Fran­cia re­ci­be luz ver­de pa­ra des­man­te­lar la Jungla de Ca­lais

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Bél­gi­ca re­fuer­za la fron­te­ra pa­ra evi­tar que los des­alo­ja­dos bus­quen otro cru­ce ha­cia el Reino Uni­do

A la Jungla de Ca­lais se le aca­ba­ron las pró­rro­gas. La Jus­ti­cia fran­ce­sa ava­ló ayer la de­ci­sión de las au­to­ri­da­des ga­las de eva­cuar de for­ma pro­gre­si­va el cam­pa­men­to im­pro­vi­sa­do que se eri­ge al nor­te del país, jun­to a la fron­te­ra belga y a es­ca­sos ki­ló­me­tros del Eu­ro­tú­nel que da ac­ce­so al Reino Uni­do.

En un te­rreno in­hós­pi­to, ba­jo lo­nas y ta­blo­nes de ma­de­ras, ex­pues­tos al frío, la llu­via y las en­fer­me­da­des, so­bre­vi­ven en con­di­cio­nes de in­sa­lu­bri­dad e in­se­gu­ri­dad ab­so­lu­ta unos 3.700 re­fu­gia­dos, la ma­yo­ría si­rios y af­ga­nos. Todos es­pe­ran su opor­tu­ni­dad de cru­zar ha­cia las is­las bri­tá­ni­cas.

El anun­cio no les ha co­gi­do por sor­pre­sa. A lo lar­go de es­ta úl­ti­ma semana las or­ga­ni­za­cio­nes hu­ma­ni­ta­rias y los vo­lun­ta­rios que tra­ba­jan so­bre el te­rreno su­plien­do la au­sen­cia de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes ga­las se afa­na­ron en in­for­mar a los re­si­den­tes de lo que les de­pa­ra­rá es­ta de­ci­sión.

Pa­ra evi­tar con­flic­tos, re­sis­ten­cia y en­fren­ta­mien­tos en­tre los re­fu­gia­dos y la po­li­cía, el Go­bierno fran­cés ha pre­fe­ri­do pro­ce­der a la eva­cua­ción del cam­pa­men­to do­tan­do a la ope­ra­ción de un ha­lo «hu­ma­ni­ta­rio», una ac­ti­tud iné­di­ta en com­pa­ra­ción con el des­dén mos­tra­do en los úl­ti­mos años. «En nin­gún mo­men­to tu­vi- mos in­ten­ción de en­trar con las ex­ca­va­do­ras y la po­li­cía pa­ra es­par­cir a los mi­gran­tes por el nor­te del país, como se ha di­cho en al­gu­na oca­sión. Son men­ti­ras y ma­ni­pu­la­cio­nes», zan­jó ayer el mi­nis­tro Ca­ze­neu­ve en Bru­se­las, a pe­sar de que esas má­qui­nas si­guen lim­pian­do el te­rreno.

¿Cuál se­rá el des­tino de los mi­les de re­si­den­tes de la Jungla? Las au­to­ri­da­des quie­ren tras­la­dar­los a unos ba­rra­co­nes ane­xos que hoy al­ber­gan a cen­te­na­res de mi­gran­tes, otros se­rían en­via­dos a cen­tros de asi­lo cer­ca­nos. La gen­te re­sis­te por­que no quie­ren que les to­men las hue­llas. De ha­cer­lo, es­tán con­de­na­dos a so­li­ci­tar asi­lo en Fran­cia y re­nun­ciar al Reino Uni­do, su úl­ti­ma pa­ra­da.

El des­con­trol que pue­de pro­vo­car el le­van­ta­mien­to par­cial del cam­pa­men­to em­pu­ja­rá a mu­chos re­fu­gia­dos a cru­zar ha­cia Bél­gi­ca, otro tram­po­lín ha­cia las is­las. Las au­to­ri­da­des bel­gas han re­for­za­do con ca­si 400 efec­ti­vos al­gu­nos pa­sos fron­te­ri­zos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.