Aymerich an­ti­ci­pa otra des­ban­da­da

El ex­por­ta­voz par­la­men­ta­rio ad­vier­te que den­tro del BNG «non po­de­mos tra­ba­llar» y se da­rá de ba­ja como mi­li­tan­te. Su pos­tu­ra pue­de ser se­cun­da­da por otros crí­ti­cos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - DO­MIN­GOS SAMPEDRO

La asam­blea na­cio­nal del BNG ope­ró ayer como un au­tén­ti­co ro­di­llo y tum­bó, una a una, las po­si­cio­nes po­lí­ti­cas de­fen­di­das por los sec­to­res más aper­tu­ris­tas y crí­ti­cos con la lí­nea ofi­cial, que apos­ta­ban por re­fun­dar de in­me­dia­to la or­ga­ni­za­ción na­cio­na­lis­ta y tra­zar una nue­va agen­da de alian­zas que de­je abier­ta la puer­ta a con­fluir en una can­di­da­tu­ra elec­to­ral con otras for­ma­cio­nes, en cla­ra re­fe­ren­cia a los in­te­gran­tes de la coa­li­ción En Ma­rea (Ano­va, Es­quer­da Uni­da y Po­de­mos). Nin­guno de los vo­tos par­ti­cu­la­res de­fen­di­dos en el cón­cla­ve de A Co­ru­ña re­ba­só un ter­cio de los apo­yos, lo que ha lle­va­do al ex­dipu­tado Car­los Aymerich, po­nen­te de una de las en­mien­das a la to­ta­li­dad, a an­ti­ci­par con es­tas pa­la­bras una nue­va des­ban­da­da del Blo­que: «No BNG es­tá cla­ro que non po­de­mos tra­ba­llar. Que­da desexar­lle sor­te».

En reali­dad, la des­co­ne­xión con el Blo­que de quien fue­ra diputado en el Con­gre­so y por­ta­voz en el Par­la­men­to ga­lle­go em­pe­zó mu­cho an­tes de la ce­le­bra­ción de la asam­blea na­cio­nal del Pa­lex­co co­ru­ñés. Lo ad­mi­tió el pro­pio Aymerich al es­gri­mir ayer an­te los pe­rio­dis­tas la me­tá­fo­ra del li­mo­ne­ro. «Is­to é como un li­moei­ro, hai moi­tos li­móns e ca­da un vai ma­du­ran­do ao seu tem­po». Y agre­gó: «Al­gúns xa cae­mos ao chan», y otros irán ca­yen­do de­trás cau­san­do ba­ja en el BNG.

¿Pe­ro cuán­tos? Aymerich di­jo des­co­no­cer el nú­me­ro de per­so­nas que se pue­den ir del Blo­que en es­ta nue­va des­ban­da­da que si­gue a la que tu­vo lu­gar tras la asam­blea de Amio de enero del 2012, pe­ro ad­vir­tió que su po­si­ción es am­plia­men­te com­par­ti­da en Abren­te, la co­rrien­te in­ter­na que él mis­mo li­de­ra y que es­tá for­ma­da por me­dio cen­te­nar de per­so­nas, así como «xen- te que apoiou es­ta emen­da» y otros mu­chos «que com­par­ten es­ta vi­sión».

Acu­dien­do a los números, el vo­to par­ti­cu­lar de Aymerich fue res­pal­da­do por 210 per­so­nas, que re­pre­sen­tan el 16,5 % de las 1.275 per­so­nas que vo­ta­ron a mano al­za­da. En­fren­te tu­vo 910 vo­tos en con­tra y 155 abs­ten­cio­nes. «Foi un re­sul­ta­do digno», co­men­tó des­pués Aymerich, quien sa­cu­dió el cli­ma in­terno de la asam­blea na­cio­nal al in­sis­tir en la des­co­ne­xión con el Blo­que: «¿Pin­ta­mos al­go aquí se xa nos es­tán si­na­lan­do a por­ta?», se pre­gun­tó re­tó­ri­ca­men­te.

Los crí­ti­cos, un ter­cio

Me­jor aco­gi­da tu­vo en­tre la mi­li­tan­cia el vo­to par­ti­cu­lar de­fen­di­do por las dipu­tadas Car­me Adán y Te­rei­xa Paz, que pro­pug­na­ban la re­fun­da­ción el BNG, man­te­ner un per­fil pro­pio como or­ga­ni­za­ción na­cio­na­lis­ta, pe­ro abrir la po­si­bi­li­dad a con­fluir otras fuer­zas en unas elec­cio­nes. Es­ta vía in­ter­me­dia ob­tu­vo 476 vo­tos a fa­vor, el 31,2 % de la asam­blea, y re­ci­bió 890 en con­tra y 159 abs­ten­cio­nes.

Vi­si­ble­men­te emo­cio­na­das, las dos dipu­tadas agra­de­cie­ron el res­pal­do re­ci­bi­do y con­fir­ma­ron su fi­de­li­dad al Blo­que. «O úni­co que te­ño de­ci­di­do é que se­gui­rei no BNG», apun­tó Te­rei­xa Paz, que elu­dió com­pro­me­ter­se de la mis­ma ma­ne­ra con la Unión do Po­vo Ga­le­go (UPG), el par­ti­do del que tam­bién for­ma par­te. Por su par­te, Adán sub­ra­yó que en el fu­tu­ro a lo que se de­di­ca­rá es a bus­car des­de den­tro del Blo­que que la or­ga­ni­za­ción «se abra e pen­se na po­lí­ti­ca de alian­zas».

La en­mien­da a la to­ta­li­dad de­fen­di­da por An­xo Co­llar­te, de la co­mar­ca de O Ri­bei­ro, tam­bién de­ca­yó, al ob­te­ner 106 vo­tos a fa­vor, 999 en con­tra y 329 abs­ten­cio­nes. El mis­mo des­tino tu­vo la po­si­ción po­lí­ti­ca de­fen­di­da por la com­pos­te­la­na Al­ba No­guei­ra, abra­za­da por el 27,2 % de la asam­blea na­cio­nal al ob­te­ner 403 vo­tos a fa­vor, 905 en con­tra y 172 abs­ten­cio­nes. Tras la vo­ta­ción, No­guei­ra hi­zo una va­lo­ra­ción po­si­ti­va: «De­ben to­mar no-

De­fen­dió un vo­to par­ti­cu­lar, apo­ya­do por 210 mi­li­tan­tes, el 16,5 %

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.