El apo­yo de los ne­gros en Ca­ro­li­na del Sur aú­pa a Clin­ton an­te el Su­per­mar­tes

San­ders ne­ce­si­ta ma­ña­na el vo­to his­pano en Te­xas y Co­lo­ra­do pa­ra po­der ha­cer al­go

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - VIC­TO­RIA TO­RO

La vic­to­ria de Hi­llary Clin­ton el sá­ba­do en las pri­ma­rias de Ca­ro­li­na del Sur fue aplas­tan­te. Pri­me­ro por­que la ex se­cre­ta­ria de Es­ta­do le sa­có a su úni­co opo­nen­te, Ber­nie San­ders, ca­si 50 pun­tos de ven­ta­ja pe­ro, qui­zá más im­por­tan­te aún, por­que su­po­ne el gol­pe de efec­to psi­co­ló­gi­co que ne­ce­si­ta­ba Clin­ton. En el pri­mer es­ta­do su­re­ño en vo­tar de­mos­tró que su cam­pa­ña sí es ga­na­do­ra y que tie­ne un apo­yo abru­ma­dor de la po­bla­ción ne­gra y de las mi­no­rías.

En su dis­cur­so tras co­no­cer el re­sul­ta­do, San­ders le qui­tó im­por­tan­cia a la vic­to­ria de Clin­ton: «La no­mi­na­ción no se de­ci­di­rá so­lo en el sur», les di­jo el se­na­dor a sus se­gui­do­res. Pe­ro la fra­se no es mu­cho más que eso, por­que es po­si­ble que la no­mi­na­ción de­mó­cra­ta sí se de­ci­da en el sur, por mu­cho que al de Ver­mont le due­la.

La ven­ta­ja de Hi­llary Clin­ton en­tre los elec­to­res afro­ame­ri­ca­nos fue de seis a uno con res­pec­to a San­ders. En­tre los blan­cos, San­ders la su­pe­ró por muy po­co. Pe­ro en las dos pró­xi­mas se­ma­nas van a vo­tar un buen nú­me­ro de es­ta­dos su­re­ños con ma­yo­ría afro­ame­ri­ca­na y al­gu­nos de los gran­des es­ta­dos con ciu­da­des en las que la po­bla­ción ne­gra es muy gran­de. No hay dis­cu­sión so­bre que la ex­se­cre­ta­ria de Es­ta­do par­te con mu­cha ven­ta­ja. Y en esas pró­xi­mas ci­tas se re­par­ten un al­to nú­me­ro de de­le­ga­dos. Si las pre­vi­sio­nes se cum­plen, el día 15 de mar­zo, tras las pri­ma­rias en Ohio, Flo­ri­da, Illi­nois, Mis­sou­ri y Ca­ro­li­na del Nor­te, la po­si­ción de Clin­ton es­ta­ría tan en ca­be­za que San­ders ya no ten­dría prác­ti­ca­men­te na­da que ha­cer.

Y eso se no­ta­ba ya en los úl­ti­mos días en la cam­pa­ña de la ex pri­me­ra da­ma. Sus co­la­bo­ra­do­res es­tán eu­fó­ri­cos y ella ha vuel­to al ti­po de dis­cur­sos que hi­zo al prin­ci­pio, cuan­do na­die con­ta­ba con la sor­pre­sa de San­ders. Clin­ton ha reanu­da­do es­ta semana pa­sa­da sus ata­ques a los re­pu­bli­ca­nos, so­bre to­do a Do­nald Trump que, al me­nos de mo­men­to, pa­re­ce el can­di­da­to más pro­ba­ble a la no­mi­na­ción. El sá­ba­do en Ca­ro­li­na del Sur la ex se­na­do­ra re­pi­tió una fra­se que se es­tá con­vir- tien­do en su le­ma: «A pe­sar de lo que se oye, no ne­ce­si­ta­mos ha­cer gran­de a Es­ta­dos Uni­dos otra vez. Es­ta­dos Uni­dos nun­ca ha de­ja­do de ser gran­de», di­jo en re­fe­ren­cia al es­lo­gan de la cam­pa­ña de Trump: «Ha­ga­mos gran­de a Es­ta­dos Uni­dos otra vez».

La úni­ca du­da que per­sis­te y que se re­sol­ve­rá ma­ña­na cuan­do vo­ten Te­xas y Co­lo­ra­do es quién ob­ten­drá el apo­yo de los his­pa­nos. Con­se­guir sus vo­tos es la úni­ca op­ción que tie­ne San­ders pa­ra ha­cer al­go el Su­per­mar­tes. Pe­ro la úl­ti­ma en­cues­ta no le dio bue­nas no­ti­cias: el 57 % pre­fie­re a Clin­ton. Pa­re­ce que la de­ci­sión de la ex se­cre­ta­ria de Es­ta­do de apo­yar­se en el le­ga­do de Oba­ma tie­ne más éxi­to que el men­sa­je po­pu­lis­ta de San­ders.

JUS­TIN SULLIVAN

Clin­ton es fa­vo­ri­ta en los es­ta­dos su­re­ños de ma­yo­ría afro­ame­ri­ca­na. En la fo­to, ayer en una iglesia de Memp­his, Ten­nes­see.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.