La ga­lle­ga Es­pi­na cons­tru­ye la ma­yor obra de sa­nea­mien­to de agua en Mon­te­vi­deo en 30 años

Es un emi­sa­rio sub­ma­rino que eje­cu­ta con una fi­lial de FCC

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - MA­RIO BERAMENDI

La em­pre­sa Es­pi­na Obras Hi­dráu­li­cas, una fir­ma ga­lle­ga de­di­ca­da la in­ge­nie­ría pa­ra el tra­ta­mien­to de agua, es­tá desa­rro­llan­do la ma­yor obra de sa­nea­mien­to he­cha en la ca­pi­tal de Uru­guay en los úl­ti­mos trein­ta años. Se tra­ta del emi­sor sub­acuá­ti­co de Pun­ta Ye­guas, una obra que cues­ta unos 42 mi­llo­nes de dó­la­res —38,4 mi­llo­nes de eu­ros— y que las au­to­ri­da­des fi­nan­cian con un cré­di­to a 25 años del Ban­co In­ter­ame­ri­cano de Desa­rro­llo.

La em­pre­sa ga­lle­ga lle­va a ca­bo el pro­yec­to en Uru­guay en alianza con Aqua­lia, una fi­lial de Fo­men­to de Cons­truc­cio­nes y Con­tra­tas (FCC); las pre­vi­sio­nes apun­tan a que fi­na­les de es­te año o prin­ci­pios del que vie­ne to­do el sa­nea­mien­to de aguas del oes­te de Mon­te­vi­deo y de va- rias ciu­da­des cer­ca­nas se lle­va­rá a tra­vés de una gi­gan­tes­ca tu­be­ría que se in­ter­na en el Río de la Pla­ta y des­agua a 2,5 ki­ló­me­tros de la cos­ta, fue­ra de la bahía. Se tra­ta de una obra muy com­ple­ja y es­pe­cia­li­za­da por­que el tu­bo va so­bre una zan­ja en la pro­fun­di­dad de la desem­bo­ca­du­ra, en­te­rra­do. Pa­ra ello, Es­pi­na ha mo­vi­li­za­do un bar­co des­de el puer­to de Fe­rrol, que lle­va una má­qui­na re­tro­es­ca­va­do­ra y que per­mi­te per­fo­rar el fon­do del río des­de la pro­pia em­bar­ca­ción.

Es­pi­na Obras Hi­dráu­li­cas, con se­de en San­tia­go, es una com­pa­ñía que tra­ba­ja des­de ya años en Uru­guay. A es­te gi­gan­tes­co con­tra­to, se su­ma la re­cien­te ad­ju­di­ca­ción (tam­bién en Mon­te­vi­deo) pa­ra am­pliar la es­ta­ción de bom­beo, en es­te ca­so de agua po­ta­ble. Es­te con­tra­to es­tá va­lo­ra­do en 7,7 mi­llo­nes de eu­ros. Con una fac­tu­ra­ción que ron­da los 50 mi­llo­nes de eu­ros, Es­pi­na ha en­con­tra­do en su expansión ex­te­rior su ver­da­de­ro sal­va­vi­das en un con­tex­to in­terno mar­ca­do por la con­trac­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Su ne­go­cio in­ter­na­cio­nal se cen­tra so­bre to­do en paí­ses en vías de desa­rro­llo, con dé­fi­cit de in­fra­es­truc­tu­ras hi­dráu­li­cas y que de­man­dan la tec­no­lo­gía de la com­pa­ñía san­tia­gue­sa.

Ade­más de La­ti­noa­mé­ri­ca, la fir­ma ga­lle­ga es­tá muy pre­sen­te tam­bién en Áfri­ca y en el res­to de Eu­ro­pa. El pa­sa­do año se ad­ju­di­có en Cos­ta de Marfil un con­tra­to pa­ra to­do el tra­ba­jo de sa­nea­mien­to de agua del la­go Bo­ka­bo, un pro­yec­to por el que in­gre­sa­rá unos 3,1 mi­llo­nes de eu­ros. En ese país ya ha he­cho em­bal­ses y plan­tas de tra­ta­mien­to de agua po­ta­ble. Y en los úl­ti­mos años tam­bién ha ga­na­do otros seis pro­yec­tos en Ru­ma­nía va­lo­ra­dos en ca­si 15 mi­llo­nes. Ca­si 1.500 ga­lle­gos que com­pra­ron ac­cio­nes de Ban­kia jus­to en el mo­men­to en que es­ta en­ti­dad sa­lió a bol­sa han so­li­ci­ta­do ad­he­rir­se a la so­lu­ción ex­tra­ju­di­cial que ha­ce ape­nas diez días pre­sen­tó la en­ti­dad pa­ra rein­te­grar­les el di­ne­ro, una vez que el Su­pre­mo dic­ta­mi­nó que en esa ope­ra­ción del 2011 los clien­tes mi­no­ris­tas fue­ron en­ga­ña­dos. En con­cre­to, des­de que la en­ti­dad abrió el pro­ce­so de so­li­ci­tud han si­do 1.427 los clien­tes que se han su­ma­do a es­te pro­ce­so, de los en­tre 5.000 y 7.000 que se cal­cu­lan en la co­mu­ni­dad. Aunque tie­ne po­ca red en Ga­li­cia (unas vein­te ofi­ci­nas), las ac­cio­nes de Ban­kia aquel ve­rano del 2011 lle­ga­ron a clien­tes a tra­vés de otras en­ti­da­des que las co­mer­cia­li­za­ban, como las an­ti­guas ca­jas.

De esos 1.427 mi­no­ris­tas ga­lle­gos, han co­bra­do ya 283, se­gún los da­tos de la pro­pia Ban­kia. La in­ten­ción del ban­co es que to­das las re­cla­ma­cio­nes pre­sen­ta­das sean re­suel­tas en un pla­zo de en­tre dos y tres se­ma­nas. Ya lo ha he­cho con 11.200 ac­cio­nis­tas que han re­ci­bi­do el di­ne­ro de su in­ver­sión, por un im­por­te de 44 mi­llo­nes de eu­ros, a una me­dia de ca­si 4.000 eu­ros por usua­rio. Aún le que­da a Ban­kia. Los nue­vos ges­to­res del ban­co —los que han te­ni­do que ges­tio­nar el agujero de­ja­do por Ro­dri­go Ra­to y sus di­rec­ti­vos —cal­cu­lan que de­vol­ve­rán 1.500 mi­llo­nes de eu­ros a unos 200.000 ac­cio­nis­tas.

¿Qué hay que ha­cer pa­ra po­der re­cu­pe­rar la in­ver­sión? Acu­dir a una ofi­ci­na y re­lle­nar un for­mu­la­rio con los da­tos pre­ci­sos. Si se com­pra­ron las ac­cio­nes a tra­vés de otro ban­co, hay que ad­jun­tar copia de ese mo­vi­mien­to. Hay tres me­ses pa­ra apun­tar­se. So­lo pue­den ha­cer­lo los que com­prar las ac­cio­nes en ju­lio del 2011.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.