El bus­to de Juan Car­los I se que­da­rá en la fa­cha­da del Ayun­ta­mien­to de Fe­rrol

El pleno apro­bó una mo­ción del PP con la abs­ten­ción del PSOE y la au­sen­cia del BNG

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - RO­CÍO PI­TA PA­RA­DA

El bus­to del rey emé­ri­to Juan Car­los I se que­da­rá don­de es­tá: en la hor­na­ci­na cen­tral de la fa­cha­da del Ayun­ta­mien­to de Fe­rrol. En un gi­ro ines­pe­ra­do, la mo­ción pre­sen­ta­da por el PP pa­ra re­cla­mar su per­ma­nen­cia pros­pe­ró en el pleno y el go­bierno lo­cal no po­drá re­ti­rar­lo. Los apo­yos de los 10 edi­les po­pu­la­res y el de la úni­ca edil de Ciu­da­da­nos con­si­guie­ron im­po­ner­se a los seis de Fe­rrol en Co­mún.

El par­ti­do del al­cal­de se que­dó so­lo en el ala iz­quier­da en la de­fen­sa de su con­tro­ver­ti­da de­ci­sión, des­pués de que su so­cio de go­bierno, el PSOE, op­ta­se por abs­te­ner­se, y los dos edi­les del BNG aban­do­na­sen an­tes del ini­cio del de­ba­te de es­ta cues­tión, al fi­lo de la me­dia­no­che. «Ímo­los dei­xar con es­te in­son­da­ble de­ba­te», iro­ni­zó el por­ta­voz, Iván Ri­vas, an­tes de le­van­tar­se. Su ac­ti- tud fue ta­cha­da de «co­bar­día» —pa­la­bras muy re­pe­ti­das en la se­sión de ayer— y de «fal­ta de res­pe­to» por la por­ta­voz del PP, Martina Anei­ros, que les re­cor­dó que «hay mu­chos otros cir­cos en los ple­nos a los que asis­ti­mos».

Los po­pu­la­res tam­po­co tu­vie­ron un pa­pel fá­cil tras te­ner que jus­ti­fi­car la pre­sen­ta­ción de una mo­ción des­pués de ha­ber pro­cla­ma­do que la cues­tión del bus­to era una «cor­ti­na de hu­mo» del go­bierno pa­ra ocul­tar su in­ca­pa­ci­dad de apro­bar, por ejem­plo, los pre­su­pues­tos. «No es una no­ti­cia de tras­cen­den­cia, y por eso la trae­mos», di­jo, «pa­ra po­ner de ma­ni­fies­to que es un go­bierno que ha­ce po­lí­ti­ca de ges­tos y de postureo».

Los so­cia­lis­tas aban­do­na­ron a la otra mi­tad del bi­par­ti­to con un sor­pren­den­te ar­gu­men­to. La con­ce­ja­la Rosa Mén­dez re­pli­có al PP que el bus­to «non ten va­lor ar­tís­ti­co»; que Juan Car­los I es un per­so­na­je «con moi­tas lu- ces e moi­tas som­bras»; que «non é trans­pa­ren­te», y que «re­pre­sen­ta o pa­sa­do, e non é o máis axei­ta­do». Pe­ro en una de­ci­sión que va­ti­ci­na un nue­vo des­en­cuen­tro en­tre los so­cios de go­bierno, su vo­to se que­dó en la abs­ten­ción pa­ra «non caer nos chans es­va­ra­di­zos» de una mo­ción con «xuí­zos de va­lor bas­tan­te gra­tuí­tos». En­tre ellos, ci­tó, que «o úni­co que per­se­gue o go­berno lo­cal é fa­vo­re­cer de­ba­tes to­tal­men­te es­té­ri­les e fo­men­tar a di­vi­sión».

Anei­ros los acu­só de «es­tar es­cu­rrien­do el bul­to» y Mén­dez re­pli­có: «Di­fí­cil­men­te se nos po­de cha­mar co­var­des pre­ci­sa­men­te fa­lan­do de bus­tos».

FeC ha­bló por bo­ca del con­ce­jal de Cul­tu­ra, Su­so Bas­te­rre­chea, al­to, cla­ro y sin am­ba­ges: «Nós so­mos re­pu­bli­ca­nos. Po­de­rán cha­mar­nos sec­ta­rios, pe­ro non co­var­des. De­fen­de­mos a re­pú­bli­ca e te­mos de­rei­to» a to­mar esa de­ci­sión, es­pe­tó. «Non re­co­ñe­ce­mos esa fi­gu­ra», aña- dió. Re­cor­dó que la co­lo­ca­ción del bus­to no se lle­vó a pleno, so­lo pa­só por una co­mi­sión mu­ni­ci­pal en la que se de­ci­dió la re­ti­ra­da del bus­to de Fran­co y su sus­ti­tu­ción por el del nue­vo je­fe del Es­ta­do. «Tam­pou­co nin­guén me pre­gun­tou se que­ría po­ñer un Ca­pu­chón na Rúa Real. Ou ao Mar­qués de En­se­na­da en He­rre­ra», con­tra­ata­có.

An­te las acu­sa­cio­nes de fal­ta de res­pe­to al mo­nar­ca re­pro­chó al PP que en su mo­ción no in­clu­ye­sen la sus­ti­tu­ción el bus­to de Juan Car­los I por el de Fe­li­pe VI. Y con sar­cas­mo re­pli­có que «hai ou­tros cin­co pe­des­tais, po­de­mos po­ñer a ou­tros mem­bros da Fa­mi­lia Real».

La por­ta­voz de Ciu­da­da­nos, Ana Rodríguez Ma­sa­fret ca­li­fi­có de «des­pro­pó­si­to» la in­ten­ción de re­ti­rar el bus­to, que tam­bién con­si­de­ra una «cor­ti­na de hu­mo me­diá­ti­ca» y al BNG le di­ri­gió que «se han he­cho otros cir­cos en otras oca­sio­nes». El Tri­bu­nal Su­pe­rior de Ga­li­cia ha ele­va­do de 20.000 a 700.000 eu­ros la in­dem­ni­za­ción que el Ser­gas de­be pa­gar a una fa­mi­lia ou­ren­sa­na por un re­tra­so en una ce­sá­rea, de tal ma­ne­ra que una ni­ña na­ci­da en agos­to del 2011 su­fre aho­ra pa­rá­li­sis ce­re­bral. El juz­ga­do de lo con­ten­cio­so 2 de San­tia­go ha­bía li­mi­ta­do el re­pro­che a un de­fec­to so­bre con­sen­ti­mien­to in­for­ma­do, pe­ro el TSXG, al re­sol­ver el re­cur­so di­ri­gi­do por el le­tra­do Alfonso Igle­sias, cen­su­ra la ac­tua­ción. «An­te la si­tua­ción de má­xi­mo ries­go que pre­sen­ta­ba la pa­cien­te y el fe­to, na­da jus­ti­fi­ca­ba un re­tra­so de diez mi­nu­tos en la in­di­ca­ción de la ce­sá­rea, y de vein­te en su prác­ti­ca», di­ce la sen­ten­cia. Ha­ce no­tar, ade­más, que el re­tra­so es «su­pe­rior si se compu­ta, como de­be ha­cer­se, des­de los pri­me­ros sín­to­mas de sos­pe­cha de pér­di­da de bie­nes­tar fe­tal».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.