Aca­bar con la corrupción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Un es­tu­dio rea­li­za­do ha­ce al­gún tiem­po por la Uni­ver­si­dad de Las Pal­mas ci­fra­ba en unos 40.000 mi­llo­nes de eu­ros el cos­te so­cial de la corrupción en nues­tro país. Una can­ti­dad na­da des­pre­cia­ble, que po­dría ser des­ti­na­da al bie­nes­tar de todos y al pro­gre­so del pro­pio país. Si bien es ver­dad que los po­lí­ti­cos y el po­der ju­di­cial, así como las fuer­zas pú­bli­cas, son culpables de la corrupción, los ciu­da­da­nos so­mos res­pon­sa­bles de per­mi­tir­la con la re­sig­na­ción y la pa­si­vi­dad. Y en ello se in­clu­ye la ne­ce­sa­ria ac­ción de las or­ga­ni­za­cio­nes de par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na.

La corrupción no es inevi­ta­ble. La reali­dad es que en ge­ne­ral todos los Go­bier­nos crean co­mi­sio­nes pa­ra lu­char con­tra la corrupción, pe­ro es­tos Go­bier­nos son par­te de ella. De ma­ne­ra que las in­ves­ti­ga­cio­nes no avan­zan por­que quie­nes se be­ne­fi­cian no se van a en­car­gar de eli­mi­nar­la. Así, cuan­do estallan los ca­sos de corrupción ve­mos có­mo la im­pu­ni­dad se ins­ta­la. En paí­ses como Es­ta­dos Uni­dos, al­gu­nos po­lí­ti­cos in­flu­yen­tes han abo­ga­do des­de siem­pre por­que el po­der po­lí­ti­co se ubi­que en ciu­da­des po­co im­por­tan­tes, ale­ja­do en to­do ca­so de los in­tere­ses del po­der eco­nó­mi­co. La ca­pa­ci­dad de in­ter­fe­ren­cia es me­nor. Tras­la­de­mos es­te plan­tea­mien­to a un ni­vel más pró­xi­mo, del que re­sul­ta­ría, por ejem­plo, que la ca­pi­ta­li­dad de Ga­li­cia no de­be­ría es­tar en San­tia­go, sino en Ou­ren­se; es una pro­pues­ta hi­po­té­ti­ca que po­dría ser­vir pa­ra el Go­bierno cen­tral y pa­ra las res­tan­tes co­mu­ni­da­des del país. LUIS EN­RI­QUE VEIGA RODRÍGUEZ. se pro­du­je­ron las de­ten­cio­nes por el de­no­mi­na­do ca­so Imel­sa y des­de que con­ce­ja­les, exe­di­les y ase­so­res del gru­po po­pu­lar en el Ayun­ta­mien­to de Va­len­cia de­cla­ra­ron como in­ves­ti­ga­dos por el pre­sun­to ca­so de blan­queo en el PP mu­ni­ci­pal.

En mi muy per­so­nal opi­nión, y pa­ra que es­to no se que­de en di­mes y di­re­tes, el Tri­bu­nal Su­pe­rior de­bie­ra con­se­guir el su­pli-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.