Gra­cias, Ber­tín

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Quie­ro de­cir­les que coin­ci­do en to­do, des­de el prin­ci­pio al fin, con lo que es­cri­bió en es­ta sec­ción de Car­tas al Di­rec­tor un ex­dipu­tado de Má­la­ga con el mis­mo tí­tu­lo,

el pa­sa­do 20 de fe­bre­ro. Se le pue­de agre­gar más, pe­ro sa­car, na­da. De to­das las en­tre­vis­tas te que­da al­go, apren­des al­go, en­vi­dias sa­na­men­te al­go. No te da tiem­po a cri­ti­car el es­ce­na­rio. So­la­men­te yo agre­ga­ría es­to: Ber­tín, no ha­gas ca­so del por­cen­ta­je de au­dien­cia. A ti no te cam­bian esas ci­fras. Y pien­sa que han de ser se­gu­ra­men­te mu­cho más al­tas de lo que po­nen. Como yo, de­be de ha­ber mu­chí­si­ma gen­te a la que nun­ca nos lla­ma­ron pa­ra ha­cer esa en­cues­ta y te ve­mos des­de el pri­mer día. Si­gue así. No cam­bies. Son los otros los que tie­nen que cam­biar. JO­SE­FI- cier­to ofre­ci­do en Mé­xi­co, in­te­rrum­pien­do la ac­tua­ción pa­ra re­pro­bar la con­duc­ta de un hom­bre que mal­tra­ta­ba a una mu­jer.

Y es que, se­gún lo ma­ni­fes­ta­do en las on­das por la víc­ti­ma que so­bre­vi­vió a la agre­sión re­fe­ri­da an­te­rior­men­te, ade­más de las se­cue­las psi­co­ló­gi­cas y fí­si­cas pa­de­ci­das des­de en­ton­ces, aún sien­te las pun­za­das cau­sa­das por la ex­pre­sión del ma­gis­tra­do (en re­fe­ren­cia al vio­la­dor) que aten­dió y se hi­zo car­go de su de­nun­cia: «Per­dió la ca­be­za por ser un chi­co jo­ven an­te una chi­ca bo­ni­ta».

Aunque el avan­ce no al­can­za la ve­lo­ci­dad y pro­fun­di­dad desea­da, pa­re­ce que el tra­ta­mien­to de im­per­mea­bi­li­za­ción so­cial apli­ca­do an­te la co­pio­sa y tra­di­cio­nal llu­via de atro­pe­llos y com­por­ta­mien­tos ma­chis­tas va arro­jan­do re­sul­ta­dos sa­tis­fac­to­rios. ALE­JAN­DRO PRIE­TO ORVIZ.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.