con­ven­cer al PP y lo vol­ve­rá a po­ner so­bre la me­sa. El lí­der de Ciu­da­da­nos ha ha­bla­do mu­cho en es­tos días con el se­cre­ta­rio ge- ne­ral del PSOE y sa­be que si el pac­to con su par­ti­do no hu­bie­ra fra­gua­do, el en­ten­di­mien­to de Sán­chez con Igle­sias, pe­se a sus leo­ni­nas con­di­cio­nes, es fac­ti­ble.

Un es­ce­na­rio que pue­de re­abrir­se des­pués del 5 de mar­zo. Trans­cu­rri­do ese día y en el en­ten­di­do de que la in­ves­ti­du­ra fra­ca­sa­rá, el pa­so si­guien­te de Ra­joy se­rá po­ner­se en con­tac­to con Ri­ve­ra pa­ra, en pa­la­bras del vi­ce­se­cre­ta­rio de or­ga­ni­za­ción del PP, Fer­nan­do Mar­tí­nez-Mai­llo, dia­lo­gar «a par­tir de ce­ro» pa­ra tra­tar de re­cu­pe­rar el pac­to a tres ban­das. Si lo con­si­gue, Ra­joy plan­tea­rá al rey que tie­ne los apo­yos pa­ra pre­sen­tar­se a la in­ves­ti­du­ra. «Lo nor­mal», di­jo, es que Fe­li­pe VI le brin­de esa opor­tu­ni­dad, aunque la de­ci­sión es su­ya. Lo que no va a ha­cer es «ma­rear la per­diz» como, a su jui­cio, ha he­cho Sán­chez con reunio­nes «con unos y otros» du­ran­te un mes pa­ra al­can­zar un acuer­do mí­ni­mo que no va a ser­vir más que pa­ra ge­ne­rar frus­tra­ción. Por­que Ra­joy si­gue con­si­de­ran­do que el es­ce­na­rio más pro­ba­ble es el de nue­vas elec­cio­nes el 26 de ju­nio.

D. CRES­PO

Pa­ra Ra­joy, el acuer­do en­tre PSOE y Ciu­da­da­nos se re­du­ce a «cin­co co­sas por aquí y tres por allí».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.