Ma­rrue­cos con­ge­la todos los con­tac­tos con la UE

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

El Go­bierno de Ma­rrue­cos anun­ció ayer de for­ma ofi­cial que «sus­pen­de to­do con­tac­to con las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas», y así lo ha no­ti­fi­ca­do al em­ba­ja­dor de la UE en Rabat, Ru­pert Joy. El por­ta­voz del Eje­cu­ti­vo y mi­nis­tro de la Co­mu­ni­ca­ción, Mus­ta­fá Jal­fi, le­yó ayer en rue­da de pren­sa una de­cla­ra­ción en la que ofi­cia­li­za la con­ge­la­ción de con­tac­tos con Bru­se­las, que de he­cho se es­ta­ba prac­ti­can­do des­de prin­ci­pios de año sin ha­ber­lo de­cla­ra­do.

El con­flic­to en­tre la UE y el Go­bierno ma­rro­quí co­men­zó el 10 de di­ciem­bre, cuan­do el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia Eu­ro­peo anu­ló un acuer­do co­mer­cial de pro- duc­tos agrí­co­las y pes­que­ros fir­ma­do en el 2012 por in­cluir en sus tér­mi­nos el Sáha­ra Oc­ci­den­tal, cuan­do es un te­rri­to­rio cu­ya so­be­ra­nía no es­tá re­co­no­ci­da in­ter­na­cio­nal­men­te. Aunque el fa­llo ju­di­cial fue re­cu­rri­do in­clu­so por el Con­se­jo de Mi­nis­tros eu­ro­peo el pa­sa­do vier­nes, el Go­bierno de Rabat ex­pre­só ayer su «de­cep­ción an­te la ges­tión opa­ca que cier­tos ser­vi­cios de la Unión Eu­ro­pea han he­cho de es­ta cues­tión».

«Ac­ti­tud des­leal»

Ade­más, critica a las «al­tas au­to­ri­da­des eu­ro­peas» por ha­ber mos­tra­do en un pri­mer mo­men­to una ac­ti­tud «pro­me­te­do­ra», pa­ra pa­sar des­pués a «una ac­ti­tud des­leal que ha­ce ca­so omi­so del de­bi­do res­pe­to en­tre so­cios».

«Ma­rrue­cos no pue­de acep­tar ser tra­ta­do como sim­ple ob­je­to de un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial, ni pa­sar de mano en mano en­tre los dis­tin­tos ser­vi­cios e ins­ti­tu­cio­nes de la UE», aña­de la de­cla­ra­ción, que po­ne las re­la­cio­nes en­tre Rabat y Bru­se­las en su mo­men­to más ba­jo. Así, «se to­ma el de­re­cho de exi­gir de la UE una in­ter­ac­ción leal y res­pon­sa­ble», y «es­tá a la es­pe­ra de re­ci­bir ex­pli­ca­cio­nes y ga­ran­tías ne­ce­sa­rias de la par­te eu­ro­pea»; mien­tras no lo ha­ga, «sus­pen­de to­do con­tac­to con sus ins­ti­tu­cio­nes, con ex­cep­ción de los in­ter­cam- bios re­fe­ren­tes a es­te te­ma».

Ma­rrue­cos es el pri­mer be­ne­fi­cia­rio de la ayu­da fi­nan­cie­ra de la lla­ma­da po­lí­ti­ca eu­ro­pea de ve­cin­dad, con 200 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, tie­ne un «es­ta­tu­to avan­za­do» den­tro de su acuer­do de aso­cia­ción y ne­go­cia ac­tual­men­te un am­bi­cio­so «Acuer­do de li­bre cam­bio com­ple­to y pro­fun­do».

Pe­ro ade­más, es ca­li­fi­ca­do con fre­cuen­cia de «so­cio in­elu­di­ble» de la UE y de sus paí­ses por se­pa­ra­do en dos de las ma­te­rias más sen­si­bles de es­tos úl­ti­mos años: la lu­cha con­tra el yiha­dis­mo y el con­trol de las fron­te­ras ex­te­rio­res (con­cre­ta­men­te las es­pa­ño­las) de la Unión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.