«En Ga­li­cia se es­tá aho­gan­do a los dis­tri­bui­do­res de be­bi­da»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía -

El co­lec­ti­vo que re­pre­sen­ta a las em­pre­sas ga­lle­gas que dis­tri­bu­yen be­bi­das en los ser­vi­cios hos­te­le­ros de­nun­cia que la ma­yo­ría de sus aso­cia­dos se en­fren­tan a una de­li­ca­da si­tua­ción como con­se­cuen­cia de la es­tra­te­gia de dos gran­des mar­cas que ope­ran en la co­mu­ni­dad. En los pró­xi­mos días acu­di­rán a Com­pe­ten­cia en Ma­drid pa­ra pre­sen­tar de­nun­cia.

—¿Qué es­tá su­ce­dien­do?

—Co­ca-Co­la y Es­tre­lla Ga­li­cia tie­nen un acuer­do se­gún el cuál es­tán pre­sio­nan­do a los dis­tri­bui­do­res pa­ra que ven­dan so­lo sus pro­duc­tos. Y les prohí­ben co­mer­cia­li­zar otras mar­cas con las que lle­van mu­chos años tra­ba­jan­do.

—¿Có­mo han cons­ta­ta­do la exis­ten­cia de es­te acuer­do?

— Muy sen­ci­llo. Es­tán vi­si­tan­do una a una las em­pre­sas y co­mu­ni­cán­do­les lo mis­mo. Su pro­pues­ta es pa­ra em­pe­zar ya el 1 de mar­zo. Y en nin­gún mo­men­to de­jan por es­cri­to las nue­vas con­di­cio­nes.

—¿Se han pues­to en con­tac­to con Co­ca Co­la y Es­tre­lla Ga­li­cia?

—Sí, pe­ro no nos re­co­no­cen como in­ter­lo­cu­to­res. Di­cen que tie­nen de­re­cho a ne­go­ciar di­rec­ta­men­te con sus clien­tes.

—¿Qué es lo que van a ha­cer aho­ra us­te­des?

— He­mos pues­to es­tos he­chos en co­no­ci­mien­to de Com­pe­ten­cia y vamos a pre­sen­tar una de­nun­cia en los pró­xi­mos días.

—¿Qué ga­nan es­tas dos em­pre­sas con es­te pre­sun­to pac­to?

—En ge­ne­ral, una po­si­ción de ma­yor do­mi­nio en el mer­ca­do, ade­más de re­du­cir cos­tes. Co­ca-Co­la es­tá des­pren­dién­do­se de la dis­tri­bu­ción y Ga­li­cia es ade­más un te­rri­to­rio muy dis­per­so. Es­tre­lla Ga­li­cia agran­da­ría sus már­ge­nes con es­ta es­tra­te­gia. En­tre am­bas mar­cas igual su­man el 70 % de la dis­tri­bu­ción de be­bi­das en Ga­li­cia.

—¿Qué con­se­cuen­cia tie­ne el pac­to que de­nun­cian pa­ra las em­pre­sas del sec­tor?

—Estamos ha­blan­do de unas se­sen­ta em­pre­sas que, en mu­chos ca­sos, tie­nen en­tre 12 y 16 tra­ba­ja­do­res, y que se ve­rán abo­ca­das a despedir a la mi­tad de la plan­ti­lla, a des­ha­cer­se de la mi­tad de la flo­ta de vehícu­los y a ce­rrar al­ma­ce­nes y na­ves co­mer­cia­les con las que tra­ba­jan. Estamos ha­blan­do de que un mi­llar de fa­mi­lias pue­den pa­sar mu­chos apu­ros. ¿Qué van a ha­cer es­tos pe- que­ños ne­go­cios con sus al­ma­ce­nes y na­ves? Mu­chos de ellos es­tán aho­ra ba­jo cuan­tio­sas hi­po­te­cas. No des­car­ta­mos otras me­di­das de pre­sión como con­vo­car in­clu­so ma­ni­fes­ta­cio­nes.

—¿Qué ex­pec­ta­ti­vas tie­nen de ga­nar es­te ca­so en las au­to­ri­da­des de Com­pe­ten­cia?

—Muy al­tas. So­bre to­do por­que estamos an­te un ca­so de­ma­sia­do fla­gran­te, de­ma­sia­do bur­do. Son cons­cien­tes de que pue­den pre­sio­nar al dis­tri­bui­dor de for­ma in­di­vi­dual, pe­ro qui­zás no se dan cuen­ta de que so­mos un co­lec­ti­vo or­ga­ni­za­do. No se pue­de em­pla­zar a una em­pre­sa a de­jar co­mer­cia­li­zar un pro­duc­to ba­jo una ame­na­za. La nor­ma­ti­va de Com­pe­ten­cia es cla­ra al res­pec­to. Y no­so­tros estamos con­ven­ci­dos de que se res­pe­ta­rán las re­glas del mer­ca­do.

S. ALON­SO

Ca­rro Ál­va­rez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.