La Au­dien­cia or­de­na in­ves­ti­gar a un pro­fe­sor de Rá­ba­de por tra­to de­gra­dan­te a alum­nos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

ex­pe­dien­te dis­ci­pli­na­rio al pro­fe­sor en el ám­bi­to edu­ca­ti­vo. La de­ci­sión de quien se en­car­gó de la ins­truc­ción fue adop­ta­da sin lla­mar a de­cla­rar al do­cen­te. Una de las ma­dres, dis­con­for­me con la de­ci­sión, la re­cu­rrió y, pe­se a la opo­si­ción del fis­cal, la Au­dien­cia le dio la razón.

«La sa­la —di­ce un au­to— es­ti­ma que de ma­ne­ra ab­so­lu­ta­men­te in­di­cia­ria po­drían con­cu­rrir da­tos pa­ra con­si­de­rar que los he­chos po­drían cons­ti­tuir de­li­to de tra­tos de­gra­dan­tes, so­bre to­do eva­luan­do la reite­ra­ción de los ac­tos y la es­pe­cial con­di­ción de las per­so­nas a las que se di­ri­gían, ado­les­cen­tes de edad pró­xi­ma a 15 años [...]».

El tri­bu­nal di­ce que el juez que ins­tru­ya el ca­so de­be to­mar de­cla­ra­ción al pro­fe­sor pa­ra co­no­cer su ver­sión y, lue­go, va­lo­rar «acer­ca de su gra­ve­dad y la con­ti­nua­ción de la cau­sa, tan­to res­pec­to del pro­fe­sor in­ves­ti­ga­do como al di­rec­tor del cen­tro».

Una alum­na de­cla­ró que el pro­fe­sor le dio una ca­ri­cia; otra que le ba­jó la cre­ma­lle­ra del abri­go en va­rias oca­sio­nes y le pre­gun­tó por su vi­da amo­ro­sa. Otra ex­pli­có que en un au­la va­cía le dio un be­so en la me­ji­lla y que sin­tió «as­co y re­cha­zo». Ade­más, el pro­fe­sor le di­jo que se que­ría ca­sar con ella. Asi­mis­mo, una es­tu­dian­te de­cla­ró que tam­bién re­ci­bió un be­so, pe­ro no di­jo na­da por mie­do y re­pre­sa­lias.

Otra alum­na con­tó que el pro­fe­sor se le acer­có por de­trás y le su­su­rró al oí­do que que­ría ir con ella a Pa­rís. Dos com­pa­ñe­ros con­ta­ron que les en­se­ñó re­vis­tas porno. La si­tua­ción ge­ne­ró an­sie­dad en al­gu­nas alum­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.