El Ser­gas reali­zó ca­si 90.000 peo­na­das es­te año pa­ra ali­viar las lis­tas de es­pe­ra

Las ci­ru­gías, prue­bas y con­sul­tas ex­tra­or­di­na­rias su­ma­rán 110.000 cuan­do aca­be el 2016

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - ELISA ÁLVAREZ

El nom­bre más téc­ni­co es au­to­con­cer­ta­ción, pe­ro se co­no­cen co­lo­quial­men­te co­mo peo­na­das. Se tra­ta de la ac­ti­vi­dad ex­tra­or­di­na­ria que lle­va a ca­bo el Ser­vi­zo Ga­le­go de Saú­de pa­ra in­ten­tar re­du­cir sus lis­tas de es­pe­ra, e in­clu­ye tan­to ci­ru­gías co­mo prue­bas diag­nós­ti­cas y con­sul­tas con el es­pe­cia­lis­ta. Al ser una me­di­da de ca­rác­ter pun­tual y que no se rea­li­za en el ho­ra­rio or­di­na­rio —sino por las tar­des e in­clu­so en el ca­so de las prue­bas diag­nós­ti­cas du­ran­te los fi­nes de se­ma­na—, se abo­na a los fa­cul­ta­ti­vos a ma­yo­res de su jor­na­da ha­bi­tual.

El cum­pli­mien­to del dé­fi­cit que fi­ja el Go­bierno cen­tral ha per­mi­ti­do a la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma con­tar con una financiación adi­cio­nal es­te año, que en par­te se destinó a la au­to­con­cer­ta­ción, con el ob­je­ti­vo de men­guar la lis­ta de es­pe­ra de la sa­ni­dad ga­lle­ga. Un plan de cho­que de cin­co mi­llo­nes de eu­ros per­mi­tió al Ser­gas sa­car de la lis­ta a 35.000 pa­cien­tes, la ma­yo­ría con ac­ti­vi­dad en los pro­pios hos­pi­ta­les del Ser­gas, aun­que 1.884 ci­ru­gías y prue­bas se hi­cie­ron en cen­tros con­cer­ta­dos.

Pe­ro no fue­ron las úni­cas peo­na­das. En­tre enero y ju­lio, den­tro de la pri­me­ra fa­se de au­to­con­cer­ta­ción ha­bi­tual, se rea­li­za­ron otras 55.381 in­ter­ven­cio­nes, con­sul­tas y prue­bas, lo que im­pli­ca en to­tal 88.430 en los cen­tros sa­ni­ta­rios pú­bli­cos. La ma­yo­ría de la ac­ti­vi­dad se cen­tró en las prue­bas diag­nós­ti­cas y en las con­sul­tas con el es­pe­cia­lis­ta, de­ter­mi­nan­tes pa­ra po­der lle­var a ca­bo des­pués las ci­ru­gías. Se rea­li­za­ron en ho­ra­rio ex­tra­or­di­na­rio 38.808 con­sul­tas y 38.123 prue­bas diag­nós­ti­cas, y 11.499 in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas.

Des­ti­nar un pre­su­pues­to anual a la au­to­con­cer­ta­ción no im­pli- ca que siem­pre con­si­ga re­du­cir­se la lis­ta de es­pe­ra en la mis­ma pro­por­ción. «Las peo­na­das se di­ri­gen a los pa­cien­tes que lle­van más tiem­po aguar­dan­do —ex­pli­ca el di­rec­tor xe­ral de Asis­ten­cia Sa­ni­ta­ria, Jor­ge Aboal—, y no siem­pre se tra­ta del mis­mo ti­po de ci­ru­gías. Si coin­ci­de que tie­nes que ope­rar mu­chas ca­ta­ra­tas, por ejem­plo, pue­des in­ter­ve­nir a más gen­te con me­nos in­ver­sión, pe­ro si de­bes ope­rar mu­chas pró­te­sis de ca­de­ra por­que son los pa­cien­tes más an­ti­guos, ne­ce­si­tas más re­cur­sos pa­ra me­nos per­so­nas», aña­de.

