Una frá­gil tre­gua ha­ce dis­mi­nuir la vio­len­cia en Si­ria

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - LAU­RA FER­NÁN­DEZ PA­LO­MO

Los vo­lun­ta­rios de la De­fen­sa Ci­vil Si­ria, un gru­po hu­ma­ni­ta­rio y apo­lí­ti­co co­no­ci­do como Cas­cos Blan­cos que res­ca­ta vi­das de bom­bar­deos y com­ba­tes, echa­ron ayer el cie­rre a su ofi­ci­na de Al Qa­boon, en Da­mas­co. Una ines­pe­ra­da es­pe­ran­za se an­te­pu­so al es­cep­ti­cis­mo cuan­do en la ma­yo­ría de las ciu­da­des si­rias se cum­plió por pri­me­ra vez una tre­gua. Aunque Gar­de­nia, en­car­ga­da del área sur de Da­raa, re­co­no­cía que se ha­bían re­gis­tra­do vio­la­cio­nes en di­ver­sas zo­nas del país como Id­lib y Da­mas­co, la po­bla­ción agra­de­ció una jornada «al­go más tran­qui­la» tras años de un cruen­to con­flic­to.

Ru­sia de­tu­vo por un día to­do ti­po de ata­ques aé­reos. La po­ten­cia in­ter­na­cio­nal, va­le­do­ra des­de el ai­re de la ofen­si­va del Eje­cu­ti­vo de Da­mas­co, vol­ve­rá con sus ope­ra­cio­nes mi­li­ta­res con­tra los «gru­pos te­rro­ris­tas», ex­cep­to en las zo­nas don­de ha si­do ra­ti­fi­ca­do el acuer­do; un área exi­gua se­gún el ma­pa di­se­ña­do por Ru­sia que se dio a co­no­cer. La in­de­fi­ni­ción del tér­mino «te­rro­ris­ta», que uti­li­zan in­dis­tin­ta­men­te los ac­to­res im­pli­ca­dos se­gún sus in­tere­ses, no ase­gu­ra que du­ran­te el día de hoy zo­nas como Da­ra­ya pue­dan vol­ver a ser ata­ca­das. Lo úni­co cla­ro es que el Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI) y el Fren­te al Nus­ra es­tán ex­clui­dos del al­to el fue­go.

Gru­pos como Ah­rar al-Sham han que­da­do en ese lim­bo. Re­co­no­ci­do por el ma­yor gru­po opo­si­tor pa­tro­ci­na­do por Ara­bia Sau­dí, al tiem­po que lo re­cha­zan Mos­cú y Da­mas­co, uno de sus lí­de­res re­co­no­cía ayer a la agen­cia AFP que los com­ba­tes con­tra el ré­gi­men de Al Asad su­pe­raron el pla­zo de me­dia­no­che mar­ca­do pa­ra el al­to el fue­go, pe­ro «tan so­lo por me­dia ho­ra». La mi­li­cia, de cor­te sa­la­fis­ta, ase­gu­ra que es­tá com­pro­me­ti­da con la tre­gua.

Des­de el pa­ra­guas del Ejér­ci­to Li­bre Si­rio (ELS), con­si­de­ra­da una fac­ción opo­si­to­ra mo­de­ra­da, Fa­res Ba­yoush, quien co­man­da el gru­po rebelde de Fur­san al-Haqq, de­nun­ció que las fuer­zas gu­ber­na­men­ta­les dis­pa­ra­ron ar­ti­lle­ría con­tra Kafr Zei­ta, en Hama. «Si es­tas vio­la­cio­nes con­ti­núan, nos con­du­ci­rán al co­lap­so del acuer­do», ad­mi­tió.

Mue­re por fal­ta de co­mi­da

El pri­mer día de la tre­gua, la ma­yo­ría ba­ja­ron las ar­mas, pe­ro eso no sig­ni­fi­có el fin de las atro­ci­da­des. Se­gún el Ob­ser­va­to­rio Si­rio de De­re­chos Hu­ma­nos, un me­nor de edad per­dió ayer la vi­da por fal­ta de co­mi­da y me­di­ca­men­tos en la po­bla­ción de Ma­da­ya, ase­dia­da por las fuer­zas del ré­gi­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.