¿Dón­de pon­drá el lí­mi­te Ur­dan­ga­rin?

La Voz de Galicia (Ourense) - - España -

Que Iña­ki Ur­dan­ga­rin tie­ne un pac­to con Die­go To­rres pa­ra intentar exo­ne­rar­se mu­tua­men­te y a sus mu­je­res na­die lo du­da ya. Es más, el vier­nes que­dó pa­ten­te cuan­do, tras las dos pri­me­ras ho­ras de in­te­rro­ga­to­rio del ex­du­que, es­te se acer­có a su ex­so­cio pa­ra va­lo­rar jun­tos sus res­pues­tas y re­ci­bir al­gu­na re­pri­men­da de To­rres por al­gu­na in­ter­ven­ción. So­bre lo que sí hay más in­cóg­ni­tas es has­ta dón­de lle­ga­rá Ur­dan­ga­rin a ha­cer su­ya la ver­sión de su exe­ne­mi­go y aho­ra, otra vez, ami­go. Es­pe­cial­men­te, la pre­gun­ta es si, como To­rres, es­ta­rá dis­pues­to a car­gar con­tra la Ca­sa Real pa­ra intentar ex­cul­par­se de to­do por la su­pues­ta su­per­vi­sión que Zar­zue­la y al­tos car­gos muy cer­ca­nos a Juan Car­los I ha­cían de to­do lo que ocu­rría en Nóos. Du­ran­te las dos ve­ces que Ur­dan­ga­rin de­cla­ró en ins­truc­ción es­qui­vó las pre­gun­tas más es­pi­no­sas so­bre es­te asun­to y des­vin­cu­ló por com­ple­to a la Ca­sa Real del ins­ti­tu­to su­pues­ta­men­te co­rrup­to. Sin em­bar­go, aque­llas de­cla­ra­cio­nes fue­ron en el 2012 y el 2013 y en­ton­ces la je­fa­tu­ra del Es­ta­do la os­ten­ta­ba to­da­vía Juan Car­los I y no Fe­li­pe VI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.