En ple­na se­gun­da fa­se

Además del plan de cho­que que se lle­vó a ca­bo an­tes del ve­rano por la in­yec­ción de fon­dos ex­tra­or­di­na­rios, el Ser­gas rea­li­za siem­pre dos fa­ses de au­to­con­cer­ta­ción a la lar­go del año pa­ra mi­ni­mi­zar el nú­me­ro de per­so­nas que es­tán pen­dien­tes de al­gu­na pres­ta­ción. La pri­me­ra, la más ex­ten­sa, lle­ga has­ta el ve­rano, y la se­gun­da se li­mi­ta prác­ti­ca­men­te a los me­ses de sep­tiem­bre, oc­tu­bre y no­viem­bre, ya que las va­ca­cio­nes y los pe­río­dos fes­ti­vos di­fi­cul­tan que se pro­lon­gue a par­tir de prin­ci­pios de diciembre. Des­de Asis­ten­cia Sa­ni­ta­ria cuen­tan que es­ta se­gun­da fa­se sue­le su­po­ner en­tre un 30 o un 35 % de las peo­na­das, mien­tras que la pri­me­ra cons­ti­tu­ye en­tre el 65 o 70 %. Es­to quie­re de­cir que en es­ta se­gun­da fa­se ha­brá unas 25.000 con­sul­tas, ci­ru­gías o prue­bas más, con lo que en el 2016 se ha­brán rea­li­za­do más de 110.000.

Lo que des­co­no­cen des­de el Ser­gas es si ha­brá nue­vos pla­nes de cho­que pa­ra re­du­cir aún más las lis­tas, ya que de­pen­de de las po­si­bi­li­da­des pre­su­pues­ta­rias de la Xun­ta de Ga­li­cia.

De mo­men­to, la úl­ti­ma ci­fra de de­mo­ra, de ju­nio del 2016, se si­túa en ci­ru­gía en los 61,6 días y en 35,2 días en el ca­so de la pri­me­ra ci­ta con el es­pe­cia­lis­ta. O Sal­nés tie­ne las me­jo­res ci­fras y Po­vi­sa las peo­res. El Con­se­llo Ga­le­go de Bioé­ti­ca, en su in­for­me El conflicto de in­tere­ses en el ám­bi­to de la salud, aler­ta de un es­ce­na­rio en el que po­dría dar­se un po­ten­cial ries­go de conflicto de in­tere­ses con las peo­na­das, si se ha­cen en aque­llos ser­vi­cios que no son efi­cien­tes en su jor­na­da or­di­na­ria. Es­to lle­va­ría a que los pro­fe­sio­na­les, además de no cum­plir con un ren­di­mien­to mí­ni­mo, tu­vie­ran un plus eco­nó­mi­co, ya que la ac­ti­vi­dad ex­tra­or­di­na­ria se rea­li­za fue­ra de la jor­na­da ha­bi­tual. En con­cre­to, avi­san los ex­per­tos en bioé­ti­ca, «po­dría dar­se la pa­ra­do­ja de que es­ta me­di­da no in­cen­ti­ve la efi­cien­cia, si es pro­pues­ta a aque­llos ser­vi­cios que no cum­plen los cri­te­rios es­ta­ble­ci­dos».

Des­de el Ser­gas re­cuer­dan que es­ta ac­ti­vi­dad ex­tra­or­di­na­ria nun­ca se au­to­ri­za sin ana­li­zar pre­via­men­te el ren­di­mien­to. En con­cre­to, de­ben cum­plir va­rios cri­te­rios. «Los pa­cien­tes tie­nen que es­tar en lis­ta de es­pe­ra por pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les, no or­ga­ni­za­ti­vos, y cuan­do se rea­li­za es­ta ac­ti­vi­dad, el rit­mo de la jor­na­da or­di­na­ria de­be ser el mis­mo que el res­to del año», afir­ma Jor­ge Aboal, di­rec­tor de Asis­ten­cia Sa­ni­ta­ria.

Un ter­cer cri­te­rio es que el ren­di­mien­to qui­rúr­gi­co del ser­vi­cio sea óp­ti­mo; es de­cir, que lle­gue al 75 %. Es­te ren­di­mien­to se de­fi­ne co­mo las ho­ras en las que es­tá ope­ra­ti­vo en re­la­ción a las ho­ras to­ta­les. ¿Y qué ocu­rre si un ser­vi­cio no cu­mp­le con es­tos re­que­ri­mien­tos pe­ro tie­ne lis­ta de es­pe­ra ele­va­da? Por­que los pa­cien­tes, ló­gi­ca­men­te, no son res­pon­sa­bles de que no ha­ya un ren­di­mien­to óp­ti­mo, «se ha­bla con el je­fe de ser­vi­cio pa­ra que con­tro­le si fun­cio­nan to­dos los cir­cui­tos, si el ci­ru­jano, el anes­te­sis­ta o el ce­la­dor es­tán a su ho­ra, pe­ro se que­da sin au­to­con­cer­ta­ción por­que, de lo con­tra­rio, se es­ta­ría in­cen­ti­van­do un ser­vi­cio po­co efi­caz», con­clu­ye Aboal.

El Con­se­llo de Bioé­ti­ca ve conflicto de in­tere­ses si la ac­ti­vi­dad se ha­ce en áreas no efi­cien­tes

ED

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.