«Ha­bía mu­chos clien­tes que nos pe­dían pla­tos de cu­cha­ra»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - C. AN­DA­LUZ

El pro­pie­ta­rio del res­tau­ran­te A Ta­ber­na or­ga­ni­za unas jor­na­das de co­ci­na tra­di­cio­nal con no­ve­da­des

Cum­plen seis años. Las Jor­na­das de cu­cha­ra del res­tau­ran­te A Ta­ber­na de la ca­pi­tal son ya un re­fe­ren­te. El pro­pie­ta­rio, Ja­vier Ou­to­mu­ro, ase­gu­ra que ca­da vez hay más de­man­da de es­te ti­po de pla­tos en­tre los clien­tes, so­bre to­do en aque­llos res­tau­ran­tes de ni­vel me­dio y al­to, que los de­ja­ron de ha­cer. Los que quie­ran dis­fru­tar de las jor­na­das tie­nen to­da­vía es­te fin de semana.

—¿Có­mo na­ció la ini­cia­ti­va?

—Sur­ge por la de­man­da. Ha­bía mu­chos clien­tes que nos pe­dían pa­tos de cu­cha­ra. Que en in­vierno bus­ca­ba un ti­po de co­mi­da tra­di­cio­nal. Y, de un tiem­po a es­ta par­te, en res­tau­ran­tes de ni­vel me­dioal­to, a la carta, no los en­con­tra­ban. Se de­ja­ron de ha­cer. Así que de­ci­di­mos re­ser­var una semana pa­ra or­ga­ni­zar­las. Y, da­do el éxi­to que tu­vo, se­gui­mos au­men­tan­do y aho­ra ya lo ce­le­bra­mos du­ran­te 15 días.

—¿Qué ti­po de pla­tos pre­pa­ra?

—Es co­ci­na tra­di­cio­nal, aunque todos los años ha­ce­mos al­gún cam­bio y pre­pa­ra­mos pla­tos nue­vos. Hay des­de ca­llos a fa­ba­da as­tu­ria­na o cal­do. Pe­ro, por ejem­plo, la fa­ba­da la ha­ce­mos con al­me­jas o las len­te­jas con ca­za o con cho­ri­zo y ja­món. Tam­bién so­pa de pes­ca­do y ma- ris­cos o los pla­tos de vi­gi­lia, como los gar­ban­zos con es­pi­na­cas y ba­ca­lao. La idea es ir va­rian­do pe­ro res­pe­tan­do el pla­to clá­si­co. Es­te año he­mos in­tro­du­ci­do so­pa de gallina con na­va­jas y ver­du­ri­tas. —¿Tie­ne clien­tes ha­bi­tua­les que ya es­tén es­pe­ran­do a que co­mien­cen las jor­na­das? —No es que es­tén es­pe­ran­do, es que te pre­gun­tan to­do el ra­to cuán­do arran­ca. De to­das ma­ne­ras, en in­vierno te­ne­mos un par de pla­tos de cu­cha­ra, siem­pre cal­do ga­lle­go, que lo po­ne­mos to­do el año, y ju­ga­mos con otros pla­tos, como la fa­ba­da. —Por lo que cuen­ta, las jor­na­das de cu­cha­ra son un éxi­to —Fun­cio­nan de ma­ra­vi­lla. Por una par­te, te­ne­mos un me­nú de­gus­ta­ción de cu­cha­ra, que in­clu­ye cin­co pla­tos a ele­gir en­tre nue­ve y un pos­tre. La gen­te pue­de así pro­bar un po­co de to­do y no te- ner que de­can­tar­se por uno so­lo. Tie­ne, en­tre otros, so­pa de pes­ca­do, fa­ba­da, ca­llos, cal­de­re­ta o cal­do ga­lle­go. Y los pos­tres tam­bién son de cu­cha­ra: gaz­pa­cho de fre­sas y he­la­do de na­ta, cre­ma ca­ta­la­na o to­rri­jas que­ma­das con cre­ma in­gle­sa y he­la­do. Cues­ta 23 eu­ros, sin be­bi­da. Lue­go hay pa­ra quien quie­ra to­mar pri­me­ro y se­gun­do pla­to. E in­clu­so me­dias ra­cio­nes. Un po­co pa­ra todos los gus­tos. —¿Por qué los res­tau­ran­tes de ni­vel me­dio-al­to se ol­vi­da­ron de los pla­tos de cu­cha­ra? —No lo sé. En un res­tau­ran­te con me­nú del día ca­si siem­pre hay es­te ti­po de pla­tos. Pe­ro en los que son a la carta se echa de me­nos. Por ejem­plo, en Ga­li­cia te­ne­mos nues­tro cal­do ga­lle­go. Mu­chos tu­ris­tas vie­nen en ve­rano, lo quie­ren con­su­mir y les cues­ta en­con­trar­lo.

A. COR­TÉS

Ou­to­mu­ro de­fien­de el cal­do ga­lle­go to­do el año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.