El fin del di­ne­ro en efec­ti­vo, más cer­ca

Los pa­gos elec­tró­ni­cos, que aho­ra su­po­nen el 20 % del to­tal en Es­pa­ña, le es­tán ga­nan­do te­rreno al abono en me­tá­li­co y se es­pe­ra que lle­guen al 50 % en diez años

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - ANA BALSEIRO

Des­de el pa­sa­do 1 de enero, los co­mer­cios y ne­go­cios de Di­na­mar­ca pue­den ne­gar­se a acep­tar pa­gos en me­tá­li­co. Es la pri­me­ra fa­se de un plan gu­ber­na­men­tal que pre­ten­de aca­bar en el 2030 con el uso del di­ne­ro en efec­ti­vo. Es de­cir, que cual­quier com­pra, des­de un ca­fé a una ba­rra de pan, de­be­rá abo­nar­se elec­tró­ni­ca­men­te. Y en es­ta re­vo­lu­ción con­tra mo­ne­das y bi­lle­tes, al país da­nés, el pri­me­ro que le ha pues­to fe­cha de ca­du­ci­dad al efec­ti­vo y don­de hoy so­lo se ha­cen por es­ta vía el 25 % de las transac­cio­nes, se le su­ma tam­bién Sue­cia, don­de na­da me­nos que el 95 % de las com­pras co­ti­dia­nas se ha­cen pres­cin­dien­do del me­tá­li­co —has­ta los do­na­ti­vos a la pa­rro­quia son elec­tró­ni­cos— y don­de los ca­je­ros au­to­má­ti­cos ca­si se han con­ver­ti­do en un ves­ti­gio del pa­sa­do.

Aunque la si­tua­ción en Es­pa­ña dis­ta de pa­re­cer­se a la des­cri­ta, el avan­ce en los pa­gos elec­tró­ni­cos es im­pa­ra­ble, como lo de­mues­tran los úl­ti­mos da­tos del Ban­co de Es­pa­ña, que a fi­na­les del pa­sa­do año arro­ja­ban ci­fras ré­cord en los abo­nos con tar­je­ta, con ca­si sie­te mi­llo­nes de ope­ra­cio­nes dia­rias y cer­ca de 110.000 mi­llo­nes pa­ga­dos usan­do ex­clu­si­va­men­te el plás­ti­co.

De he­cho, los ter­mi­na­les pun­tos de venta (TPV) se mul­ti­pli­can y lle­gan has­ta los co­mer­cios más pe­que­ños y to­do ti­po de ser­vi­cios (los ta­xis, en­tre ellos), como lo de­mues­tra que al cie­rre de sep­tiem­bre, se­gún el Ban­co de Es­pa­ña, ha­bía ca­si 1,58 mi­llo­nes de TPV, el ma­yor nú­me­ro de to­da la se­rie his­tó­ri­ca y su­pe­rior en ca­si 1,56 mi­llo­nes al pi­co del 2008, a par­tir del que ca­yó de­bi­do a la cri­sis.

Ti­rón del co­mer­cio elec­tró­ni­co

El au­ge del co­mer­cio elec­tró­ni­co ha con­tri­bui­do no­ta­ble­men­te a ello, su­ma­do al efec­to di­sua­so­rio pa­ra el efec­ti­vo que su­pu­so el co­bro de co­mi­sio­nes que las en­ti­da­des ban­ca­rias co­men­za­ron a apli­car a los no clien­tes por sa­car di­ne­ro de sus ca­je­ros.

Los úl­ti­mos da­tos ofi­cia­les del e-com­mer­ce son elo­cuen­tes: se­gún las ci­fras de la Co­mi­sión Na­cio­nal de los Mer­ca­dos y la Com­pe­ten­cia (CNMC) co­rres­pon­dien­tes al se­gun­do tri­mes­tre del 2105, la fac­tu­ra­ción cre­ció un 27 % in­ter­anual, fri­san­do la ci­fra ré­cord de los 5.000 mi­llo­nes de eu­ros. Y no so­lo au­men­ta la fac­tu­ra­ción, tam­bién lo ha­cen las ope­ra­cio­nes, que en­tre abril y ju­nio su­ma­ron ca­si 70 mi­llo­nes, un in­cre­men­to del 22,8 % res­pec­to al año an­te­rior.

Los nue­vos me­dios de pa­go —tar­je­tas vir­tua­les, con­tactless, apli­ca­cio­nes mó­vi­les, pa­gos con mó­vil ( wa­llets)— «se es­tán abrien­do pa­so en Es­pa­ña, en un mer­ca­do to­da­vía mar­ca­do por el uso ma­yo­ri­ta­rio del efec­ti­vo, de las tar­je­tas de dé­bi­to y cré­di­to y las trans­fe­ren­cias». Esa es una de las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes de un re­cien­te in­for­me ela­bo­ra­do por PwC e IE Bu­si­ness School ba­jo el tí­tu­lo Los me­dios de pa­go, un pai­sa­je en mo­vi­mien­to.

«El 20 % de los pa­gos en Es-

ILUS­TRA­CIÓN PI­LAR CA­NI­CO­BA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.