Re­for­mis­tas y mo­de­ra­dos lo­gran un am­plio triun­fo elec­to­ral en Tehe­rán

Los pri­me­ros da­tos mues­tran un des­plo­me de la fac­ción más con­ser­va­do­ra ira­ní

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Los pri­me­ros da­tos par­cia­les del es­cru­ti­nio de las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas ira­níes con­ce­dían una ven­ta­ja tan am­plia a los candidatos re­for­mis­tas y mo­de­ra­dos del pre­si­den­te Ha­sán Roha­ni en Tehe­rán que in­clu­so se te­mía que los de­no­mi­na­dos «prin­ci­pa­lis­tas», la fac­ción más con­ser­va­do­ra del ré­gi­men, que­da­sen com­ple­ta­men­te ba­rri­dos en la ca­pi­tal al no te­ner vi­sos de ob­te­ner más que uno de los 30 es­ca­ños en jue­go. Otro mo­ti­vo de sa­tis­fac­ción pa­ra el pre­si­den­te ira­ní es que en la con­sul­ta pa­ra­le­la pa­ra la Asam­blea de Ex­per­tos, el ór­gano que en­tre otros co­me­ti­dos de­sig­na al guía su­pre­mo de la na­ción, tan­to él como uno de sus alia­dos, el ex­pre­si­den­te Raf­sand­ja­ni, fue­ron ele­gi­dos por Tehe­rán.

La vic­to­ria de Roha­ni en la ca­pi­tal, que re­mo­de­la por com­ple­to la co­rre­la­ción de fuer­zas li­mi­tan­do la fuer­za de los sec­to­res más in­te­gris­tas, po­ne de ma­ni­fies­to la sa­tis­fac­ción que pro­du­jo en­tre la po­bla­ción el acuer­do so­bre el pro­gra­ma nu­clear con­clui­do en ju­lio de 2015 con las gran­des po­ten­cias, que per­mi­tió al país sa­lir del ais­la­mien­to y be­ne­fi­ciar­se del le­van­ta­mien­to pro­gre­si­vo de las san­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. Su­po­ne, por otro la­do, un es­pal­da­ra­zo pa­ra se­guir ade­lan­te con di­cho acuer­do pues, cuan­tos más in­te­gris­tas se ju­bi­len, me­no­res se­rán las lí­neas de re­sis­ten­cia que pue­de plan­tear la lí­nea du­ra.

La lis­ta de los re­for­mis­tas y mo­de­ra­dos en la ca­pi­tal es­ta­ba li­de­ra­da por Moha­mad Re­za Aref, ex­can­di­da­to de los pri­me­ros a la pre­si­den­cia en 2013, quien en­ton­ces se re­ti­ró a fa­vor del can­di­da­to mo­de­ra­do Ha­sán Roha­ni, per­mi­tién­do­le así ser ele­gi­do en la pri­me­ra ron­da de las pre­si­den­cia­les. El triun­fo pue­de ser tan am­plio que Aref es­tá se­gui­do por el con­ser­va­dor mo­de­ra­do Ali Mo­taha­ri, alia­do de los re­for­mis­tas.

De todos mo­dos, no es­tá di­cha la úl­ti­ma pa­la­bra. El re­sul­ta­do con­tun­den­te en la ca­pi­tal con­tras­ta, se­gún AFP, con el de otras re­gio­nes del país que, al cie­rre de es­ta edi­ción, no per­mi­tían de­ter­mi­nar ten­den­cias cla­ras en­tre los re­for­mis­tas, alia­dos a los mo­de­ra­dos, y los con­ser­va­do­res. Si se con­fir­ma­se la ten­den­cia de la ca­pi­tal, po­dría ocu­rrir que los «prin­ci­pa­lis­tas», hoy ma­yo­ri­ta­rios en la Cá­ma­ra con 167 dipu­tados, que­da­sen igua­la­dos en fuer­zas con sus ad­ver­sa­rios re­for­mis­tas y mo­de­ra­dos.

El avan­ce de es­tos úl­ti­mos en las le­gis­la­ti­vas se ha vis­to re­for­za­do por el es­pal­da­ra­zo que han re­ci­bi­do sus prin­ci­pa­les lí­de­res en la con­sul­ta pa­ra la Asam­blea de Ex­per­tos. Se­gún DPA, los tres prin­ci­pa­les candidatos de lí­nea du­ra pa­ra es­te or­ga­nis­mo ocu­pa­ban los pues­tos 10, 12 y 16 res­pec­ti­va­men­te. Es un re­sul­ta­do des­alen­ta­dor pues, a ma­yor can­ti­dad de vo­tos que re­ci­be, ma­yo­res son las po­si­bi­li­da­des de in­fluen­cia que tie­ne una per­so­na en el in­te­rior del sa­ne­drín. Pe­se a que la Asam­blea no se in­vo­lu­cra en te­mas de ac­tua­li­dad po­lí­ti­ca, una vic­to­ria de Roha­ni y Raf­san­ja­ni re­du­ci­ría sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la in­fluen­cia de los clé­ri­gos ul­tra­con­ser­va­do­res.

RAHEB HOMAVANDI REUTERS

En­car­ga­dos del es­cru­ti­nio ha­cen re­cuen­to de los vo­tos en un co­le­gio de Tehe­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.