Su re­ce­ta: un pe­rro o un ga­to

Ex­per­tos europeos en sa­ni­dad, edu­ca­ción, eto­lo­gía y po­lí­ti­ca ha­blan en Bru­se­las so­bre los be­ne­fi­cios que los ani­ma­les de com­pa­ñía apor­tan a la sa­lud de las per­so­nas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad - MA­RÍA CEDRÓN

Pon­ga un pe­rro o un ga­to en su vi­da y me­jo­ra­rá su sa­lud. Esa es una de las evi­den­cias que han con­fir­ma­do ex­per­tos europeos en ma­te­rias tan di­ver­sas como la sa­lud, la edu­ca­ción, la eto­lo­gía o la po­lí­ti­ca du­ran­te el pri­mer fo­ro eu­ro­peo Bet­ter with Pets, or­ga­ni­za­do por Nestlé Pu­ri­na y ce­le­bra­do ayer en Bru­se­las. La re­ba­ja del ni­vel de es­trés du­ran­te el día a día, la me­jo­ra de la ren­ta­bi­li­dad y la in­ter­ac­ción en­tre los tra­ba­ja­do­res de una com­pa­ñía, la fa­ci­li­ta­ción del tra­ba­jo al per­so­nal mé­di­co en hos­pi­ta­les, la de­tec­ción de al­gu­nos ti­pos de cán­cer, la ayu­da en ca­sos de vio­len­cia do­més­ti­ca, el tra­ta­mien­to pa­ra per­so­nas au­tis­tas o la asis­ten­cia a per­so­nas con pro­ble­mas como la dia­be­tes o alz­héi­mer son al­gu­nos de los múl­ti­ples be­ne­fi­cios que apor­tan es­tas mas­co­tas. De he­cho, an­te­ayer fue pre­sen­ta­do en el hospital Te­re­sa He­rre­ra de A Co­ru­ña un pro­yec­to pa­ra tra­tar con pe­rros a ni­ños au­tis­tas o con da­ño ce­re­bral. Es el pri­me­ro de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas que se ha­ce en Ga­li­cia.

El problema, como ex­pli­ca el di­rec­tor ge­ne­ral de Nestlé Pu­ri­na Pet­ca­re en Es­pa­ña, Jor­di Bosch, es que aún hay mu­cho ca­mino por re­co­rrer a la ho­ra de trans­for­mar el mo­do de en­ten­der la re­la­ción de es­tas mas­co­tas con las per­so­nas, so­bre to­do en paí­ses como Es­pa­ña. De he­cho, como avan­za­ron los ex­per­tos reu­ni­dos en Bru­se­las, hay que abrir un diá­lo­go per­ma­nen­te con las au­to­ri­da­des pa­ra ade­cuar la ley ac­tual al cam­bio que es­tá ha­bien- do aho­ra. Al­gu­nos de los po­nen­tes no ven mal ideas como la lle­va­da a ca­bo en Sui­za de pe­dir un car­né a los due­ños de pe­rros. Re­sul­ta al­go pa­re­ci­do a una li­cen­cia de con­du­cir.

Pa­ra pro­mo­ver el cam­bio, la edu­ca­ción es fun­da­men­tal. Por ello, de la mano de la aso­cia­ción Crit, de pe­rros de asis­ten­cia de Ca­ta­lu­ña, fun­da­da por Fran­cesc Ris­tol, es­te cur­so Apren­der Jun­tos es Me­jor echó a an­dar. El pro­gra­ma es­tá rea­li­zán­do­se en 25 es­cue­las de Bar­ce­lo­na y Ma­drid y el año que vie­ne se ex­ten­de­rá a to­do el país, tam­bién Ga­li­cia. El tra­ba­jo que rea­li­za el co­lec­ti­vo con los pe­rros en los cen­tros es­co­la­res es el de edu­car a los pe­que­ños en la te­nen­cia res­pon­sa­ble de las mas­co­tas, al­go que lue­go ellos pue­den trans­mi­tir tam­bién a los pa­dres. Pe­ro no so­lo eso. Los pe­rros pres­tan tam­bién apo­yo en ta­lle­res de lec­tu­ra. ¿Có­mo un pe­rro ayu­da a apren­der a leer a un ni­ño? «Lo que ha­cen es con­tri­buir al apren­di­za­je por­que re­la­jan», apun­ta Bosch.

Ese es uno de los tra­ba­jos que rea­li­zan tam­bién los ca­nes de la Uni­dad Fun­cio­nal de Te­ra­pia con Pe­rros que co­men­zó a an­dar en el 2009 en el Hospital San Joan de Deu, en Bar­ce­lo­na, don­de tam­bién tra­ba­ja Crit. «La la­bor de la uni­dad —ex­pli­ca Fran­cesc— no es otra más que ayu­dar a la la­bor de los sa­ni­ta­rios». Po­ne ejem­plos: Un pe­que­ño que es­té re­la­ja­do con un pe­rro pue­de de­jar­se to­mar una vía de mo­do más rá­pi­do. Un ni­ño que no ca­mi­na pue­de tra­tar de ha­cer­lo con un an­da­dor o pue­de usar un pe­rro. En es­te úl­ti­mo ca­so lo ha­rá rien­do, no le cos­ta­rá tan­to. ¿Has­ta dón­de pue­de lle­gar el pe­rro en el hospital? Has­ta don­de po­dría lle­gar un fa­mi­liar.

XO­SÉ CAS­TRO

Un an­ciano pa­sea por una lo­ca­li­dad ga­lle­ga acom­pa­ña­do de su mas­co­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.