Cris­tiano y la fi­lo­so­fía griega

Eduar­do Ries­tra

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

ue­ri­do Cris­tiano Ro­nal­do dos Santos: tú eres un buen fut­bo­lis­ta, no el me­jor, por­que el fút­bol no es como la tem­pe­ra­tu­ra o la lon­gi­tud, no se pue­de me­dir. Tal vez seas el que más go­les me­te, pe­ro no, por ejem­plo, el que más pa­ra o el que me­jor de­fien­de. Pe­ro cla­ro que eres bueno. Sin em­bar­go pre­su­mo que an­das un po­co flo­jo en li­te­ra­tu­ra in­gle­sa, que no has leí­do ya no el Qui­jo­te, sino tam­po­co Os Lu­sia­das, que es una ma­ra­vi­lla, ni a Raul Bran­dão, que es­cri­bió so­bre tu is­la. Tie­ne Por­tu­gal una mú­si­ca clá­si­ca de los si­glos XVIII y XIX —João Do­min­gos Bom­tem­po, João de Sou­sa Car­val­ho— que se­gu­ro que no has oí­do. Por eso me asom­bra tu se­gu­ri­dad y tu arro­gan­cia. Si hu­bie­ras leí­do lo que Pla­tón con­ta­ba de So­cra­tes —lo de «so­lo sé que no sé na­da», la mo­des­tia de los sa­bios so­bre la que vol­vía An­to­nio Ma­cha­do de la mano de Juan de Mairena— se­rías más pru­den­te. Pe­ro no. Has in­ven­ta­do un jue­go de uno. Un jue­go que va con­tra el es­pí­ri­tu de equi­po —los ju­ga­do­res de rugbi no lle­van su nom­bre en la ca­mi­se­ta—. Si los jue­gos los ga­na so­lo un ju­ga­dor sig­ni­fi­can un fra­ca­so pa­ra el equi­po. Por eso es­tá bien que un equi­po no ten­ga go­lea­do­res, que los go­les los me­ta mu­cha gen­te. Cuan­do te se­pa­ras y se­ña­las tu nú­me­ro a la es­pal­da y ha­ces ese gri­to pri­mi­ti­vo que tam­bién ha­cía Ker­chak —que no sa­brás quién es—, pre­su­mien­do de atle­ta, que lo eres, yo sien­to ver­güen­za aje­na. Por­que, como di­jo un vez mi tía abue­la Mar­ga­ri­ta Tru­lock, la pru­den­cia es una vir­tud, y tú esa vir­tud no la tie­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.