Ma­ña­na se ce­le­bran los pri­me­ros co­mi­cios tras el fin de las san­cio­nes

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Los mu­ros de la Em­ba­ja­da es­ta­dou­ni­den­se en Tehe­rán tie­nen pin­ta­das fres­cas que re­zan «Aba­jo EE.UU.», el vie­jo es­lo­gan re­vo­lu­cio­na­rio que, pe­se al acuer­do nu­clear y al des­hie­lo en­tre Tehe­rán y Was­hing­ton, si­gue vi­gen­te en­tre el sec­tor más con­ser­va­dor del ré­gi­men. Ma­ña­na los ira­níes acu­den a las ur­nas pa­ra ele­gir un nue­vo Par­la­men­to y una nue­va Asam­blea de Ex­per­tos, y el en­fren­ta­mien­to con el Gran Sa­tán pa­re­ce par­te de un pa­sa­do le­jano. La ci­ta se pre­sen­ta como un re­fe­ren­do so­bre el pre­si­den­te Ha­sán Roha­ní y su po­lí­ti­ca de acer­ca­mien­to a Oc­ci­den­te. Al­go que lle­vó a reac­cio­nar al lí­der su­pre­mo, el aya­to­lá Alí Ja­me­nei, que qui­so apa­ci­guar el am­bien­te fren­tis­ta que se res­pi­ra en­tre las dos co­rrien­tes po­lí­ti­cas.

En Tehe­rán ha ca­la­do la pe­ti­ción de Ja­me­nei pa­ra acu­dir a vo­tar en ma­sa, pe­ro «no tan­to por mos­trar el res­pal­do al ré­gi­men como pa­ra otor­gar el ma­yor nú­me­ro de asien­tos al sec­tor más aper­tu­ris­ta», ma­ti­za Har­bo­ne Sa­lahs­hu­ri, par­te del ejér­ci­to de jó­ve­nes que re­par­ten pro­pa­gan­da pro­rre­for­mis­ta en las ca­lles. Pe­ro una co­sa es la ca­pi­tal y otra el res­to del país, como se ha vis­to en an­te­rio­res co­mi­cios.

La economía cen­tra el de­ba­te de unos ciu­da­da­nos que se mues­tran can­sa­dos de pro­me­sas. «Que­re­mos he­chos, que los be­ne­fi­cios de ese pac­to nu­clear se sien­tan en las ca­lles y pron­to», se­ña­la Mi­lad Ne­za­ma­ba­di, due­ño de un co­mer­cio en el cen­tro de la ca­pi­tal que vo­tó por Roha­ní en el 2013 y aho­ra lo ha­rá por los candidatos re­for­mis­tas.

Los números del pre­si­den­te y de su equi­po eco­nó­mi­co mues­tran es­ta­bi­li­dad. El rial per­ma­ne­ce es­ta­ble y la in­fla­ción se ha re­du­ci­do del 40 % al 19 %. Los con­ser­va­do­res dan la vuel­ta al ar­gu­men­to de la me­jo­ría de­ri­va­da del pac­to nu­clear y di­cen que el país si­gue in­mer­so en un pe­río­do de re­ce­sión y que Roha­ní mien­te.

Ré­cord de candidatos

Los co­mer­cios vi­ven es­tos días su tem­po­ra­da al­ta por­que se acer­ca el Now­ruz (año nue­vo per­sa) y las ca­lles de la ca­pi­tal es­tán re­ple­tas. La cam­pa­ña elec­to­ral ha du­ra­do ape­nas una semana, pe­ro se han em­pa­pe­la­do las prin­ci­pa­les ar­te­rias con las fo­tos de los 6.229 candidatos que com­pi­ten por 290 es­ca­ños, la ci­fra más al­ta de la his­to­ria elec­to­ral de la re­pú­bli­ca is­lá­mi­ca pe­se a que más de la mi­tad de los candidatos, la ma­yor par­te re­for­mis­tas, fue­ron descalificados.

Los ciu­da­da­nos de a pie quie- ren ver las consecuencias del acuer­do nu­clear en sus bol­si­llos, al­go que ya ha ex­pe­ri­men­ta­do Alí Ak­bar Ali­za­deh, quien des­pués de mu­chos años he ex­por­ta­do las pri­me­ras al­fom­bras a Es­ta­dos Uni­dos. Lle­va 28 años en uno de los sec­to­res más sim­bó­li­cos del país y pien­sa que «ya no hay vuel­ta atrás, el ca­mino de­be con­ti­nuar por­que no se pue- de vi­vir a es­pal­das del mundo».

La opi­nión de es­te ve­te­rano em­pre­sa­rio la com­par­te Amin, abo­ga­do de 32 años gra­dua­do en Lon­dres que acu­sa a los con­ser­va­do­res de «rom­per nues­tros víncu­los con el mundo». «Ne­ce­si­ta­mos de ver­dad un Par­la­men­to más fle­xi­ble que re­fle­je el sen­tir de la ca­lle y nues­tras ga­nas de abrir­nos a Oc­ci­den­te», afir­ma.

A. TAHERKENAREH EFE

Mu­je­res ha­cien­do cam­pa­ña por los re­for­mis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.