Ven­ce acha­ca al in­mo­vi­lis­mo la «po­si­ción mar­xi­nal» del BNG y de­fien­de su re­fun­da­ción a fon­do

Li­ga el fu­tu­ro del Blo­que a ser pro­ta­go­nis­ta en la al­ter­na­ti­va al PP

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - SERAFÍN LO­REN­ZO

El por­ta­voz na­cio­nal del BNG se des­pi­de del car­go en­fren­ta­do al dis­cur­so ma­yo­ri­ta­rio en­tre la di­rec­ción na­cio­na­lis­ta. Ese dis­tan­cia­mien­to cul­mi­na­rá el do­min­go, cuan­do Xavier Ven­ce de­fen­de­rá an­te la asam­blea na­cio­nal unas te­sis con­tra­rias a las pro­pues­tas que lle­gan al cón­cla­ve con el re­fren­do del con­se­llo, en cuan­to al al­can­ce y los tiem­pos de la re­fun­da­ción del pro­yec­to na­cio­na­lis­ta, su es­tra­te­gia elec­to­ral y la per­vi­ven­cia de la es­truc­tu­ra in­ter­na de par­ti­dos. Cons­cien­te de que so­lo una par­ti­ci­pa­ción ma­si­va pue­de mo­ver los pos­tu­la­dos con los que la UPG ya se im­pu­so en las co­mar­cas, Ven­ce in­ci­dió ayer en su lla­ma­mien­to a las ba­ses pa­ra fa­vo­re­cer una re­fun­da­ción en pro­fun­di­dad que per­mi­ta rom­per el in­mo­vi­lis­mo del BNG al que acha­ca su «po­si­ción mar­xi­nal no ta­bo­lei­ro po­lí­ti­co».

Esa re­pro­ba­ción de la re­sis­ten­cia in­ter­na a los cam­bios que en­tien­de ne­ce­sa­rios pa­ra abrir el pro­yec­to y sin­to­ni­zar con la ca­lle pla­neó in­clu­so so­bre el ba­lan­ce au­to­crí­ti­co de sus tres años en el car­go. «Fi­xe­mos o que pui­de­mos pa­ra mu­dar cou­sas e co­nec­tar coa so­cie­da­de, pe­ro non con­se­gui­mos o ob­xec­ti­vo de co­lo­car o BNG como for­za de­ter­mi­nan­te na po­lí­ti­ca ga­le­ga», asu­mió Ven­ce, que la­men­tó que esos cam­bios «fo­ron in­su­fi­cien­tes e che­ga­ron tar­de». Su lí­nea ar­gu­men­tal es una ape­la­ción a evi­tar re­pro­du­cir los mis­mos erro­res. Pa­ra ello, tam­bién con­si­de­ra cru­cial su­pe­rar una es­truc­tu­ra in­ter­na de par­ti­dos y co­rrien­tes que en­tien­de que res­ta au­to­no­mía a la di­rec­ción. Ven­ce re­cal­có ayer es­ta te­sis, que su­po­ne otra ob­je­ción al con­trol in­terno por la UPG.

Tam­bién abun­dó en su re­ce­ta pa­ra fre­nar el pro­lon­ga­do de­cli­ve elec­to­ral, que pa­sa por que jue­gue un pa­pel pro­ta­go­nis­ta en las au­to­nó­mi­cas como al­ter­na­ti­va al PP. Ven­ce pro­pug­nó que por eso le in­tere­sa al Blo­que es­tu­diar una po­si­ble alianza téc­ni­ca con la coa­li­ción tri­par­ti­ta En Ma­rea, que le da­ría vi­si­bi­li­dad como ac­tor pa­ra la de­rro­ta de la de­re­cha. «O BNG ten que for­mu­lar á so­cie­da­de un­ha al­ter­na­ti­va ga­ña­do­ra, e pa­ra iso hai que su­mar a to­das as for­zas cuns pun­tos mí­ni­mos so­bre o país», ar­gu­yó. En es­te pun­to, ins­tó a re­fle­xio­nar a la «pa­ta na­cio­na­lis­ta» de En Ma­rea, an­te una even­tual re­pe­ti­ción de las ge­ne­ra­les, so­bre la frus­tra­da pre­ten­sión de crear gru­po pro­pio. Ven­ce con­fe­só su «apre­cio» a su vir­tual su­ce­so­ra, Ana Pon­tón.

Pre­gun­ta­do so­bre la po­lé­mi­ca de los artículos cen­su­ra­dos de Bau­tis­ta Ál­va­rez, fun­da­dor de la UPG, Ven­ce se li­mi­tó a ca­li­fi­car el asun­to de fol­cló­ri­co.

SAN­DRA ALON­SO

Ven­ce hi­zo ayer ba­lan­ce de su eta­pa al fren­te del BNG.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.