Pac­tar pa­ra na­da

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Nue­vo en­ga­ño. Nue­va pér­di­da de tiem­po. Nue­va pér­di­da de di­ne­ro. To­do va­le pa­ra se­guir in­ten­tan­do ha­cer­nos creer que usar la pa­la­bra de­mo­cra­cia mu­chas ve­ces nos ha­ce más de­mó­cra­tas. O lo que es lo mis­mo, ha­blar pa­ra de­mos­trar que no hay de qué ni con quién ha­blar.

Ciu­da­da­nos nun­ca en­ga­ñó, ni en­ga­ña. So­la­men­te hay que mi­rar que el 60 % de sus sim­pa­ti­zan­tes di­cen que Es­pa­ña no va tan mal, pa­ra dar­nos cuen­ta de que re­pre­sen­ta un ex­trac­to so­cial al que no le cues­ta tra­ba­jo lle­gar a fi­nal de mes (eco­nó­mi­ca­men­te ha­blan­do, cla­ro).

Pe­ro la pos­tu­ra de la oli­gar­quía socialista, eso ya va por otros de­rro­te­ros. Vien­do los co­men­ta­rios de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, lle­ga­mos a la con­clu­sión de que es iló­gi­ca la pos­tu­ra de Sán­chez, si es que tu­vo pos­tu­ra po­lí­ti­ca al­gu­na vez. No hi­zo el gran pac­to pa­ra no des­cu­brir la ver­da­de­ra ideo­lo­gía de la cú­pu­la de su par­ti­do. Abra­za las teo­rías de Ra­joy en po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca y no sé por­que en el res­to no lo ha­ce, ya que el prin­ci­pal problema de Es­pa­ña es la economía (y el pa­ro, cla­ro). Apo­ya a Ciu­da­da­nos en su pro­pues­ta de los con­tra­tos la­bo­ra­les. En­ton­ces, en el com­pen­dio, no son tan di­fe­ren­tes. Es­pa­ña tie­ne una de­re­cha, que siem­pre lo fue, y una iz­quier­da que nun­ca lo fue.

¿Así quie­re de­mos­trar Sán­chez que los de­más —Po­de­mos— no qui­sie­ron unir­se a él, y por tan­to son los malos? Quie­ren ten­der­nos la mis­ma tram­pa de siem­pre y que ve­ni­mos echán­do­les en ca­ra. No nos va­le el «y tú más», pe­ro es­te si­gue con la mis­ma flau­ta y la mis­ma mú­si­ca.

¿Por qué no es más ló­gi­co que acep­te el gran pac­to y nos de­ja­mos de ton­te­rías? Por­que no es nor­mal que des­pués de in­sul­tar a

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.