Her­mo­so, pe­ro es­té­ril

Fer­nan­do Óne­ga

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

¿Yahora qué ha­ce Ra­joy? Du­ran­te los úl­ti­mos días anun­ció que no ti­ra­ba la toa­lla y que op­ta­rá a la in­ves­ti­du­ra. Aho­ra, con el pac­to en­tre Sán­chez y Ri­ve­ra, lo pue­de y lo de­be intentar, por­que ese Go­bierno so­cial-cen­tris­ta no va a sa­lir. Pe­ro ¿ten­drá alia­dos? Ese es el problema. Has­ta ayer po­día con­tar con Al­bert Ri­ve­ra, pe­ro Ri­ve­ra con­tra­jo ma­tri­mo­nio ci­vil con el PSOE y ten­dría que pro­mo­ver un di­vor­cio pa­ra cam­biar pú­bli­ca­men­te de pa­re­ja. ¿Y la gran coa­li­ción? Un sue­ño que si­gue tro­pe­zan­do con las in­com­pa­ti­bi­li­da­des que ayer co­men­ta­mos: Pe­dro Sán­chez no ha ve­ni­do a es­te mundo pa­ra re­ga­lar el po­der a la de­re­cha. Fe­li­pe Gon­zá­lez, que pro­pu­so que uno de­je go­ber­nar al otro, se ha que­da­do sin fuer­za pa­ra re­pe­tir la idea des­pués de que el Par­ti­do Po­pu­lar ne­gó su vo­to al Socialista.

Ese es uno de los efec­tos del pac­to se­lla­do y pre­sen­ta­do por Sán­chez y Ri­ve­ra y rá­pi­da­men- te re­pu­dia­do por Po­de­mos. Lo la­men­to por­que se tra­ta, a mi jui­cio, de un buen tra­ba­jo. Tie­ne as­pec­tos dis­cu­ti­bles, como to­do, pe­ro tie­ne el va­lor de ser el pri­mer acuer­do de go­ber­na­ción de ám­bi­to na­cio­nal. Be­ne­fi­cio­so pa­ra el socialista, por­que lo afian­za como lí­der del PSOE des­pués de tan­tas ma­nio­bras y cons­pi­ra­cio­nes pa­ra de­rri­bar­lo. Bas­tan­te bueno pa­ra Ri­ve­ra, por­que to­da la ges­tión del acuer­do lo pre­sen­tó como un hom­bre con sen­ti­do de Es­ta­do y ca­paz de sa­cri­fi­car­se por la go­ber­na­bi­li­dad del país, sin ha­cer os­ten­ta­cio­nes de am­bi­ción de po­der. Y po­si­ti­vo pa­ra el con­jun­to de Es­pa­ña, por­que ale­ja la pers­pec­ti­va de una coa­li­ción de iz­quier­das que pre­ten­de una trans­for­ma­ción a la bra­va y el mo­no­po­lio de la ini­cia­ti­va y la ges­tión de las re­for­mas, con un ta­lan­te ex­clu­yen­te de las ideas de los de­más.

Es­to úl­ti­mo lo pu­so de ma­ni­fies­to Po­de­mos al rom­per la ne­go­cia­ción con el PSOE y ha­cer inú­til el acuer­do. Po­de­mos quie­re sus re­for- mas o na­da. Quie­re sus cuo­tas de po­der o na­da. To­do lo de­más es en­tre­guis­mo a la de­re­cha o com­pla­cen­cia al Ibex, en una ce­re­mo­nia de sim­pli­fi­ca­ción po­lí­ti­ca es­pec­ta­cu­lar. Pre­fie­re dar vi­da al PP an­tes que fa­ci­li­tar un cam­bio de Go­bierno, aunque ese Go­bierno no­na­to pro­me­ta anu­lar re­for­mas del man­da­to de Ra­joy. Y así, en­tre unos y otros, se con­su­mió un enor­me es­fuer­zo en ha­cer un acuer­do que no sir­ve pa­ra na­da.

Se de­mos­tró que no hay más vo­lun­tad po­lí­ti­ca de pac­to que la de­ri­va­da de la ne­ce­si­dad de Sán­chez y la ge­ne­ro­si­dad de Ri­ve­ra. Se ce­rra­ron al­go más las po­si­bi­li­da­des de in­ves­ti­du­ra de Ra­joy. Y se abrió la puer­ta que con­du­ce a unas elec­cio­nes que qui­zá nos dejen en la mis­ma si­tua­ción. Fe­li­ci­to a quie­nes han si­do ca­pa­ces de re­nun­ciar a al­go pa­ra ha­cer go­ber­na­ble es­te país, aunque de mo­men­to re­sul­te es­té­ril. Cen­su­ro a quie­nes si­guen em­pe­ña­dos en ha­cer que sea in­go­ber­na­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.