Co­me­dor, cui­da­dos e idio­mas, cri­te­rios pa­ra ele­gir co­le­gio

Las jor­na­das de puer­tas abier­tas per­mi­ten co­no­cer el día a día de di­fe­ren­tes cen­tros

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - MAR GIL

Los in­tere­ses son tan di­ver­sos como las fa­mi­lias, pe­ro hay un lis­ta­do de preo­cu­pa­cio­nes co­mu­nes que los di­rec­to­res de los cen­tros edu­ca­ti­vos po­drían re­ci­tar sin di­fi­cul­tad. La exis­ten­cia de co­me­dor, el cui­da­do de los más pe­que­ños, la en­se­ñan­za de idio­mas, las ac­ti­vi­da­des ex­tra­es­co­la­res y el ho­ra­rio son ob­je­to de aten­ción en­tre quie­nes es­tos días acu­den a las jor­na­das de puer­tas abier­tas que or­ga­ni­zan todos los cen­tros pri­va­dos y, ca­da vez más, los pú­bli­cos.

Los pa­dres bus­can co­no­cer pa­ra de­ci­dir y los cen­tros pre­ten­den, en unos ca­sos, cap­tar alum­nos/clien­tes y, en otros, sa­tis­fa­cer una de­man­da cre­cien­te.

Pa­ra las fa­mi­lias, la bús­que­da del cen­tro más ade­cua­do es ta­rea de me­ses y no tie­ne que ver, ne­ce­sa­ria­men­te, con la pe­da­go­gía, sino con la con­ci­lia­ción y con la pro­tec­ción de los más pe­que­ños.

Los ni­ños de 3 años pro­vo­can el ma­yor nú­me­ro de las vi­si­tas. El otro gran gru­po es el de los ado­les­cen­tes que cam­bian de pri­ma­ria a ESO, que sue­len ir per­so­nal­men­te a las vi­si­tas guia­das.El exceso de de­man­da en al­gu­nos co­le­gios obli­ga a los pa­dres a in­tere­sar­se por va­rios por si su pri­me­ra op­ción re­sul­ta des­car­ta­da.

El Ama­deo Rodríguez Ba­rro­so, de Os Ro­sais, es uno de los que sue­le de­jar fue­ra a alum­nos por fal­ta de pla­zas. Ca­da cur­so ofre­ce 50 pues­tos pa­ra Infantil de 3 años y son apro­xi­ma­da­men­te 30 las fa­mi­lias que lo vi­si­tan.

Mu­chos no lo ha­cen por­que ya tie­nen hi­jos es­co­la­ri­za­dos o por­que tie­nen cla­ra la elec­ción.

«Nós abri­mos as por­tas do co­le per­so­na­li­zan­do as vi­si­tas pa­ra adap­tar­se aos ho­ra­rios das fa­mi­lias; en reali­da­de, é á carta», ex­pli­ca su di­rec­to­ra, Tere La­ge.

Preo­cu­pa el ho­ra­rio

Nor­mal­men­te son los dos miem­bros de la pa­re­ja los que se in­tere­san por co­no­cer dón­de pa­sa­rá su hi­jo los si­guien­tes nue­ve años. «O que me­nos pre­gun­tan é po­lo mé­to­do de en­sino —ex­pli­ca La­ge—; a maio­ría preocú­pa­se moi­tí­si­mo por quen cam­bia os ne­nos, se os acom­pa­ñan ao ba­ño ou non..., por cues­tións de coida­do. Ta­mén po­la re­li­xión, por como se dá, e preocú­pan­lles os es­pa­zos, se os de Infantil es­tán mis­tu­ra­dos cos de Pri­ma­ria, como é a es­tru­tu­ra da au­la... Ta­mén pre­gun­tan po­lo en­sino do in­glés, po­lo co­me­dor, se hai ac­ti­vi­da­des ex­tra­es­co­la­res e ta­mén po­lo ho­ra­rio do cen­tro, iso pre­gún­tano moi­tos».

A los pa­dres, di­ce, «real­men­te gús­ta­lles moi­to ver o cen­tro. Eu non pre­pa­ro na­da, re­cí­boos tal como es­tá ca­da día».

El co­le­gio Car­de­nal Cis­ne­ros re­ci­be tam­bién a las fa­mi­lias pre­via ci­ta. «Que­ren ver as ins­ta­la­cións, co­ñe­cer o pro­xec­to edu­ca­ti­vo, as ac­ti­vi­da­des ex­tra­eso­cla­res, o in­glés e as no­vas tec­no­lo­xías», ex­pli­can des­de el cen­tro.

Car­me­li­tas, como San­to Ángel, Fran­cis­ca­nas y otros cen­tros pri­va­dos de gran ta­ma­ño, re­ser­va fe­chas con­cre­tas pa­ra las jor­na­das de puer­tas abier­tas. Los pa­dres de­ben preins­cri­bir­se pa­ra dis­tri­buir los gru­pos. Un pro­fe­sor y los alum­nos ma­yo­res guían un re­co­rri­do por las ins­ta­la­cio­nes que tie­ne su prin­ci­pal atrac­ti­vo en la ob­ser­va­ción en di­rec­to de có­mo se desa­rro­lla una cla­se.

Otros cen­tros, como el Mi­ra­flo­res, orien­tan cla­ra­men­te su ofer­ta or­ga­ni­zan­do una jornada de vi­si­tas ba­jo el tí­tu­lo «En­glish Open Day».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.